Dólar Obs: $ 927,92 | -0,75% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 37.534,36
IPC: 0,30%
A pesar de que el Gobierno ya descartó solventar la extensión del beneficio

Gratuidad: reclamo por más recursos resta prioridad a cambios a la PSU

jueves, 28 de marzo de 2019

V. González y J. Herrera
Nacional
El Mercurio

Hoy, el Consejo de Rectores debería debatir sobre los ajustes al test. Sin embargo, el financiamiento y las preocupaciones por el déficit que genera esta política acaparan desde ya las conversaciones entre planteles.



El Consejo de Rectores (CRUCh) abordará hoy un tema que podría cambiar la forma en que los estudiantes se preparan para su futuro: las propuestas de modificación a la PSU. Las ideas de ajuste van desde separar la prueba de Matemáticas en dos -una básica y otra avanzada-, hasta evaluar la redacción a través de un examen de escritura.

Pero otro de los temas en tabla se tomó, desde ya, el debate, y se prevé que mañana abarcará gran parte de la discusión. La gran preocupación de los rectores está, por estos días, en los efectos financieros de la gratuidad y en cómo, cuando un joven se atrasa en su carrera, la institución costea un semestre adicional. Así lo hicieron ver cuando ayer salieron en bloque a manifestar la urgencia de buscar soluciones, a pesar de que el Gobierno descartó extender el beneficio.

"Muchos han recibido una educación básica y media absolutamente insuficiente; es esperable que puedan repetir cursos en la universidad. Creo que es rayar en la crueldad, en esas circunstancias, castigarlos diciendo 'a partir de este momento no tienen financiamiento'", planteó el rector de la U. de Chile y presidente del Consorcio de Universidades del Estado (CUECh), Ennio Vivaldi.

Además, recordó que en la discusión de la Ley de Presupuestos de este año se acordó crear una mesa técnica entre el Mineduc, Hacienda y las universidades para estudiar el impacto económico de la gratuidad en los planteles. Aunque se fijó el 31 de mayo como plazo para generar propuestas, Vivaldi acota que aún no se conforma.

Urgencia por debatir

Óscar Galindo, rector de la U. Austral y presidente del G9 -la otra entidad que conforma el CRUCh-, llamó a buscar soluciones y planteó extender la gratuidad en al menos dos semestres, "considerando que, por ejemplo, el futuro sistema de financiamiento solidario establece tres (semestres)".

Un estudio realizado el año pasado por el Consejo de Rectores cifró en $26 mil millones la merma de todos los planteles solo por los jóvenes que se atrasan en sus estudios.

"La idea de usar recursos del Fondo Solidario no era una solución de largo plazo, pero al menos ayudaba a resolver un problema de coyuntura (...) Pensamos que no hay otra alternativa que modificar algunos aspectos de la ley", concluyó Galindo.

El rector de la U. Católica del Maule, Diego Durán, lamentó en tanto las palabras del subsecretario Raúl Figueroa, quien señaló en "El Mercurio" que hay universidades que esperan a que un tercero les dé soluciones. "Creo que es una falta de respeto a las instituciones (...) No estamos pidiendo dineros adicionales, la ley nos ha quitado recursos y eso es un tema muy complejo", dijo.

"Fue un error"

Desde fuera, pero con mucha atención, las instituciones no adscritas a la gratuidad siguen el debate. Para el rector de la U. del Desarrollo, Federico Valdés, "es el minuto de no solo reconocer que entrar a la gratuidad, como estaba diseñada, fue un error, sino que además de corregir ese diseño".

Ante esto, planteó como opción levantar las limitaciones de cobro que desde este año rigen para los alumnos de los deciles 7, 8 y 9 que estudian en planteles con gratuidad, pero no recibieron el beneficio. Sin embargo, enfatizó que esto sería una solución "transitoria y parcial".

"La fijación de precios de la gratuidad es el origen de los menores ingresos de las instituciones adscritas. La ley prohibirá progresivamente el aporte de los estudiantes y sus familias, lo que inevitablemente reducirá los ingresos y estancará el desarrollo del sistema de educación superior", asegura Valdés.

Santiago González, rector de la U. Central, afirma que la reprobación de ramos es una realidad generalizada y que "lo más lógico es que el Estado extendiera en un año la gratuidad".

Sobre su decisión de apostar por las becas y no sumarse a la política, reafirma que "creemos que estas son las situaciones que hacen que las universidades vayan perdiendo la calidad".

Hoy
elegirán a rectores que se sumarán a entidad que, desde 2020, asesorará al Mineduc en la PSU.

$26
mil millones sería la merma de las instituciones, solo por jóvenes que se atrasan en sus carreras, según un estudio del CRUCh en 2018.

$10
mil millones es la brecha que deja la gratuidad, según el G9, en sus planteles.

"Debemos preguntarnos si el Estado debe gastar más en financiar a universitarios que no terminan sus estudios a tiempo o en los niños de educación parvularia, que son mucho más vulnerables".
FEDERICO VALDÉS
U. DEL DESARROLLO

"Es esperable que puedan repetir cursos en la universidad. Creo que es rayar en la crueldad, en esas circunstancias, castigarlos diciendo 'a partir de este momento, no tienen financiamiento'".
ENNIO VIVALDI
RECTOR DE LA U. DE CHILE Y PRESIDENTE DEL CUECH



 Imprimir Noticia  Enviar Noticia