Dólar Obs: $ 709,52 | -0,16% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.976,85
IPC: 0,20%
Donald Trump

miércoles, 27 de marzo de 2019

Economía y Negocios Online


Alejandro Alarcón Economista

He sido critico, desde que llegó al poder el Presidente Trump, especialmente cuando inició la guerra comercial con China, porque advertí a través de estas líneas, dos años atrás, que aquello traería malos efectos para la economía mundial, de lo que no quedarían excluidos ni EEUU ni China.

Los efectos han sido evidentes frente a la búsqueda del proteccionismo de Trump, sobre EEUU, cuando importantes segmentos de la base política del presidente como los agricultores, sufrieron los efectos de la Soya que vendían en China, la desaceleración de China y hasta nosotros, afectados por la caída de la actividad allí. Mis cálculos apuntan a 0,5% del crecimiento del PIB en Chile durante 2018 (crecimiento PIB habría sido 4,5%).

Sometido a un ataque sin precedentes, desde la caída de Richard Nixon, a mediados de los 70s, Trump fue acorralado por diferentes temas, varios de ellos, relacionados a acusaciones que surgieron durante la campaña que condujo a su elección en 2016, desde compra de silencios de actrices porno hasta la vuelta de espalda que le dieron cercanos asesores de su equipo de campaña para las elecciones.

Mueller, Fiscal especial, dedicó los últimos dos años ha investigar la trama rusa, esto es que si Trump había conocido los esfuerzos del Kremlin para intervenir en las elecciones norteamericanas. Las conclusiones emitidas por el Secretario de Justicia William Barr, este domingo, apuntan a que el Presidente es inocente de los cargos que se buscaba probar en la investigación.

Por supuesto que en las próximas semanas, la oposición buscará en el informe completo, encontrar que efectivamente existen pruebas, pero desde mi punto de vista, creo que Trump ha sido exonerado de esos graves cargos de conspiración entre él y el Kremlin, para resultar victorioso en la elección de 2016.

Además, involucrado a fondo en la llamada guerra comercial, podría obtener otro triunfo. Cada vez más analistas objetivos están concluyendo, que pese a que no ha logrado resolver la disputa comercial, la ampliación de las negociaciones a otras esferas como el robo de propiedad intelectual y, principalmente lograr que China levante las duras restricciones para la entrada de capital extranjero en unas 150.000 empresas estatales, muy ineficientes, ansiosas de transferencia tecnológica pero también un bastión del partido comunista Chino para dar empleo a sus operadores y fieles guardianes de la doctrina comunista allí.

No será fácil lograr avances en estas negociaciones y la cumbre para firmar un tratado a fines de marzo, ya ha sido pospuesta para la última semana de abril. Para Xi Jinping esto constituye un dilema mayor. China necesita volver a crecer a tasas mucho mayores al 6% anunciado para este año, necesita a EEUU, pero sabe que si acepta estas nuevas condiciones el partido comunista perderá una cuota muy importante de poder.

Ya no hay dudas que Trump se presentará a la reelección. Con los nuevos antecedentes de la negociación con China, será muy difícil que pierda las próximas elecciones presidenciales en EEUU, a menos que la desaceleración global o una recesión, le pase la cuenta.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia