Dólar Obs: $ 804,79 | 2,02% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 35.307,96
IPC: 0,30%
Análisis de brechas tributarias o tax wedges en salarios promedio de los países del bloque

Estudio OCDE: Chile tiene menor diferencia entre el costo laboral y el sueldo neto de los trabajadores

lunes, 22 de abril de 2019

Felipe Aldunate M.
Economía y Negocios
El Mercurio

Menor relevancia de un sistema previsional estatal y exención de impuestos a un importante tramo de la población explican los resultados.



Chile es el país OCDE donde hay menos diferencia entre el "costo empresa" de un salario y el neto que finalmente recibe un empleado promedio. Así lo confirma un reciente estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos que compara cómo disminuyen los sueldos de los trabajadores producto de los pagos de impuestos y transferencias que se realizan a agencias estatales por seguridad social.

Según el estudio "Taxing Wages 2018", el sueldo líquido de un chileno promedio equivale al 93,3% del costo empresa. Esto, debido a que solo el 7% de ese ingreso va a parar a entidades estatales, de lejos la menor deducción por esta causa en los países miembros del bloque. "Esta brecha tributaria o tax wedge entre el costo del trabajo y el neto que recibe un empleado promedio tiene una gran dispersión entre los países de la OCDE", dice el reporte. "El valor más alto de esta brecha es el 66,4% que hay en Bélgica, hasta la más baja brecha de 7% que hay en Chile".

El país es seguido por Suiza e Israel, con 16,1% de diferencia entre el sueldo neto, brecha que disminuye también por los aportes en efectivo que los estados de estos países hacen a quienes están en torno al ingreso medio (ver infografía).

Para el total de los países OCDE, la brecha promedio entre costo empresa y sueldo neto causada por estas transferencias llegan al 31%, incluyendo los beneficios en efectivo que los gobiernos hacen a estos grupos.

Parte de esta diferencia entre Chile y el resto de los países OCDE se da por las AFP: el estudio no contabiliza este aporte que los trabajadores hacen a la seguridad social debido a que se destina a entidades privadas. "Considera que hay una relación entre los aportes y los futuros ingresos de estas personas en las pensiones, por lo que no lo considera como una transferencia al Estado, dice Tomás Flores, economista senior de Libertad y Desarrollo. "Se trata de una estructura distinta a la que predomina en los otros países".

Incluso aunque se contabilizaran los aportes a los sistemas de ahorro privado previsional, Chile mantendría su ventaja frente a sus socios en el bloque. "En estos países, el aporte promedio para la pensión, contando todos los canales, puede llegar al 20%, mientras que en Chile es el 10%", dice Joseph Ramos, académico de la Universidad de Chile. De hecho, el estudio muestra que, al combinar los aportes que hacen el empleado y el empleador a los sistemas de seguridad social estos llegan a 22,5% del sueldo en promedio.

En Chile, el único aporte que el estudio registra como transferencia a una agencia estatal es el 7% que se realiza a Fonasa, como aporte al sistema público de salud y que es obligatorio para los sueldos medios.

Otra gran diferencia que registra el estudio entre Chile y el resto de los países OCDE es el impuesto a la renta: mientras que en los países OCDE quienes ganan un salario promedio debe pagar una tasa en torno al 11%, en Chile esto es cero.

"El sistema tributario chileno tiene un tramo exento del pago de impuesto que es mucho más amplio que el que hay en el resto de los países OCDE", dice Flores. "Cada nueva reforma tributaria ha ido incrementando el tamaño de ese tramo". Actualmente, en Chile no pagan impuestos quienes ganan hasta unos $790.000 como sueldo bruto, valor que está por sobre el sueldo medio y mediano en el país, "aunque sube agresivamente a medida que se escala hacia los tramos superiores de ingreso", plantea Flores.

Según Ramos, esto no significa que estos segmentos no paguen impuestos, pues están sujetos a la tasa del 19% del Impuesto al Valor Agregado (IVA), lo que es importante para quienes dedican la totalidad de su ingreso al consumo. "El sistema tributario de Chile descansa mucho más en el IVA que en el impuesto a la renta, pues es más fácil de recaudar", dice Ramos. "Por eso el IVA en Chile es más alto que en varios países OCDE".

A esto, hay que agregar el valor real de los salarios: de acuerdo a la OCDE, el ingreso del trabajador mediano en Chile es de US$ 15.972, en dólares comparables por poder de compra, el segundo más bajo de todo el bloque de países (solo el de México es menor, con US$ 10.646). En promedio, los países en el estudio registran un ingreso de US$ 46.107 por empleado. "Cuando tienes tantas personas con niveles de ingresos tan bajos, es muy posible que el ingreso a la renta no sea el instrumento más eficiente para recaudar", dice Ramos.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia