Dólar Obs: $ 978,07 | 1,29% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 37.192,63
IPC: 0,40%
Despejando dudas sobre las licitaciones eléctricas

lunes, 23 de marzo de 2009

Marcelo Tokman R. Ministro de Energía
Economía y Negocios Online, El Mercurio

En las últimas semanas mucho se ha señalado respecto de los resultados de las licitaciones de suministro eléctrico y sus efectos en los precios de la energía que estarán vigentes a partir del 2010. Por eso me permito aclarar ciertos puntos del debate.



En las últimas semanas mucho se ha señalado respecto de los resultados de las licitaciones de suministro eléctrico y sus efectos en los precios de la energía que estarán vigentes a partir del 2010. Por eso me permito aclarar ciertos puntos del debate.

Los principales objetivos del mecanismo de licitaciones de suministro de largo plazo por parte de las distribuidoras eléctricas, según se previó en la Ley Corta 2 de 2005, fueron contar con seguridad de suministro para los clientes regulados y permitir financiar las nuevas inversiones que eran requeridas para salvar la situación de incertidumbre de inversiones que se produjo con el inicio de la crisis del gas.

Hoy podemos decir que esos objetivos están prácticamente cumplidos: A la fecha el 98% del total de la demanda de clientes regulados está con contrato y estamos en presencia de un boom de inversiones energéticas sin precedentes en la historia del país.

Sin embargo, no sólo se ha adjudicado casi la totalidad de la demanda requerida sino que además a precios consistentes con las condiciones de desarrollo del sistema en el largo plazo. Los costos de los contratos que estamos observando son consistentes con una expansión futura del sistema que, en el mediano plazo, será principalmente en base a carbón y energía hidroeléctrica, cuyo costo es mayor que lo que teníamos cuando el sistema se expandía en base a gas natural argentino.

En efecto, el precio promedio de la energía resultante de las licitaciones, realizadas entre 2006 y 2009 para el Sistema Interconectado Central (SIC), alcanza a los US$ 77 MWh -precio indexado con los precios de combustibles a enero de este año- para todo el período licitado.

Se trata, sin duda, de un buen precio, puesto que el precio promedio de todo el suministro licitado -que es el precio relevante, ya que es el que pagarán los clientes regulados- incluso está por debajo del costo de desarrollo que se observa para la tecnología predominante en el mediano plazo, que es el carbón, y que llega a los US$ 85 MWh.

Además se trata de un valor más económico si se compara con el precio que hoy están pagando los clientes regulados por la energía, que llega a US$ 102 por MWh en el SIC, y que se ha visto afectado por la situación de estrechez y el uso creciente de diésel para la generación a precios récord.

Con todo, lo que pase finalmente de aquí a 2010 en materia de precios, dependerá tanto de la evolución de los indexadores de los nuevos contratos hasta su fecha de inicio -como el precio del carbón, el petróleo, el GNL o el IPC norteamericano- como del precio de la energía vigente.

Por eso, más allá del resultado puntual de una de las licitaciones, el balance de la operación de este mecanismo deja un saldo positivo y nos permite enfrentar con mayores grados de seguridad el futuro del suministro eléctrico de los clientes regulados.

A la fecha, el 98% del total de la demanda de clientes regulados está con contrato y estamos en presencia de un boom de inversiones energéticas sin precedentes.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia