Dólar Obs: $ 784,25 | -1,57% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.267,34
IPC: 0,10%


El desarrollo de la mujer en la educación superior

jueves, 18 de abril de 2019

Ignacio Sánchez D. Rector, Pontificia Universidad Católica de Chile
Opinión
El Mercurio

"... se acordó integrar los conceptos de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en el perfil de egreso; trabajar en la creación de un observatorio de equidad de género al interior de la universidad...".



Recientemente, el Ministerio de Educación ha propuesto a las instituciones de educación superior firmar el compromiso "Hacia la equidad de género en órganos directivos", que incluye la adopción de medidas e implementación de programas de fomento a la inclusión y participación de la mujer en el ámbito académico y en la gestión institucional, eliminando barreras, que permitan garantizar la igualdad de oportunidades y lograr así una mayor proporción de mujeres dentro de sus autoridades.

Consideramos que esta es una propuesta positiva, que fue analizada y aprobada de manera autónoma al interior del Honorable Consejo Superior de la UC, ya que va en la línea del trabajo realizado desde hace ya varios años al interior de la universidad, que busca potenciar la presencia de la mujer en la academia.

De acuerdo con nuestra identidad y misión, al interior de la Universidad Católica se desarrolla una comunidad que se debe caracterizar por el respeto recíproco, el diálogo sincero y el resguardo de los deberes y derechos de la comunidad -velando por el respeto y dignidad de la persona-, para que todos sus miembros alcancen su desarrollo personal. Así, nuestra comunidad universitaria reúne a hombres y mujeres, que deben ser valorados por su contribución única y original, que enriquecen el acervo cultural de la universidad. Actualmente, la presencia de profesoras es reducida en la UC -al igual que en la mayoría de las universidades del país-, especialmente en las categorías académicas de mayor jerarquía, como también dentro de sus autoridades. Debido a esto, hace ya seis años se creó la primera Comisión Mujer y Academia, la que entregó aportes sustantivos en diferentes áreas, con medidas de promoción de la mujer que se implementaron en el tiempo.

En el contexto del amplio movimiento social del año pasado, se conformó la Comisión Mujer y Academia II al interior de la UC, que tuvo como objetivo promover la equidad de género -que se entiende como la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres- en la planta académica y en el proyecto educativo de la universidad. Las propuestas de la Comisión fueron aprobadas la semana pasada por el H. Consejo Superior de la Universidad, para su implementación programada y paulatina.

Se consideró que iniciativas similares se puedan desarrollar en los próximos meses, para promover la igualdad de oportunidades en los estamentos administrativo, profesional y estudiantil. Se acordó que la UC debe contar con mecanismos de medición de manera periódica, que permitan establecer una línea base de la situación actual, posibilitando abordar el tema del desarrollo de la mujer en la academia en el largo plazo, para poder permitir así el seguimiento e impacto de las medidas que se implementen.

Al interior del trabajo de esta comisión se evaluaron cuatro temas específicos, que incluyeron: estudios sobre la situación de la mujer en la academia en la UC; acciones positivas para generar cambios en las unidades académicas; iniciativas para promover la equidad de género en el proyecto educativo UC, y diferentes acciones para promover la visibilidad de la mujer en la institución.

Dentro de estas temáticas, los aspectos más relevantes fueron: propiciar el aumento de la proporción de mujeres en la planta ordinaria y especial, asegurando procesos equitativos en la selección en categoría asistente, reduciendo todo tipo de sesgos implícitos; promover la equidad género en instancias de toma de decisiones o de elección de autoridades, estableciendo mecanismos que permitan asegurar la presencia de mujeres en los consejos de Facultad y promover su presencia en las listas y comités de búsqueda para elección de cargos de autoridad; mejorar los procesos para asegurar el desarrollo adecuado de la carrera académica de las mujeres a través de diversas medidas de acción positiva, dentro de ellas un novedoso programa de mentoras.

Además, se acordó integrar los conceptos de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres en el perfil de egreso; promover acciones de conciliación de trabajo, familia y vida personal; trabajar en la creación de un observatorio de equidad de género al interior de la universidad; promover la participación de las académicas en seminarios, foros y otras actividades universitarias, y se aprobó la creación de una dirección de equidad de género -al interior de la Vicerrectoría Académica- que se encargará de darles continuidad y desarrollo a estos temas en el estamento académico, con el objetivo de promover e implementar las políticas de equidad de género, para tener igualdad de oportunidades para la mujer al interior de nuestra universidad.

Las medidas aprobadas representan un avance muy relevante en nuestra institución, que va a significar la plena participación y aporte académico de la mujer en la universidad. Así, se promociona y valora el trabajo y compromiso de las mujeres en la academia, quienes han entregado su trabajo original con gran calidad. De esta manera se aporta al desarrollo y crecimiento de la institución, de la educación superior y del país.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia