Dólar Obs: $ 953,75 | -0,27% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 37.227,29
IPC: 0,40%
Japón anuncia un tercer plan de estímulo para salir de la recesión

martes, 31 de marzo de 2009


EFE

Con este nuevo plan el gobierno nipón pretende sacar al país de su peor crisis de posguerra, crear dos millones de empleos y aumentar la demanda.

TOKIO.- El primer ministro japonés, Taro Aso, anunció hoy un tercer plan de estímulo económico para luchar contra la recesión en Japón, donde el desempleo sigue creciendo y la demanda interna y las exportaciones no paran de caer.

Aso aseguró que su grupo parlamentario presentará los detalles de este plan a mediados de abril para que se sume a las dos ampliaciones presupuestarias del ejercicio de 2008 que ascienden a 75 billones de yenes (US$763.100 millones).

No obstante, el primer ministro no quiso adelantar la cantidad que añadiría este proyecto a las cuentas del año fiscal 2009, que comienza mañana, aunque los medios japoneses aseguran que podría llegar a 20 billones de yenes (US$203.500 millones).

Con este nuevo plan el gobierno pretende sacar a Japón de su peor crisis de posguerra, crear dos millones de empleos y aumentar la demanda hasta los 60 billones de yenes (US$610.500 millones) en tres años, de acuerdo con esos medios.

La economía japonesa se ha visto especialmente golpeada por la crisis global, que ha provocado un caída de la demanda externa en los principales sectores productivos del país a niveles récord, especialmente en automoción y electrónica.

Detalles
Con el objetivo de financiar este plan de reactivación económica, el gobierno no dudará en emitir bonos para cubrir el déficit del Estado, cuyas cuentas se tuercen a pesar de ser un país eminentemente exportador.

Algunos de los campos que cubrirán estos nuevos fondos irán dirigidos a inversiones en energías renovables y eficiencia energética, infraestructuras, investigación médica y creación de empleo en el sector servicios.

Según algunos legisladores, este nuevo plan debe ayudar a que la contraída demanda pueda igualarse a la oferta, en exceso por valor de 20 billones de yenes el último trimestre de 2008, y que podría alcanzar los 50 billones de yenes (US$510.350 millones) al cierre de los primeros tres meses de 2009.

Los 75 billones de yenes anteriormente aprobados estaban compuestos por 63 billones de yenes (US$643.000 millones) en apoyo financiero y 12 billones (US$122.000 millones) en medidas de estímulo fiscal, equivalente al 2% del Producto Interior Bruto de la segunda economía mundial.

Efectos de la crisis
El ministro de Economía nipón, Kauro Yosano, volvió a repetir hoy que el país necesita medidas adicionales de estímulo para que los planes previos surtan efecto y saquen a Japón de una crisis que ahora también califica de "tragedia social".

Según anunció hoy el gobierno, el desempleo volvió a crecer en febrero hasta el 4,4%, el más alto en tres años, y la demanda de los hogares, que supone el 55% del Producto Interior Bruto, bajó un 3,5%.

Taro Aso animó a la Dieta (Parlamento japonés) a que apruebe este nuevo plan poco antes de partir hacia Londres para participar en la cumbre del G20, donde presentará sus planes de estímulo y pedirá a sus socios más cooperación para evitar una recesión mundial.

Japón necesita que sus principales clientes recuperen el apetito por los productos nipones y que los grandes exportadores salgan de los números rojos en los que incurrieron a final del pasado año.

La crisis, que comenzó limitándose al sector financiero, ha acabado afectando a todos los sectores productivos de la segunda economía mundial, después de que la bolsa haya perdido en el año fiscal 2008 que terminó hoy el 35% de su valor.

Las medidas del gobierno se centraron primero en ayudar a las entidades bancarias, después a las empresas afectadas por falta de liquidez y finalmente al mercado laboral, donde los despidos han extendido el mayor temor del ciudadano nipón: el desempleo.




 Imprimir Noticia  Enviar Noticia