Dólar Obs: $ 691,57 | 0,48% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.953,42
IPC: 0,00%
EL IQUIQUEÑO termina ASÍ CON DIEZ AÑOS SIN FESTEJOS CHILENOS EN LA MÁXIMA CATEGORÍA DE LA ATP:

Garín se corona en Houston y corta con una década de sequía en el tour

lunes, 15 de abril de 2019

Rebeca Ampa
Deportes
El Mercurio

El uno nacional superó al juvenil noruego Casper Ruud y levantó su primer trofeo. "Siento que he dejado mi vida por el tenis y tener un premio como este es lo mejor que me pudo haber pasado...", dijo luego de su tarde mágica en la metrópoli texana.



Misión cumplida. Christian Garín nunca olvidará su semana en el River Oaks Country Club de Houston. Porque ahí, sobre la arcilla rebelde del hermoso escenario texano, el uno chileno estrenó ayer su palmarés en el primer mundo del tenis, luego de sacar adelante un difícil encuentro ante el noruego Casper Ruud (95°), al que llegaba como favorito.

El "Tanque" debió bregar durante dos horas y 29 minutos para superar por 7-6 (4), 4-6 y 6-3 al juvenil oriundo de Oslo, que sabiendo que no tenía nada que perder al disputar su primera final en el profesionalismo, siempre empujó al chileno y lo complicó con su potente derecho, que por momentos castigó mucho.

Pero ahí estaba el iquiqueño para hacer la tarea. Si bien por ratos parecía irse del partido, finalmente inclinó la balanza. De paso, Garín cortó con una sequía que ya estaba haciéndose muy larga: una década sin que un tenista nacional levantara un trofeo en el primer nivel de la ATP. Hoy parece tan lejana la noche en que Fernando González logró el último en Viña del Mar ante el argentino José Acasuso.

"Este título es un orgullo por todo el trabajo que le he puesto a esto. Siento que he dejado mi vida por el tenis y tener un premio como este es lo mejor que me pudo haber pasado...", le confesó Garín al sitio web del ATP.

A juicio del flamante monarca, "fue una dura batalla. El primer set fue muy largo, en el segundo tuve chances de quebrar, pero me costó concretarlas. El no haber podido ser agresivo también me afectó un poco y él empezó a jugar muy bien. Felizmente en el tercer set jugué mi mejor tenis".

Y dichoso se explayó: "Cada vez que voy a un torneo siempre me imagino lo mejor. Aunque cuando vi el cuadro, y vi que en primera ronda enfrentaba a Pablo Cuevas, luego a Chardy, quien me había ganado tres veces... Pero una vez que pasé esa instancia, me vi ganando el torneo".

En su día de gloria, eso sí, Garín también mostró cautela: "Siendo honesto, no pienso mucho en metas. Ahora voy a estar entre los 50 primeros del mundo, no me lo esperaba tan temprano; por lo tanto, tengo que seguir trabajando".

47°
del mundo será desde hoy Garín, gracias a los 244 puntos (de 250 posibles) que sumó en Houston.

"No me gustaban las comparaciones con ellos (Ríos, Massú y González), pese a que tuve la suerte de verlos y compartir con todos; sobre todo con Nicolás, quien ha estado muy presente en mi carrera. Pero por fin aprendí a enfocarme en lo mío".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia