Dólar Obs: $ 674,04 | -0,55% IPSA -1,34%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
La veta empresarial de la familia Pellegrini

domingo, 07 de junio de 2009

AZUCENA GONZÁLEZ y PABLO TIRADO
Economía y Negocios

Emilio, el padre del nuevo DT del Real Madrid, tuvo un próspero negocio inmobiliario entre los años 50 y 70. Sus hijos han heredado su perfil emprendedor.





Hace unos 30 años, cuando Manuel Pellegrini acababa de egresar de ingeniería civil con mención en construcción de la Universidad Católica, combinaba su pasión por el fútbol con el negocio inmobiliario que su padre, don Emilio Pellegrini Portales, había levantado en Chile. Pero el fútbol podía más y previendo el padre que su hijo sólo quería dedicarse a este deporte, le decía: "Pero Manuel, cómo vas ser entrenador de fútbol. No vas a ganar un peso y te vas a morir de hambre. Por qué no trabajas en tu profesión, que es ser ingeniero civil", recuerda un cercano.

Pero Manuel, que ya contaba con unos 27 años, contestaba: "Papá yo saqué la ingeniería para darte en el gusto a ti y me ha ayudado mucho en tener una buena preparación. Pero a mí me gusta el fútbol. Voy a ser entrenador y vas a ver que voy a llegar a Europa y voy a entrenar un equipo grande, como el Real Madrid".

Pero antes, mucho antes de que sus palabras se volvieran realidad -cuando comenzaba su carrera como entrenador- ya se vislumbraba su faceta empresarial: participó como financista en la compra de casas antiguas, que luego se refaccionaban y vendían. El negocio era gestionado por su hermano Pablo, arquitecto. Manuel desarrollaba esta veta a través de Mipa, la misma sociedad que canalizó los contratos de asesoría y publicidad cuando el ingeniero hizo spots para AFP Cuprum.

Su último proyecto antes de comenzar el periplo que lo llevaría a convertirse en el entrenador del equipo más importante del fútbol mundial -con un contrato por dos años, estimado en US$ 14 millones- fue ligado al deporte de su vida.

En compañía de su amigo Arturo Salah -al igual que él, ex DT de la Universidad de Chile- y del dirigente deportivo Humberto Lira, instaló en Lo Barnechea el complejo deportivo El Refugio (ver nota relacionada).

Diversificado clan
Oriundo de la Toscana en Italia, fue el abuelo Julio Pellegrini quien emigró a Chile hace ya más de 100 años. Su cuarto hijo, Emilio Pellegrini Portales dio origen a Constructora y Arquitectura Pellegrini, compañía a través de la que gestó una nutrida cartera de obras en Santiago, Valparaíso y Concepción entre los años 50 a 70. "Llegó a tener en obra 14 edificios en forma simultánea", dice un conocedor, quien explica que, por ejemplo, gestó varios de los edificios del parque Bustamante y, en Viña del Mar, los que están frente al Cap Ducal.

Emilio -hoy de 91 años y retirado de los negocios- tuvo 8 hijos, quienes han desarrollado distintas facetas en el ámbito profesional. "Bien aclanados familiarmente, pero no de negocios conjuntos", como resume un cercano.

Pablo, el arquitecto, fue el encargado de continuar los negocios de construcción. Hoy, además, prepara una candidatura a diputado como independiente y un proyecto deportivo para jóvenes de escasos recursos en el que espera contar con el apoyo de Manuel.

Juan José es empresario audiovisual. A través de Vidart se ha dedicado a la producción televisiva y fotográfica. Además hace programas y segmentos publicitarios para canales y hasta videos de entretenimiento para los vuelos de LAN. En el pasado también fue locutor de radio y conductor TV.

María, radicada en Rancagua, ha desarrollado sus propios negocios familiares en esa zona vinculados al consumo masivo. En el pasado fue representante en la región de Village, la tienda de tarjetas de saludos y peluches. Con otra marca, hoy sigue vinculada al rubro. Además, junto a su marido Eduardo Mery, gestionan la Sociedad Comercial Mery Pellegrini, a través de la que distribuyen vinos, cervezas y bebidas en la VI Región.

Los Pellegrini también destacan en las altas esferas empresariales. Emilio, el mayor de los hermanos hombres, es vicepresidente del directorio de Colbún, mientras que Pedro, el menor, es abogado y que en el pasado trabajó en Carey, Citicorp y Embotelladora Andina. Hace un año, es parte del estudio Guerrero, Olivos, Novoa y Errázuriz.

Completan la lista Silvia, decana de la Facultad de Comunicaciones de la UC, y María Elisa, licenciada en Historia del mismo centro.



 Imprimir Noticia  Enviar Noticia