Dólar Obs: $ 636,35 | 0,37% IPSA -0,42%
Fondos Mutuos
UF: 27.126,25
IPC: 0,30%
Una de las charlas magistrales del Congreso del Futuro estará destinada al grafeno, el material más versátil y resistente que se ha descubierto, y por qué aún no se ha logrado dominarlo del todo.
- Una pantalla enrollable y televisores con inteligencia artificial destacan en la feria tecnológica de Las Vegas
- Zippedi, el robot chileno que de noche espía los miles de productos del supermercado


El grafeno, el súper material del futuro, está próximo a producirse industrialmente

martes, 09 de enero de 2018

Lorena Guzmán H.
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio




Es el material más flexible, fuerte y ligero que se conoce hasta hoy. Es cien veces más fuerte que el acero y cinco veces más liviano que el aluminio. Desde 2004, cuando se comenzó a trabajar con él, el grafeno no ha perdido su puesto como el súper material del futuro. Filtros para hacer el agua potable, sensores de humedad para Internet de las Cosas y chalecos antibalas más resistentes, son solo algunos ejemplos de la casi infinita gama de aplicaciones que el grafeno puede tener.

Si bien los avances son múltiples, solo recién se está logrando manejar el grafeno para hacerlo estable y así ser utilizado a gran escala. Sobre esto y más hablará Catharina Paukner -directora científica y cofundadora de Cambridge Nanosystems Ltd., empresa que produce grafeno -, en una de las charlas magistrales que tendrá durante el Congreso del Futuro. La cita será el jueves18 a las 16:10 horas, en el ex Congreso Nacional.

Una de las dificultades de trabajar con el grafeno, cuenta Paukner desde Cambridge, en el Reino Unido, es que tiene dos dimensiones, algo que creían iba en contra de las leyes de la física. "El grafeno es el primer material que se logró aislar y que es intrínsicamente bidimensional", dice.

El tener dos dimensiones, agrega, es lo que le da su extraordinario set de propiedades, que incluyen alta resistencia y flexibilidad, peso ligero y conductividad térmica y eléctrica insuperables. Por esto, el universo de aplicaciones es extremadamente amplio, pero aún falta para volverlas tangibles.

"Nuestro trabajo es facilitar su producción masiva, la única forma de que dichas aplicaciones se vuelvan de escala industrial", explica. Así, de a poco, la producción del grafeno de alta pureza y alto rendimiento se está volviendo rentable, lo que está permitiendo desarrollos en sus grandes áreas de aplicación, agrega. "Los sensores -especialmente en sustratos flexibles y que se puedan "llevar puestos", por ejemplo-, el almacenamiento de energía y, lo más nuevo, la generación de esta son parte de las grandes promesas", dice. Los logros vienen por todos lados. Una investigación reciente de la Universidad de Arkansas, en Estados Unidos, desarrolló un mecanismo que permite generar energía con las vibraciones del grafeno. Esto llevaría a crear plantas generadoras de energía microscópicas, cuenta.

Catharina Paukner es cofundadora de una de las empresas que hoy está generando diversas formas de grafeno, tanto para el desarrollo de nuevas aplicaciones como para su uso en utilidades que ya existen. La científica asegura que la investigación es esencial para que el grafeno se pueda llevar a escala industrial. Y las mujeres tienen mucho que aportar en este proceso (la mujeres en la ciencia es uno de los temas del Congreso de este año).

"La diversidad es importante para maximizar el avance en cualquier campo. A mayor diversidad, más amplio es el universo de pensamientos e ideas que se mezclan y más rápido progresará la humanidad", dice.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia