Dólar Obs: $ 953,75 | -0,27% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 37.227,29
IPC: 0,40%
EE.UU. acusa a magnate de cometer fraude al estilo Madoff

miércoles, 18 de febrero de 2009

Manuel Silva
Economía y Negocios

Stanford International Bank, con activos por US$ 8 mil millones y más de 30 mil clientes repartidos en 131 países, ofrecía rentabilidades infladas.

Sir Robert Allen Stanford es uno de los pocos estadounidenses que ostenta el título de caballero, entregado por Gran Bretaña. Es también una de las mayores fortunas del orbe y una celebridad dentro del mundo financiero, como cabeza de Stanford Financial Group, que maneja activos por unos US$ 50 mil millones.

Pero toda la historia de glamour se vino al suelo luego que ayer la Comisión de Valores y Seguros de EE.UU. (SEC, por sus siglas en inglés) formalizó a Stanford de haber cometido un gigantesco fraude, al ofrecer a sus clientes rentabilidades que estaban muy lejos de ser lo que se prometía.

Se trataría del segundo mayor fraude que ha quedado al descubierto desde que estalló la crisis, superado hasta ahora por el esquema piramidal que orquestó el inversionista neoyorquino Bernard Madoff -quien ofrecía retornos estables y pagaba a los antiguos accionistas con cargo a los nuevos aportes-, donde se habrían comprometido hasta US$ 50 mil millones.

La SEC acusó a Stanford y algunos de sus familiares y amigos de haber engañado a los inversionistas, al venderles títulos a plazo fijo conocidos como certificados de depósito, con tasas de interés "improbables y no justificadas", alega el organismo fiscalizador. El negocio funcionó bien, pues a través de este esquema Stanford International Bank (SIB), con sede en el paraíso fiscal de la isla de Antigua, logró captar US$ 8 mil millones.

Entre las compañías acusadas de fraude figuran, además de SIB, Stanford Group Co., con base en Houston, y la consultora Stanford Capital Management. La SEC ordenó congelar todos los activos de Stanford, y el FBI allanó las oficinas centrales en Houston.

El organismo señala que Stanford International Bank informaba de rentabilidades de dos dígitos durante los últimos 15 años, y garantizó a las víctimas que sus depósitos estaban seguros, pues invertía principalmente en instrumentos financieros "líquidos", pero de acuerdo con la SEC eso es falso, pues buena parte de los activos están invertidos en bienes raíces y valores privados.

No fue la única inconsistencia. La entidad también había informado a sus clientes que no tenía exposición directa ni indirecta a los fondos fraudulentos de Bernard Madoff, pero según la SEC perdió US$ 400 mil.

El escándalo de Stanford causó enorme inquietud en los mercados, y potencialmente podría desatar una ola de acciones judiciales a nivel internacional, tal como ha ocurrido con el caso Madoff. Ello considerando que Stanford International Bank tiene más de 30 mil clientes, repartidos en 131 países.

Hasta ahora los casos fraudulentos que habían salido a la luz en EE.UU. eran bajo esquemas piramidales, donde se ofrecían retornos sobre la base de activos que en la práctica no existen. Sin contar a Madoff, los otros episodios de este tipo ya suman más de US$ 700 millones.

El fraude Madoff también afectó a inversionistas chilenos, donde ya se han contabilizado más de 50 afectados, con recursos comprometidos que se acercan a los US$ 200 millones.

Quién es
Sir Robert Allen Stanford (58), nacido en Texas, ha amasado una fortuna de US$ 2 mil 200 millones, que lo ha llevado a ocupar el lugar 205 entre los hombre más ricos de EE.UU., según la revista Forbes. Stanford fue investido como caballero por el Reino Unido en 2006, tras ser recomendado por el Primer Ministro de la isla Antigua, su lugar de residencia en los últimos años. Allí ha invertido US$ 100 millones en torneos de cricket.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia