Dólar Obs: $ 681,17 | 0,35% IPSA 0,19%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
La historia de Jesús Diez Martínez: De relojero a fundador de Tur Bus

miércoles, 08 de abril de 2009

C. Ramírez y R. Barría
Economía y Negocios Online, El Mercurio

Definido por sus cercanos como "un hombre que se hizo solo", el fallecido empresario, compró en 1948 su primera góndola. Hoy la empresa tiene una flota de más de 1.000 buses.

El fallecido empresario Jesús Diez Martínez fue multifacético. Llegó a los tres meses de vida a Chile desde La Rioja, España. Sus padres se instalaron en la Región de O"Higgins, la que sería la cuna de sus negocios. Partió como relojero, pero Luis Droguett, dueño de una góndola -antiguo bus que viajaba entre San Francisco de Mostazal y Rancagua- le mostró las bondades del negocio: En 1948 compró su primera máquina.

"Don Jesús", como le decían sus colaboradores y amigos, no terminó sus estudios, porque la difícil situación económica por la que pasaba su familia lo obligó a trabajar desde muy joven. Pero según sus cercanos fue un hombre que se hizo solo. "Mi principal formación la constituye la escuela de la vida y las enseñanzas de mi padre, un labrador de la Villa de Ventrosa", reconoció en 1997 cuando recibió el premio al empresario del año de Icare.

En 1957 fundó Jedimar (acrónimo de su nombre), compañía que hacía recorridos entre La Ligua y Colchagua. Ocho años después dio el "gran salto" y compró Tur Bus, lo que le permitió hacer recorridos entre Santiago y Valparaíso. Óscar Madrid, jefe de unidad servicio de Tur Bus Cargo, llegó por esta época a la compañía. "Fue un jefe de puertas abiertas, que iba al patio a conversar con los mecánicos", dice el funcionario con más de 40 años trabajando en la firma.

La década de los setenta no estuvo exentas de inconvenientes para Tur Bus. Madrid recuerda que a él junto con otros empleados decidieron defender los buses de protestas y "tomas". "Personas ajenas a la compañía se querían tomar las máquinas. Hicimos turnos para vigilar, incluso de noche, porque sentíamos que teníamos una empresa que defender", cuenta. En esa misma década se integró a la compañía su hijo y sucesor Jesús Diez González, actual presidente de Tur Bus, y un año después Fernando Fernández, gerente general y yerno de Martínez.

Junto con su hijo Jesús, con quien también comparte su afición por los autos antiguos, Diez Martínez inició la expansión de la compañía. Además, adquirió firmas independientes de buses, también de propiedad de la familia: Cóndor Bus, Jac, Buses Bío Bío, Buses al Sur, Tas Choapa, Flota Barrios e Inter Sur.

Sereno en la adversidad, Diez Martínez no fue ajeno al difícil momento que atravesó la compañía con el accidente de Tinguiririca en 2006. José Miguel Donoso, gerente general de Klassik Car, vinculada a la familia, recuerda que el accidente "marcó muy profundamente a la familia", y agrega que Diez Martínez mantenía relaciones cercanas con sus trabajadores, "los conocía por su nombre".

Pero no todo fue buses para Diez Martínez. También apoyó a su familia en otros negocios.

Leche y aviones

En 1989 y en una sociedad con el empresario Gonzalo Martino, la familia Diez dio sus primeros pasos en el negocio lácteo. La primera compañía fue Lechera del Sur, la que luego vendieron a la suiza Nestlé.

A comienzos de los noventa formaron Soprocar que luego daría vida a Parmalat Chile -donde también participaban Mario Kappes, Hernán Bozzo- y que en 1999 fue adquirida por la compañía italiana.

Por esa misma época y también en sociedad con Martino, incursionaron en el negocio aeronáutico. Primero a través de la aerolínea Avant Airlines a la que luego sumaron National. Pero se retiraron en 2001, liquidando todos los activos y pagando el total de las deudas. "Don Jesús Diez Martínez y su hijo son personas de excepción, tanto en su capacidad empresarial como en la honorabilidad para hacer negocios", dice Gonzalo Martino.

La familia Diez participa además en la compañía de alimentos Coppelia (50% controlada por Martino y 50% por Diez). También en la empresa de servicios como leasing y factoring, Contémpora (50% de Martino y 50% de la familia Diez ); en el concesionario de Audi y Volkswagen, Klassic Car (sociedad de Diez González, Martino y Fernando Fernández); en Empresas Tikal (sociedad de Diez González con alrededor de 20%, Martino con similar porcentaje y otros socios) y en Coipsa, (controlada por Arturo Matte y donde también participa Martino).

Sus funerales serán hoy

Ante más de quinientas personas y en un ambiente de completo recogimiento, se realizó anoche la misa de recuerdo de Jesús Diez Martínez, en la iglesia San Francisco de Sales de Vitacura. El sacerdote que dirigió la homilía destacó la raigambre cristiana y de fuertes valores familiares del empresario, que falleció a los 80 años.

Asimismo, el presbítero recordó por ejemplo cómo en su empresa de buses Tur Bus se preocupaba incluso de que los pasajeros llegaran "limpios" a destino, ejemplificando su compromiso empresarial.

El cortejo fúnebre partirá hoy al cementerio Parque del Recuerdo, luego de una ceremonia religiosa a las 12:00 horas.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia