Dólar Obs: $ 682,31 | -0,17% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.881,05
IPC: 0,60%
Precios de la banda ancha en Chile más que duplican el promedio de los países ricos

miércoles, 25 de noviembre de 2009

JOSE TRONCOSO OSTORNOL
Economía y Negocios

Valor de entrada supera los US$51 mensuales, mientras que la media de los países de la OCDE es de US$21. Mientras en los países del bloque cerca del 60% de los hogares tiene acceso a internet, en Chile la cifra se empina apenas al 35%, según datos del Gobierno.

A mediados de diciembre, Chile concretaría su ingreso al club de los países más desarrollados del mundo, los cuales están agrupados en la OCDE. Y si bien el país se está preparando para cumplir con una serie de estándares, hay uno en que estamos muy atrasados: la penetración de la banda ancha en los hogares.

Mientras en los países del bloque la penetración supera en la mayoría de los casos el 60%, en Chile sólo el 35% de los hogares tiene conexión, según datos del Gobierno a junio de este año.

Esto, dicen los expertos, se debe al alto precio de la internet en el país: los valores de entrada para banda ancha en Chile más que duplican el promedio de los países ricos.

En efecto, según las últimas cifras publicadas por la OCDE, al considerar el precio de entrada (el más bajo) en cada país para acceder a internet a una velocidad de 1 mega, el menor valor se encuentra en Turquía, con US$ 8,45 mensuales, ajustando por paridad de poder de compra. La media de los treinta países más desarrollados es de US$ 21.

Los motivos
Como contrapartida, en Chile la tarifa de entrada es de US$ 52. Esto, sin considerar modalidades de planes de dos o más productos, lo que reduce la facturación total. En la industria se destaca que éstas son cifras de fines del año pasado. Afirman que hoy se pueden encontrar en el país planes de banda ancha desnuda (sólo internet) por entre US$ 30 y US$ 40 mensuales.

Con todo, según Cristián Rojas, director ejecutivo de la consultora Regulación y Mercados, en los países más desarrollados hay más redes que compiten por los clientes. "Eso hace que las conexiones sean más baratas", sostuvo.

A juicio de Jorge Atton, director de Telecomunicaciones de la Fundación País Digital, las diferencias en los precios se deben principalmente al costo que significa para las empresas los enlaces internacionales.

"En Chile, por la ubicación geográfica del país, el costo del enlace internacional a internet es muy superior a países de Europa o Norteamérica (cerca de unas 5 veces superior)", dice el también gerente general de Telefónica del Sur.

Agrega que mientras en EE.UU. y Europa el precio por megabit es de US$ 25, en Chile este valor alcanza los US$ 200, "lo que hace que los planes más económicos que podemos encontrar para velocidades de 1,2 megabit por segundo tengan valores que rondan los US$ 30".

Frente a esto, el ejecutivo es categótico: "El valor del enlace internacional es un factor que incide directamente en el precio de las conexiones a banda ancha en Chile, gatillado, además, porque la mayor parte del contenido se encuentra alojado en servidores de Estados Unidos y Europa".

La visión del Gobierno
No obstante, el subsecretario de Telecomunicaciones, Pablo Bello, destaca que "Chile está creciendo en banda ancha en forma más acelerada que muchos de los países de la OCDE".

"Los precios están yendo hacia la baja de forma importante. Además, en el año 1996 teníamos una velocidad promedio de 700 kbps; hoy tenemos una velocidad promedio sobre 2 megas por segundo", afirma.

"No tenemos una banda ancha mediocre como algunos quieren sostener. Sin duda, hay muchos desafíos por delante, tenemos que seguir avanzando en competencia para que los precios vayan a la baja. Pero lo importante acá no es la foto, sino que la tendencia. Y la tendencia en Chile es, sin duda, positiva", agregó el subsecretario.

-¿Es una opción la desagregación de redes para generar mayor competencia?
"En Estados Unidos no existe desagregación de redes. Lo que hay son esencialmente dos o tres empresas en cada una de las ciudades o estados que proveen acceso a internet, y ese modelo de competencia es distinto del modelo europeo, que está basado esencialmente en empresas estatales o recientemente privatizadas, que son esencialmente monopólicas. Son realidades totalmente distintas, y uno no puede aplicar un copy and paste a una política regulatoria de un país sin tomar en consideración sus particularidades", afirma Bello.

Inversión público-privada para el desarrollo de nuevas redes
"Obviamente, falta regulación para proteger a los consumidores, pero la tendencia es mayor velocidad de banda ancha a menores precios", afirma el subsecretario de Telecomunicaciones, Pablo Bello (en la foto).

"En Chile tenemos una red de cobre (...) y sobre esa red de cobre es imposible acceder a mayores velocidades. Lo que Chile requiere es más inversión en la construcción de redes y más competencia", afirma la autoridad.

Es por esto que Bello afirma que "lo que se requiere en Chile es hacer un gran esfuerzo público-privado, donde exista compartición de infraestructura".

Sostiene que es muy distinto "hacer una red de fibra óptica que sea compartida entre los operadores" a plantear que "debe desagregarse la red de un operador en particular".

Bello adelanta que en las próximas semanas se hará público un estudio que está llevando a cabo la consultora Análisis, que recomienda hacer proyectos compartidos entre los sectores público y privado.

"Obviamente, creemos que deben existir más recursos públicos en esta dirección y posiblemente con instrumentos regulatorios que sean más flexibles como el que tenemos actualmente, como es el fondo de desarrollo de las telecomunicaciones", precisó. "El problema no está en los segmentos altos o medios, está en los segmentos menos rentables desde el punto de vista privado", agregó.

El punto de vista de los expertos


Alberto Mordojovich, Gerente general Magenta & RedVoiss
"La venta atada de banda ancha con telefonía fija está marginando a más de dos millones de familias chilenas que no tienen $25.000 mensuales para ambos servicios, pero que perfectamente podrían tener banda ancha desnuda por $10.000 al mes. Cuando eso pase, podremos empezar a pensar en subsidiar a quienes no puedan pagarla. De los países de la OCDE, sólo México no tiene desagregadas las redes de Telmex, los otros 29 países ya lo han implementado. Chile será el segundo sin desagregación".

Juan Vásquez, Vicepresidente Productos y Estrategia VTR
"La penetración de la banda ancha en Chile es la más alta de Latinoamérica. Es menor en relación con los países de la OCDE, porque en general se trata de países más ricos (...). En los países de la OCDE se pueden ofrecer planes de internet con velocidades altas, porque los costos asociados, como el enlace internacional, son considerablemente menores. Como el contenido está alojado, precisamente, en estos países más desarrollados, para ellos el costo del enlace internacional no es relevante, a diferencia de Chile".

José Miguel Torres, Gte. de Innovación y B. Ancha de Movistar
"La OCDE calcula la penetración por habitante. Esta medida tiende a entregar una visión de mayor penetración en países cuyos hogares tienen menos habitantes por hogar. Sin embargo, lo que se observa en el mercado es que la banda ancha fija es un servicio que se comparte en la casa ya sea con múltiples usuarios de un computador o con varios computadores conectados en red. Al considerar esta realidad, se puede observar que la penetración por hogar en Chile es cercana a países como Hungría, España y Francia".

Jorge Atton, Director de Telecomunicaciones Fundación País Digital
"En Chile, por la ubicación geográfica del país, el costo del enlace internacional a internet es muy superior a países de Europa o Norteamérica, cerca de unas 5 veces superior (...). Un ejemplo claro de esta incidencia internacional en el precio es la oferta de banda ancha libre o "gratis" de algunos ISP (Internet Service Providers) en Chile, donde se puede navegar en sitios .cl de manera "gratuita", sólo necesitando una conexión telefónica".


 Imprimir Noticia  Enviar Noticia