Dólar Obs: $ 705,41 | 1,24% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 29.462,75
IPC: 0,40%
Compañía extranjera aseguró en un comunicado que sus ejecutivos involucrados en la concertación de precios habrían actuado bajo ""la amenaza de que la compañía sería sacada del mercado por la empresa dominante".
- CMPC y SCA son indagadas en Colombia por presuntas irregularidades
- Gobierno y empresarios condenan el caso: daña confianzas e imagen del país
- Acción de la Papelera anota su mayor caída en cuatro años

- Caso Pollos: Corte Suprema ratifica multa de US$ 60 millones por colusión de las tres principales empresas productoras


Sueca SCA acusa a CMPC de haberla presionado para mantener colusión

viernes, 30 de octubre de 2015

M.Paz Infante y César Sottovia
Economía y Negocios
El Mercurio




Ya están saliendo a flote las primeras versiones cruzadas, tras conocerse el requerimiento en que la Fiscalía Nacional Económica (FNE), acusó a las empresas CMPC Tissue y SCA Chile (ex Pisa) de colusión de precios en el mercado de productos tissue (papel higiénico, servilletas, toalla absorbente y pañales), desde el año 2000 a diciembre de 2011. En este caso, la Papelera accedió al beneficio de exención de multa bajo la figura de la delación compensada, mientras que la sueca, que se autodenunció en segundo lugar, consiguió una rebaja del persecutor a 20 mil UTA (unos US$ 15,5 millones).

Ayer, SCA Chile argumentó en un comunicado que sus ejecutivos involucrados en la concertación de precios habrían actuado bajo "la amenaza de que la compañía sería sacada del mercado por la empresa dominante, haciéndola económicamente inviable".

Fuentes cercanas a la compañía extranjera indicaron que el 3 de abril de este año llegó un oficio de la FNE a las oficinas de SCA Chile (ex PISA), planteando que se estaba llevando a cabo una investigación por colusión en el mercado de productos tissue y que era una de las involucradas. Agregaron que la firma decidió contratar a una empresa extranjera para revisar correos electrónicos, pero no hubo hallazgo de evidencias. También le pidieron a algunos economistas que realizaran estudios financieros, pero tampoco lograron detectar ni actos de colusión, ni problemas de precios.

Las declaraciones de los ejecutivos

Las fuentes indicaron que hasta septiembre no encontraron ningún indicio. Pero, el 25 de ese mes, según detalla el requerimiento de la fiscalía, se llevó a cabo un proceso de incautación en SCA. Acto seguido, el gerente comercial de la firma, Eduardo Hola, quien también fue gerente de ventas de PISA, confesó la colusión, según trascendió. Luego de eso, el ex gerente general de la compañía, Felipe Barahona, quien dejó la firma en 2013, les confirmó que había un esquema de colusión. La conversación con el ex alto ejecutivo de la compañía habría sido clave para confirmar que, supuestamente sólo estos dos ejecutivos de la empresa estuvieron involucrados en el mecanismo de concertación de precios.

Con estos antecedentes, la sueca acudió a la FNE el 7 de octubre para revelar la situación. Pero sin saberlo, CMPC ya se les había adelantado, lo que según cercanos al proceso cayó como un "balde de agua fría" en la compañía extranjera. La Papelera había confesado y solicitado la delación compensada el 27 de marzo. De acuerdo con la guía que regula esta figura, las empresas que acuden a solicitar su aplicación se enteran si otro operador pidió el beneficio sólo en el minuto de la autodenuncia. Por ser segundo SCA sólo pudo obtener que en el requerimiento presentado ante el TDLC se le rebajara la multa.

Sorprendidos, los representantes de la sueca ante el fiscal económico argumentaron que CMPC no podía acceder a la delación compensada. Ellos le aseguraron que ésta fue la empresa que organizó la colusión y que coaccionó a SCA para permanecer en el cartel, condiciones que impiden obtener el beneficio.

Cercanos a la sueca indicaron que tienen evidencia concreta para probar ante el TDLC que sus ejecutivos enfrentaron presiones para mantener el esquema que buscaba elevar los valores de los productos tissue . Agregaron que no hay evidencia que indique que la colusión se haya producido antes de 2006.

CMPC ve lejano un revés en el TDLC

En tanto, fuentes cercanas a la empresa de los Matte manifestaron que ven como un escenario lejano que la CMPC sufra un revés en el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia en el marco del requerimiento presentado por la FNE, en donde la papelera se acoge a los beneficios de la delación compensada como el primer integrante que se autodenunció en este cartel. Explicaron que de acuerdo con la ley, para ello tendría que probarse en este proceso que la Papelera fue la organizadora de la colusión para elevar los precios de los productos tissue . A su vez, SCA tendría que probar que ellos fueron coaccionados para ser parte y a permanecer en el cartel, lo que es muy difícil de concretar.

Al respecto, indicaron que resultaría totalmente inverosímil pretender creer que la dirección de una compañía que lleva más de 10 años operando en Chile - SCA ingresó a la propiedad de la ex Papeles Pisa en 2003- no se enterara que durante gran parte de ese lapso sus ejecutivos fueron "forzados" y "coaccionados" a participar en un esquema colusorio.

También señalaron que es difícil de creer que una multinacional del tamaño de la sueca SCA, con presencia importante en varios mercados internacionales, iba a soportar por un largo período de tiempo presiones para coludirse.

Asimismo, dijeron que resulta inverosímil como explicación que la coacción haya sido ejercida en contra de algunos empleados específicos de la firma y no directamente contra la empresa.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia