Dólar Obs: $ 788,22 | -0,33% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.684,10
IPC: -0,10%
Hacienda se suma a las críticas del Banco Central y pide rol más activo de los bancos nacionales

martes, 20 de enero de 2009

H. López, L. Castañeda y F. Vial
Economía y Negocios

Los resultados de la encuesta de créditos bancarios que levantó el Banco Central en diciembre muestran condiciones más restrictivas en los préstamos a grandes empresas, pymes, de consumo e hipotecarios.

El ministro de Hacienda, Andrés Velasco, exigió un rol mucho más activo a la banca con el objetivo de amortiguar la crisis económica en el país.

Sus declaraciones se suman a las del vicepresidente del Banco Central (BC), Jorge Desormeaux -quien instó a las instituciones financieras a capitalizar sus utilidades para aumentar los préstamos-, y a las de otras autoridades que han criticado que los bancos no han traspasado a sus clientes -con la suficiente continuidad y apertura- los recursos que esas entidades han percibido tanto del Gobierno como del Banco Central.

En general, cuestionan un comportamiento bancario demasiado conservador, tal como quedó registrado en la Encuesta Trimestral sobre Crédito Bancario difundida ayer por el BC.

El reto
"Nos gustaría que la banca esté en condiciones de aportar también a la salida de esta crisis", afirmó Desormeaux en una entrevista con "El Mercurio" el domingo.

El mensaje que está detrás del último Informe de Estabilidad Financiera (IEF) es que, desde el punto de vista del Banco Central, sería deseable que los bancos destinaran un porcentaje de sus utilidades a capitalización, precisó.

Velasco adhirió a las declaraciones del consejero del ente monetario. Y añadió: "No queremos que por falta de acceso al crédito existan empresas o familias, con sus cuentas al día y con gran potencial, sin acceso a un crédito que de otro modo lo hubiesen tenido. Eso puede provocar que su situación se vaya desmejorando en el transcurso del año".

En la Encuesta Trimestral sobre Crédito Bancario que el BC levantó en diciembre, el 86% de las instituciones mencionó que los estándares de aprobación de créditos se han vuelto más restrictivos para las grandes empresas. Un año antes, sólo el 39,1% de los bancos reconocía condiciones más restrictivas.

Las respuestas provienen de los ejecutivos responsables del área de créditos de los bancos en Chile.

El 72,2% de los consultados atribuyó al entorno económico -o sus perspectivas- la mayor restricción crediticia a las grandes empresas. En diciembre de 2007 sólo el 25% consideraba muy importante este efecto.

El 74% de los bancos sondeados dijo que hay mayores restricciones de crédito para las pequeñas y medianas empresas (pymes), en comparación con el 23,8% en la encuesta de diciembre de 2007.

El riesgo de la cartera de clientes (flujos, morosidad, provisiones) es considerado muy importante para el 42,9% de la muestra, y es un factor que explica el cambio de estándares de aprobación en los créditos a las pymes.

Créditos inmobiliarios
Los préstamos a empresas inmobiliarias se restringieron en el 72% de las instituciones encuestadas, y en un 67% en el caso de los créditos a la construcción. Algo que era predecible dado que el sector se está ajustando al ciclo, dijo Pablo Correa, economista jefe de Santander GBM.

Un 11% de los bancos observa que la demanda crediticia de las pymes es menor y un 5% neto declaró que han aumentado las solicitudes de nuevos préstamos por parte de las grandes empresas. Mayor necesidad de capital de trabajo y la necesidad de los clientes de sustituir otras fuentes de financiamiento están detrás de este aumento.

Desde septiembre del 2008, Hacienda y el Central han ofrecido mayor liquidez al sistema financiero.

Los bancos rechazan un "ruido innecesario" del debate

Los dichos de Jorge Desormeaux, respecto de que los bancos privados deben capitalizar parte de sus utilidades, no cayeron bien en algunos sectores de la plaza. Incluso hubo quienes las consideraron como un "ruido innecesario".

"Fue como un disparo a la bandada y no como un mensaje que respete la realidad de cada banco", dice un alto ejecutivo del sector. "No todos los bancos tienen que capitalizar -agrega-, porque no todos corren los mismos riesgos".

Complementando la idea, otro representante del sector asegura, primero, que "los bancos están haciendo su pega y la están haciendo bien". Luego explica: "Cuando se habla de un (índice de) Basilea de 12% promedio, eso significa que la banca está bien capitalizada", por lo que no se necesitaría generalizar.

Pero el malestar banquero va más allá.

Según Desormeaux, las entidades deberían ayudar también con un aumento en la tasa de colocaciones (créditos). Situación que -dicen- no dependería sólo de ellos.

Con índices de crecimiento económico de entre 2 y 3% -según las proyecciones del Informe de Política Monetaria (IPoM) de enero de 2009-, y una Tab (tasa de referencia para los bancos) a 180 días cercana al 10% real, hay quienes ven un difícil panorama para corregir al alza el número de colocaciones.

"No hay inversión, y cuando el Banco Central tiene una tasa de interés real muy alta -7,25% de referencia, luego de la baja de un punto porcentual en enero-, nadie quiere pedir un crédito, sino pagarlo. Si (el BC) quiere que la demanda por créditos aumente, tiene que bajar (nuevamente) las tasas", dice un importante representante de un banco.

Pero no todos en la plaza criticaron las declaraciones del vicepresidente del instituto emisor.

Debido a que hay bancos que efectivamente han bordeado el 10% mínimo permitido para los activos ponderados por riesgo que exige la ley (Índice de Basilea), hubo voces de apoyo y que entendieron a quiénes apuntaban los dardos.

"En cierto sentido, Desormeaux tiene razón", dicen en uno de los bancos grandes. Esto, "porque algunos bancos, y en particular del segmento más pequeño, están cerca del Índice de Basilea y deberían ver la posibilidad, los que lo necesiten, de capitalizar", sostienen.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia