Dólar Obs: $ 927,92 | -0,75% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 37.534,36
IPC: 0,30%
Tiene 15.600 años:

Identifican en Osorno la que sería la huella humana más antigua de América

jueves, 25 de abril de 2019

Richard García
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Aunque fue descubierta en 2010, debió ser validada por minuciosos estudios, ya que refuerza la teoría de un poblamiento temprano del continente.



Hace 15.600 años, un pequeño paso quedó estampado para la posteridad en los suelos del cada vez más famoso sitio paleoarqueológico de Pilauco, Osorno. Gracias a las condiciones del terreno, la huella se mantuvo intacta hasta el año 2010, cuando fue detectada por la tesista de la carrera de biología de la U. Austral, Leonora Salvadores. Lo hizo mientras apoyaba las excavaciones paleontológicas que profesionales de esa casa de estudios realizaban en el área desde hace tres años y que ya habían arrojado gran cantidad de huesos de gonfoterio, un antepasado de los elefantes.

Le llamó la atención una textura irregular en la cuadrícula de suelo que estaba excavando junto a un cráneo de esos animales. "Me pareció que había un sector que tenía un color distinto y con sedimento mucho más fino y mucho más blando", recuerda la investigadora, que ahora cursa el magíster en Paleontología en el mismo plantel.

Cuidadosamente removió el material hasta darse cuenta que empezaba a aflorar una forma sospechosamente parecida a la huella de un pie humano. "Sentí una emoción inmensa y miedo al mismo tiempo porque me preguntaba si era cierto lo que estaba viendo o era producto de mi imaginación".

Al terminar de excavar, llamó a sus colegas, los que quedaron igualmente sorprendidos. Llamaron al geólogo y arqueólogo de la UACh Mario Pino, quien estaba a cargo de la campaña. "Nos dijo: 'tomen un molde y no digan nada, porque puede prestarse para especulaciones", cuenta Leonora Salvadores.

El camino para validar científicamente la evidencia fue largo, pero finalmente culminó ayer con una publicación en la prestigiosa revista científica PLOS ONE.

"Es el rastro humano documentado más antiguo de toda América", enfatiza Pino. "Es una evidencia de presencia humana directa, no es la interpretación de un artefacto o de la comida".

Pino también ha realizado excavaciones en el sitio de Monte Verde, situado al suroeste de Puerto Montt. Con 14.500 años, es considerado el asentamiento humano más antiguo de América. Allí también se documentó una huella, pero mil años más reciente que esta.

La huella de Pilauco es también más antigua que los restos de meteorito que fueron hallados en el mismo sitio y dados a conocer en marzo último. Se trata de fragmentos de un objeto mayor que habría caído en Groenlandia y que produjo la extinción de la megafauna, que era muy frecuente en el área y la razón de la presencia humana.

Se desconoce la naturaleza del autor de la huella. "Era un pie bastante grande, mide unos 23 centímetros de largo, el equivalente a la actual talla 43, por lo que probablemente era de un hombre o de una mujer bastante grande", estima la académica del Instituto de Ciencias de la Tierra de la UACh, Karen Moreno, quien encabeza la publicación.

La científica, que dirige el magíster en Paleontología de esa casa de estudios superiores, reconoce que era la cuarta revista a la que habían presentado el hallazgo porque revisores anteriores la habían rechazado por la negativa de algunos investigadores, especialmente de Estados Unidos, a reconocer un poblamiento de América anterior a 12 mil años.

La clave para su aceptación final fue la decisión de su colega, el paleontólogo Enrique Bostelmann, de presentarlo no como una evidencia temprana de presencia humana, sino como un icnogénero, es decir, un tipo de impresión en el suelo. "Lo que hizo fue describirlo como una morfología que corresponde a un icnogénero de la especie Hominipes modernus , o sea, una forma que se asocia a un ser humano", detalla.

Esto fue corroborado a través de la tesis de Cintia Macías, también tesista de biología. "Hizo pasar a tres diferentes personas con el mismo tipo de pie que el de la huella sobre barros de distintas consistencias y vio cómo se comportaba". Los resultados coincidieron con las marcas dejadas por la huella que se encontró en Pilauco.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia