Dólar Obs: $ 790,82 | 1,16% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.684,10
IPC: -0,10%
Completo trabajo de investigación:

Libro rescata el primer periódico de mujeres en Chile, del siglo XIX

martes, 09 de abril de 2019

Gonzalo Cepeda Vergara
Cultura
El Mercurio

"La Mujer" estaba dedicado a la ilustración y emancipación de las mujeres y coincidió con la firma del Decreto Amunátegui (1877), que les autorizó el acceso a los estudios universitarios.



"Se priorizó que el lector tuviera acceso a lo más original posible, ya que todavía el periódico no ha sido digitalizado, ni tampoco se puede tener acceso a él", señala Verónica Ramírez, investigadora de literatura y ciencias en la prensa, quien junto a Carla Ulloa, investigadora e historiadora de pioneras chilenas del siglo XIX, realizó la transcripción íntegra del primer periódico de mujeres en Chile, publicado en 1877.

"El diseño del libro (Cuarto Propio / UAI, $15.000) es tal cual era el periódico", agrega Ramírez, e incluye notas y estudios preliminares.

"La Mujer" fue dirigido por la intelectual Lucrecia Undurraga y circularon 25 números, entre mayo y noviembre de 1877, lo que conformó un total de 200 páginas. El periódico surgió en el contexto de la demanda por el derecho de las mujeres a educarse profesional y científicamente. Sus ediciones se pronuncian acerca del Decreto Amunátegui, que permitió -el mismo año 1877- que las mujeres pudieran ingresar a la universidad, lo que se convirtió en un momento cúlmine de la historia chilena.

Un contexto propicio para la mujer

"El periódico no surge como un hecho aislado. Es parte de un clímax, de un movimiento informal de mujeres intelectuales chilenas, como pedagogas y escritoras. Ellas tenían una cierta autoridad respecto del tema de la inserción de la mujer en la sociedad, entonces la literatura resulta ser un arma para poder irrumpir en la prensa", explica Ramírez.

Según el completo estudio que presentan las autoras en las primeras páginas del libro, son alrededor de 35 a 40 mujeres que colaboran en el periódico, algunas de manera constante y otras más esporádicamente. En su mayoría, son personas que ya realizaban publicaciones desde principios de la década (1870) y, en "La Mujer", sus textos están dedicados a promover esa inserción femenina. A su vez, otras mujeres se dan a conocer con sus publicaciones, lo cual, según Verónica Ramírez, resulta interesante, ya que "el periódico tiene la misión de ampliar esta red de mujeres que pretenden insertarse en la sociedad y darles espacio a las voces desconocidas", señala.

En el libro destacan los nombres de Hortensia Bustamante, quien llega a publicar un libro con Rubén Darío en 1887, y de Isabel Le Brun de Pinochet, directora de un colegio público y una de las colaboradoras principales de "La Mujer", quien en 1876 solicitó expresamente a la comisión universitaria que sus alumnas pudiesen validar sus exámenes de secundaria para lograr el acceso a la universidad. Aquella solicitud es aprobada en 1877 por Miguel Luis Amunátegui, ministro de Justicia, Culto e Instrucción Pública, lo que marca la obtención del derecho de la mujer para acudir a la universidad.

La figura de Lucrecia Undurraga, en tanto, resulta clave en la construcción de este periódico. Sin embargo, Ramírez expresa que "lamentablemente no está el material para poder dar con su historia íntegra, o bien una biografía. Lo que se lee en el estudio preliminar del libro es a todo lo que se ha llegado en estos momentos".

No obstante, Ramírez señala que la familia de Manuel Somarriva, esposo de Lucrecia Undurraga, fue clave para acceder a los números del periódico original.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia