Dólar Obs: $ 681,69 | 0,33% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.953,42
IPC: 0,00%
María José Castro responde a peticiones de rectores de aumentar recursos para gratuidad

Subsecretaria de Ed. Parvularia: "Hay que invertir a largo plazo para que alumnos lleguen bien preparados a la universidad"

sábado, 30 de marzo de 2019

Valentina González
Nacional
El Mercurio

La autoridad afirma que destinar fondos en la primera infancia tiene una mejor rentabilidad a futuro y permite resolver a tiempo las brechas.



Reclamos, advertencias y múltiples llamados urgentes de los rectores a atender la situación financiera de las universidades y el déficit generado por la gratuidad, no lograron mover al Gobierno de su postura. Las instituciones y el Ministerio de Educación acordaron buscar soluciones "creativas", pero la decisión está tomada: si se liberan recursos, serán para los niños y no para los universitarios.

El Ejecutivo estima en $60 mil millones lo que le costaría, aproximadamente, extender la duración de la gratuidad para así, abarcar más allá de la duración formal de las carreras. El monto equivale casi a la mitad de lo que, en régimen, costaría el proyecto de ley que busca elevar las subvenciones que reciben los jardines infantiles y también mejorar su calidad.

La iniciativa contempla un aumento del aporte por niño desde $126 mil a $210 mil en los establecimientos que operan Vía Transferencia de Fondos (VTF). Según enfatiza la subsecretaria de Educación Parvularia, María José Castro, son la mayoría y también los que reciben a los niños más vulnerables.

Potencial impacto

El Mineduc estima que la cobertura del nivel parvulario llega a 50%, pero hay fuertes contrastes. "Hay casi 30 puntos porcentuales de diferencia entre el número de niños que asiste al jardín en el decil más bajo, y el más alto", puntualiza Castro. Con la propuesta del Ejecutivo, dice, la expectativa es beneficiar a unos 150 mil niños a 2025: "De ellos, aproximadamente 20 mil serían matrícula nueva y los otros son los que hoy día ya existen. Es hacernos cargo de la inequidad".

Recalca que la propuesta del Ejecutivo no contempla un tope para la entrega de estos recursos: "Si hubiese más matrícula nueva, más sostenedores vía VTF, servicios locales o fundaciones que quisieran crear jardines e integrarse a la subvención, lo van a poder hacer".

El proyecto también crea una subvención para necesidades educativas especiales, de $55 mil por cada infante. "Está comprobado que si enfrentas problemas tempranamente, avanzas mucho más rápido, acortas las brechas tempranamente (...) A su vez, aumenta el nivel de retención, disminuye la deserción escolar, y todo eso implica mucho menos gasto para el Estado", plantea Castro.

Asegura que, a largo plazo, destinar los recursos a la primera infancia es una inversión. "Los rectores, entre otras cosas, hoy día se quejan porque los alumnos no llegan lo suficientemente preparados a la universidad. Bueno, aquí hay que invertir a largo plazo, para que lleguen bien preparados", señala la subsecretaria.

-¿Destinar $60 mil millones alcanza para compensar la deuda con los niños?

"Es una señal de que para este Gobierno 'los niños primero' no es un eslogan (...) Esperamos que los parlamentarios, que siempre dicen también que los niños están primero en la fila, miren con responsabilidad lo que significa educar con calidad en la primera infancia".

"Invertir los $60 mil millones se viene a hacer cargo de una parte de la deuda, pero como país tenemos que darnos cuenta de que este aumento de recursos para la primera infancia tiene que ir in crescendo en los próximos años".

"Esto es un beneficio directo para los rectores y creo que así lo deben entender. Estoy convencida de que así lo entienden. Hay que mirar esto con ojos de política pública a futuro, a largo plazo".

Aprovechar la infraestructura

Castro descarta que este gobierno continúe la línea del período anterior, que potenció la construcción de nuevos jardines infantiles para ampliar la cobertura. "Estamos convencidos de que esa es una política, además de muy cara, muy difícil de abordar", argumenta.

En vez de esto, se impulsará que los jardines que puedan mejorar su infraestructura y reciban financiamiento público, puedan recibir reconocimiento oficial. Además se están realizando convenios con Bienes Nacionales para concretar el traspaso de inmuebles que puedan ser adaptados para funcionar como establecimientos de educación parvularia.

8 a 15
puntos más obtienen en el Simce , según la subsecretaria María José Castro, los niños que tuvieron la posibilidad de acceder a educación parvularia de calidad en su primera infancia.

50%
es la cobertura actual de la educación parvularia en Chile,  de acuerdo al Mineduc. El Gobierno aspira a elevarla hasta los niveles OCDE, que se encuentran entre 60% y 65%.

25 mil
niños más se verían beneficiados,  aproximadamente, si se invierten en la infancia los $60 mil millones que, se estima, costaría extender la duración de la gratuidad.

"No hay investigador, político ni educador que no sepa que es en la educación temprana donde hay que invertir. Es una decisión de justicia y equidad".

"Esperamos que los parlamentarios, que siempre dicen también que los niños están primero en la fila, miren esto y miren con responsabilidad lo que significa educar con calidad en la primera infancia".
MARÍA JOSÉ CASTRO
SUBSECRETARIA DE EDUCACIÓN PARVULARIA


 Imprimir Noticia  Enviar Noticia