Dólar Obs: $ 709,26 | -0,12% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.971,44
IPC: 0,20%
La primera vuelta será el 27 de octubre:

Los puntos a favor y en contra con que cuenta Macri a siete meses de las presidenciales

domingo, 31 de marzo de 2019

GASPAR RAMÍREZ
Internacional
El Mercurio

La pobreza aumentó 4,7 puntos respecto del semestre anterior, y complica la reelección de un mandatario que muestra la reinserción de Argentina en el mundo como una de sus grandes cartas.



El 32% de pobreza en Argentina que informó el jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) fue un golpe que el gobierno de Mauricio Macri veía venir: desde que llegó al poder en diciembre de 2015, los planes del Presidente para reactivar la economía chocaron con distintos obstáculos. Esta situación pone dudas en la carrera electoral, pero el mandatario tiene varias cartas que mostrar en los comicios del próximo 27 de octubre.

Cuando el líder de la coalición Cambiemos reemplazó en la presidencia a Cristina Fernández (2007-2015), aplicó medidas económicas impopulares pero necesarias, como ajustar las tarifas de servicios básicos -subsidiadas durante los 12 años del kirchnerismo- y liberar el dólar. Macri se topó además con la falta de estadísticas y de indicadores confiables de todo tipo producto de la manipulación del Indec durante el segundo mandato de su antecesora.

La transparencia de indicadores le permitió al gobierno, por un lado, conocer el piso económico en el que se movía, y, por el otro, aclarar las cifras más complejas para la población (y para Macri), como la inflación, que en 2018 fue de 48% -proyectada en 34% para este año por la OCDE-, o la pobreza, que entre julio y diciembre pasado subió 4,7 puntos respecto de la del primer semestre, y 6,3 puntos por arriba de la de la segunda mitad de 2017, de acuerdo con el Indec.

Son cifras que "duelen", admitió el gobierno después de conocer el informe. Que duelen y que le preocupan al Ejecutivo.

El "tarifazo", como se conoció al aumento en las cuentas de la luz, gas, agua y transporte público que implementó Macri apenas asumió, causó descontento. Además, la inversión extranjera no llegó con la velocidad esperada.

El Presidente pidió en mayo pasado un préstamo al Fondo Monetario Internacional (FMI) para revertir las cifras negativas, impulsar la economía y sanear las finanzas. El organismo aprobó en junio US$ 50 mil millones (que en septiembre aumentó a US$ 57 mil millones) para el gobierno argentino, a entregar en los tres años siguientes, y de los que en el Ejecutivo esperan frutos a mediados de este año.

El tiempo se agota a siete meses de las presidenciales. Clarín publicó el jueves cuatro encuestas que mostraban una pelea presidencial que "sigue por ahora polarizada entre Cristina y Macri, pareja, pero con la exmandataria en leve alza y el líder de Cambiemos en leve baja. A ninguno le alcanza para ganar en primera vuelta y los balotajes (24 de noviembre), por ahora, también muestran paridad y final abierto", señaló el diario bonaerense. Más atrás aparecen el exministro Roberto Lavagna, el excandidato presidencial Sergio Massa y el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, representantes del peronismo no kirchnerista.

Pero Macri, el primer mandatario de centroderecha desde el regreso a la democracia en Argentina en 1984, tiene algunas cartas a su favor.

Nuevas amistades

Los socios internacionales del kirchnerismo fueron países como Venezuela y bloques como el Alba y Unasur, mientras que el bloque comercial de Mercosur se politizó con la insistencia en la incorporación de Caracas.

Macri, en cambio, priorizó la apertura comercial, recompuso los lazos históricos con Estados Unidos y Europa, mientras que se acercó a bloques como la Alianza del Pacífico. El Presidente tuvo su gran fiesta mundial el 30 de noviembre y 1 de diciembre pasado al organizar la cumbre del G-20, y recibió las visitas del mandatario estadounidense Donald Trump y del líder chino Xi Jinping, entre otras autoridades.

Otro aspecto que enfatizan los expertos es el plano institucional, donde "se produjo una mejora sustantiva", estima el analista Roberto Chiti. "Puede destacarse un mayor respeto por la independencia de los otros poderes (Legislativo, y sobre todo, el judicial), el no hostigamiento de la prensa crítica, y, en líneas generales, un quiebre con la matriz de corrupción del gobierno anterior, que va desde una lucha decidida contra el narcotráfico y las mafias hasta el establecimiento de procesos más transparentes en el manejo del Estado y la realización de la obra pública", destaca el politólogo.

En una entrevista televisiva que dio el mandatario hace dos semanas, se refirió a la muerte de su padre, Franco Macri, y al involucramiento que tuvo en el llamado caso de los cuadernos. "Era un delito, y él era parte de un sistema en el que se vio extorsionado por el kirchnerismo", dijo Macri sobre el escándalo de pago de coimas durante las dos administraciones anteriores.

"Sé que hay mucha gente que no llega a fin de mes. Asumo todos los errores de diagnóstico", agregó en esa entrevista, en la que reconoció que "la situación económica del país es dramática", y destacó el orden de la macroeconomía que lleva adelante su gobierno: en abril de 2016, y después de 15 años, Argentina salió del default . La cesación de pagos fue declarada el 23 de diciembre de 2001 y nuevamente en 2014, cuando un juez en EE.UU. prohibió que el país pagara a sus acreedores si no liquidaba la deuda con los llamados "fondos buitre".

En el "plano de la gestión", Chiti destaca "la importante cantidad de obras de infraestructura (rutas, autopistas, obras de agua y alcantarillado) y una mejora en la situación energética".

Sobre qué puede hacer Macri en estos siete meses para afirmar sus posibilidades de reelección, el experto estima que, en términos de gestión económica, "lo fundamental es evitar que se dispare el dólar y, al mismo tiempo, que la inflación al menos se desacelere".

Otro punto es marcar la diferencia con el pasado. O como dice Chiti: "enfatizar los contrastes con el gobierno anterior ('salida del populismo', 'transparencia versus corrupción'), buscando la instalación de una agenda pública en la que la discusión institucional pueda disputar con la situación económica".

"Ahora hay un Indec que dice la verdad", dijo Macri en esa entrevista de hace dos semanas, en alusión a la transparencia de las cifras, una de sus promesas de campaña, números que a estas alturas de su primer gobierno el mandatario esperaba que ya fueran un poco más favorables y que le permitieran llegar con cierta tranquilidad a la reelección. Una tranquilidad que, por ahora, está en dudas.

SONDEOS
Macri y la expresidenta Cristina Fernández lideran las encuestas de cara a las elecciones de octubre.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia