Dólar Obs: $ 665,41 | 0,17% IPSA 0,25%
Fondos Mutuos
UF: 26.554,35
IPC: 0,40%
SKBergé prevé entrar a dos nuevos países y elevar ventas a US$2 mil millones anuales

lunes, 29 de agosto de 2011

Marco Gutiérrez
Economía y Negocios

La compañía, que este año facturará unos US$1.300 millones, invertiría al menos unos US$100 millones en los próximos cuatro años. No descarta adquisiciones.

SKBergé ya tiene la mirada puesta en 2015. El grupo automotor, integrado por la española Bergé Automoción (60%) y la chilena Sigdo Koppers (40%), pretende, a esa fecha, haber ingresado a dos nuevos países con ventas de vehículos nuevos, que se sumarían a sus actividades en Argentina, Colombia, Perú y Chile.

Una de las opciones es comercializar nuevamente autos en México, nación donde se transan cerca de un millón de cero kilómetros cada año y donde hasta fines de 2010 representaron a Fiat. Hoy sólo mantiene una oficina comercial. "También estamos estudiando otros mercados interesantes", afirmó el gerente general de SKBergé, Francisco Javier Errázuriz Domínguez.

Otra de las apuestas dentro de cuatro años es elevar su facturación total -sumando todos los países- hasta los US$2 mil millones anuales, desde los US$1.300 millones que prevé alcanzar en 2011, lo que significaría un incremento de 54% en ese lapso. Para esto debería aumentar la venta de automóviles desde las actuales 60 mil unidades hasta los 100 mil vehículos al año.

Para concretar esta expansión, la firma invertiría al menos unos US$100 millones a 2015, estimó Francisco Javier Errázuriz, hijo de Juan Eduardo, presidente del directorio de SK.

Si bien el ejecutivo precisó que aún están trabajando en la planificación estratégica para los próximos años, reconoció que la inversión prevista podría aumentar si se encuentran con buenas oportunidades como, por ejemplo, para adquirir una compañía automotriz.

Además, indicó que el grupo combinaría expansión orgánica y compras en el futuro.

Planes en el exterior
En Chile, el grupo representa a Ferrari, Maserati, Alfa Romeo, Fiat, Chrysler, Jeep, Dodge, SsangYong, MG, Mitsubishi, Chery y Tata. En marzo espera comenzar en el país la venta de Infiniti, marca de lujo de la japonesa Nissan, para lo cual está invirtiendo US$ 6 millones en la construcción de un local en Lo Barnechea, que se transformaría en uno de los más importantes de la región.

Otra de las inversiones de SKBergé en los últimos 12 meses fue la que realizó para ingresar a Colombia en 2010 con la representación del grupo Chrysler. En ese mercado -que este año vendería 325 mil vehículos-, el grupo busca replicar el modelo chileno, tomando la representación de varias marcas.

En Perú, la firma está desde el año 2000, cuando ingresó con Kia, pero ahora se han sumado Chery, MG, Fiat y Alfa Romeo. Comenzaron vendiendo apenas 250 unidades, pero este año esperan conquistar el 15,5% de esta industria que registraría 130 mil vehículos nuevos vendidos.

Errázuriz asegura que quieren continuar en el mercado argentino, donde distribuyen Kia. Esto, pese a que han tenido que compensar sus importaciones de automóviles con acuerdos comerciales con exportadores transandinos, debido a que así lo exigen normativas de ese país.

"Nos podemos ajustar a crisis externas"En noviembre próximo, la compañía terminará de desembolsar los US$ 60 millones que consideró su último plan de inversión anual. Esos recursos se destinaron a la construcción de una bodega de repuestos en el centro logístico que posee en el sector de El Noviciado. Ahí, además, crecieron con cinco hectáreas nuevas para almacenaje.

Igualmente, en enero pasado subió su participación del 11% a 49% en Santander Consumer Chile, dedicada al financiamiento de autos y bienes de consumo.

Con relación al impacto sobre el negocio que puede generar la volatilidad de los mercados externos y la situación política social de Chile, Francisco Javier Errázuriz comentó que "SKBergé es capaz de ajustarse a entornos distintos o crisis externas. Estamos bien preparados si el ambiente se pone adverso".

De todos modos, no advierte que esté sucediendo una situación similar a la que ocurrió en 2008 a raíz de la crisis financiera. Recordó que ese año, en un periodo de cuatro meses, las ventas del mercado local se redujeron a la mitad.

Errázuriz estimó que este año en Chile se comercializarán cerca de 325 mil a 330 mil unidades nuevas, un nuevo récord para la industria.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia