Dólar Obs: $ 710,63 | -0,18% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.973,25
IPC: 0,20%
Forestales chilenas recurren a Cancillería por nueva ayuda fiscal a industria de celulosa en EE.UU.

viernes, 30 de octubre de 2009

Fernando Vial R.
Economía y Negocios

Pese a que el 31 de diciembre próximo expira el actual subsidio que reciben las compañías estadounidenses del rubro, la Casa Blanca implementará desde 2010 un beneficio tributario que triplicaría la ayuda.

La inquietud de las principales forestales chilenas, Arauco (Angelini) y CMPC (Matte), a propósito de los subsidios que Estados Unidos entrega a sus productores de celulosa, estaría lejos de terminar.

El próximo 31 de diciembre expirará el beneficio que reciben las compañías estadounidenses que producen celulosa en ese país por mezclar un subproducto de la fabricación de pulpa denominado "licor negro" con un 0,01% de petróleo, subsidio que podría ser reemplazado por un beneficio más alto.

Hasta ahora, en Estados Unidos las forestales reutilizan como combustible la citada mezcla, pero en calidad de biocombustible, con lo cual las empresas pueden obtener el mencionado subsidio, que durante este año implicaría recursos por unos US$ 8 mil millones para las firmas.

Sin embargo, el pasado 3 de junio, la autoridad tributaria estadounidense, el Internal Revenue Service (IRS), dictó un memorando legal -que fue hecho público durante la semana pasada- en que se señala que una vez que termine el actual subsidio comenzará a operar un crédito tributario que permitirá a las forestales de ese país obtener beneficios aún mayores.

La ayuda del gobierno de Estados Unidos, indicaron forestales locales, implicaría la entrega de US$ 1,01 por galón de combustible -con el subsidio era de US$ 0,5 por galón- a las empresas productoras de celulosa que generen utilidades y que utilicen la citada mezcla de combustibles en su producción. Según estimaciones de especialistas, cuando termine la vigencia de la nueva modalidad, el 31 de diciembre de 2012, las empresas habrán recibido beneficios por más de US$ 25 mil millones.

En la Corporación de la Madera (Corma) dijeron que estudian la medida junto con la Dirección de Relaciones Económicas de la Cancillería (Direcon) -a la que acudieron a comienzos de semana-, y que lo más probable es que el tema sea llevado ante la Comisión Administradora del Tratado de Libre Comercio entre Chile y EE.UU.

"Nos preocupa una situación de esta naturaleza, porque al igual que con el caso anterior, las reglas dejan de ser claras y hay una competencia desleal", dijo María Teresa Arana, gerenta general de la Corma.

El subsidio que expira en diciembre
Desde 2005 que funciona una ley en EE.UU. para fomentar el uso de combustibles alternativos. Pero recién en diciembre de 2008, y debido a la crisis internacional y a la baja en el precio de las materias primas, los productores de celulosa y papel de ese país decidieron acogerse a la normativa.

Sólo por el hecho de elaborar pulpa con una mezcla del denominado "licor negro" con el 0,01% de petróleo, las compañías estadounidenses abiertas a la bolsa recibieron del Estado cerca de US$ 3 mil millones durante el primer semestre del año, tiempo que utilizaron las cancillerías de una multitud de países -entre ellos Chile- para presionar a los legisladores estadounidenses para que se cumpliera con el plazo estipulado en la ley y no se extendiera el subsidio más allá del 31 de diciembre de este año.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia