Dólar Obs: $ 698,72 | 0,35% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.814,42
IPC: 0,60%
Casi US$400 millones costaría poner aire acondicionado hoy en todo el Metro

domingo, 29 de julio de 2012

Claudia Ramírez
Economía y Negocios

Sólo para la Línea 1 se requieren US$276 millones.

Si usted se ha subido al metro de Barcelona, recordará la brisa fresca que recorre los vagones en pleno verano. El aire acondicionado es capaz de disipar el calor y la humedad estival del Mediterráneo. Los santiaguinos disfrutaremos de la misma refrescante sensación durante el verano de 2013, cuando entren en operación 126 coches o vagones (para 14 trenes) que Metro de Santiago compró al fabricante español CAF.

El domingo pasado llegaron los primeros nueve coches desde Bilbao y se espera que en octubre de 2013 ya estén todos operando en la Línea 1 (de la estación Los Dominicos hasta Neptuno).

El plan del Metro es climatizar completa la Línea 1 (con los nuevos vagones y la reconversión de 260 coches antiguos) y cerca del 60% de la suma de las líneas 2 (La Cisterna-Vespucio Norte) y 5 (desde Plaza Maipú hasta Vicente Valdés).

El objetivo es "mejorar el confort del pasajero", que éste perciba que la temperatura interior del tren es inferior a la que encontrará en la estación, explica Luis Giralt, director para América Latina del Área Internacional de CAF.

La temperatura ideal para el metro en verano es de 25ºC con una humedad relativa de 50%, pero llegar a esa temperatura "significa demasiada energía adicional", dice Roberto Santander, jefe de carrera de Ingeniería de Ejecución en Climatización de la Universidad de Santiago. Así, "los fabricantes consideran adecuado 28ºC", agrega.

¿Cuánto cuesta este "lujito"? El precio depende del tipo de equipo y "la fuerza" que deba tener para conseguir enfriar el ambiente, según los expertos.

En Metro explican que los 126 coches -con aire acondicionado, incluido impuestos, y una serie de elementos que permiten su funcionamiento como el reforzamiento de la subestación eléctrica, ventilación forzada en túneles y estaciones, diseño- cuestan US$226 millones. Para climatizar los 260 vagones restantes de la Línea 1 (y abarcar el 100%) hay un presupuesto adicional de US$50 millones.

A partir de esas dos cifras (los US$226 millones de los vagones nuevos y los US$50 millones para 260 antiguos) y haciendo un ejercicio simple, el costo de ponerle aire a todo el Metro (líneas 1, 2, 5, 4 y 4A) sería de US$392,8 millones. Esto es, 10 "Alexis Sánchez" (su pase costó cerca de US$40 millones al FC Barcelona) y poco menos de la mitad del Costanera Center, cuyo presupuesto ronda los US$1.000 millones.

¿Cómo llegamos a la cifra? Es la suma de incorporar coches nuevos a la Línea 1, que entre otras prestaciones tienen refrigeración, y de incluir equipos de climatización al resto de todos los vagones en uso, tomando como base el presupuesto de US$50 millones para un "paquete" de 260 vagones.

En el detalle, climatizar la Línea 1 completa costaría US$276 millones; las líneas 2 y 5, con sus 392 coches, costarían US$75,3 millones y las líneas 4 y 4A, con 216 vagones, US$41,5 millones.

El cálculo supone que los costos de climatización serían parejos (los mismos US$ 50 millones para "paquetes" de 260 vagones) y considera a Línea 4 (Tobalaba - Plaza Puente Alto) y 4A (Vicuña Mackenna - La Cisterna), que hoy no están en los planes. Además, incluye a todos los vagones en uso, algo que habría que revisar según los expertos.

Europa a la delantera
Las experiencias en refrigeración de vagones de metro son variadas. En Europa hay metros con más de un siglo de historia por lo que nos llevan décadas de ventaja.

La tendencia en ciudades europeas es que convivan los vagones climatizados y no climatizados, de manera que cuando un coche cumple su vida útil es reemplazado por uno nuevo que ya tiene "aire". La razón es el costo. "Es más caro adaptar un equipo de aire acondicionado a un vagón ya existente que a uno en construcción. En este último, se diseñan todas las perforaciones del vagón para que lleve aire acondicionado, mientras para un vagón ya existente hay un trabajo y un costo adicional de hacer esas perforaciones", explica Francisco Miralles, miembro de la Cámara Chilena de Refrigeración y Climatización.

Un punto adicional a considerar es lo que demora la instalación de equipos en los vagones ya existentes. Un coche al que se le instala "aire" puede estar como mínimo de 10 a 15 días fuera de circulación, dice Miralles.

También se refrigeran las estaciones
La preocupación por refrigerar el metro también se extiende a las estaciones. En el metro de Santiago desde 2007 funciona un sistema de ventiladores con nebulizador, que tiene "pares" en otras partes del mundo.

En Barcelona usan desde 2008 un sistema similar, basado en agua nebulizada.

Francisco Pérez, director de operaciones Cobertia, la compañía que instaló el sistema en Plaza España, una estación subterránea del Ferrocarril de Barcelona, asegura: "nuestro sistema cuesta cerca de 250.000 euros, mientras un equipo de frío convencional cuesta 1 millón de euros".

Cifras1.093
es la flota total de vagones de Metro a fines de 2013, considerando los coches españoles.

5% a 15%
es el aumento estimativo del precio de un vagón nuevo con climatización respecto de uno nuevo sin el sistema, según CAF.

US$75,3 millones
es el valor aproximado de refrigerar los 392 coches de las líneas 2 y 5. El proyecto actual considera refrigerar cerca del 60% de ambas líneas.

US$41,5 millones
es el costo estimativo de climatizar los 216 vagones de líneas 4 y 4A, que hoy no están en los planes de Metro.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia