Dólar Obs: $ 683,41 | -0,11% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.869,94
IPC: 0,60%
Videojuegos y cómics ganan terreno en las exportaciones chilenas

lunes, 14 de mayo de 2012

Lina Castañeda
Economía y Negocios

Las firmas Gree y Square Enix estuvieron en el último Encuentro Exportador, prospectando el mercado con el interés de adquirir una empresa de videojuegos.

Más allá del cobre, frutas, salmón y vinos, comienzan a ganar terreno exportaciones chilenas no tradicionales de mayor valor agregado, entre las cuales están los servicios de ingeniería y arquitectura, videojuegos, cómics y medicamentos. Se trata de productos que se posicionan como favoritos en las ferias internacionales donde ProChile realiza sus labores de promoción.

El Departamento de Comercio de Servicios de la institución, a cargo de Osvaldo Marinao, está enfocado en incorporar empresas y sectores innovadores. Dispone de una plataforma donde se exportan servicios relacionados con los cómics donde hay más de 1.500 personas naturales que ofrecen sus servicios.

Los videojuegos son otro sector muy activo que llevan adelante empresas de gente muy joven que están exportando a mercados relativamente complejos como China o Estados Unidos. "Es gente que maneja los códigos de plataformas virtuales y telefonía móvil. Muchas de esas exportaciones se hacen vía internet o a través de distribuidores de distintos productos de entretenimiento. Por ejemplo, sale una serie de televisión y se vende el DVD, el cómic y el videojuego", explica Marinao.

Los juegos que se desarrollan en Chile son para distintas consolas, como Wii y Xbox. En marzo, cinco exportadores chilenos participaron en la feria especializada de videojuegos Games Developers Conference (GDC) en San Francisco, Estados Unidos, en un stand de ProChile que se ubicó frente al de Google y al lado de Blackberry. Llegaron 50 empresas extranjeras interesadas en las empresas chilenas.

Epig Games es la empresa chilena que desarrolló el juego más bajado en iPhone el año pasado y hoy son siete los títulos protagonizados por el cerdito Eddie. En total han logrado un millón de descargas y sus aplicaciones han sido "Top One" en 16 países, y descargas con éxito en 75 de los 90 países donde la App Store tiene sucursal. En 2011, la empresa DNA, una de las más grandes del mundo en videojuegos, adquirió la empresa chilena Atakama Labs. Y al Encuentro Exportador Enexpro 2012, que recientemente realizó ProChile, vinieron representantes de Gree, una de las firmas más grandes del rubro en Japón, focalizada en videojuegos para telefonía móvil y con alrededor de 190 millones de usuarios en el mundo. También estuvieron representantes de la empresa Square Enix. Ambas prospectaron el mercado con el interés de adquirir una empresa de videojuegos, dice Marinao.

Pablo Gorigoitía Castro, presidente de la Asociación Gremial de Empresas Desarrolladoras de Videojuegos de Chile, tiene una empresa que está trabajando con Estados Unidos y Japón, pero señala que otras compañías del ramo están trabajando con una cobertura más global.

Hay más de 20 empresas en Chile desarrollando juegos. Entre los más exitosos están el Zenoclash y Rock of Ages para consola y el de Epig Games. "Cuando alguien quiere desarrollar videojuegos en Chile, está amarrado a la exportación. No existe una industria local de desarrollo de videojuegos para el mercado del entretenimiento", apunta Gorigoitía.

Después de desarrollar en 2010 juegos para empresas chilenas, por ejemplo para Nestlé (Chocapic), la empresa Mazorca Estudios consiguió el año pasado un "inversionista ángel". Cambió su nombre por el de IguanaBee y empezó a crecer y a vender en el extranjero. "Estamos abriendo negocios para comercializar nuestros juegos y otros juegos latinoamericanos en China, gracias a los programas de apoyo de Corfo y ProChile", cuenta Daniel Winkler, uno de los dueños de IguanaBee y vicepresidente de la Asociación Gremial.

Su empresa estuvo en la feria GDC en San Francisco y hoy está a punto de cerrar importantes contratos con juegos "estrella". Se trata de un juego con geolocalización y otro que sólo tiene audio 3D y nada de imagen. "Uno cierra los ojos, se pone los audífonos, pueden jugar incluso las personas no videntes", precisa Winkler y recomienda ver el demo en el sitio web de la empresa.

En videojuegos Chile está exportando US$ 6 millones al año y se espera llegar a US$15 millones en 2015, señala Marinao.

También destaca el área de tecnología de la información (TIC), cuyas exportaciones en 2011 superaron los US$ 140 millones, con un crecimiento promedio de 9% en los últimos cuatro años. En este ámbito está el desarrollo de software y los llamados "integradores chilenos" que prestan solución a empresas latinoamericanas, por ejemplo, en la administración del sector retail , manejo de inventarios, lo cual incluye software , hardware y consultorías.

En el caso de la arquitectura, los profesionales chilenos han optado por China y tienen en mente India, por el desarrollo de grandes proyectos.

CifrasUS$6 millones exporta Chile en videojuegos, y la meta es alcanzar US$15 millones en 2015.

64
empresas cuentan con certificación religiosa Halal para exportar productos a países islámicos.

US$140 millones
anuales exporta la industria chilena de tecnologías de información.


Firmas chilenas llegan a Vietnam y al sudeste asiático Laboratorio Recalcine invirtió US$17 millones en un laboratorio en Mekong, Vietnam, y está produciendo para abastecer el mercado local y exportar a los países vecinos y quizás también hasta Sudamérica. La oficina comercial de ProChile en el sudeste asiático está localizada en la ciudad Ho Chi Min o ex Saigón, y está a cargo de Jaime Rivera.

Otra empresa chilena en Vietnam es Tiaxa, la que junto con las telefónicas locales presta servicios de mensajería y microcrédito a los celulares. El 80% de los celulares son allá de prepago y cuando se quedan sin saldo recurren a este microcrédito.

Hoy día, Chile compite en Vietnam a la par con Francia en exportaciones de vino, y el salmón está logrando allí una importante penetración al igual que en Singapur y Malasia. Pero Rivera dice que hay perspectivas para otros negocios no tradicionales, como las cadenas de farmacias, que no existen en Vietnam, o para tiendas de conveniencia tipo Big John; bencineras, empresas inmobiliarias y servicios de asesoría, por ejemplo, en sistemas de riego, siembra, cosecha, cadenas de frío y presentación de la fruta.

El agregado comercial hace especial mención de los productos Halal, una certificación religiosa para los productos del mundo islámico que tiene gran mercado en Malasia y en el Medio Oriente en general, con un potencial de consumo de 2.000 millones de musulmanes. Hace cuatro años ProChile comenzó a trabajar el tema con el Centro Islámico y las empresas, y hoy día hay 64 firmas que cuentan con la certificación. "La mayor parte de los productos alimenticios son "Halal", que significa permitidos, pero los productos más procesados se tienen que certificar, por ejemplo, si se trata de una jalea, que no tenga hueso de animal y menos de cerdo. Si un producto necesita un espesante, Centro Islámico le dice qué usar, puede ser agar-agar u otro", explica Rivera.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia