Dólar Obs: $ 788,98 | 0,22% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 30.064,36
IPC: 0,10%
Sistema de retención:

Los niños pequeños no pueden ir en brazos de sus padres en el auto

miércoles, 27 de marzo de 2019


Línea Directa Comunidad
El Mercurio

Aún falta que algunos conductores tomen conciencia de la importancia de que usen sillas especiales o el cinturón de seguridad.



Hace unos días, el Ministerio de Transportes comunicó que desde 2015 a la fecha -cuando se puso en marcha la ley que exige que los menores vayan en sillas propias o sujetos dentro de los vehículos- se ha reducido en 60% el fallecimiento de niños en estos autos particulares.

En 2016 la normativa prohibió el traslado de pequeños en asientos delanteros hasta 12 años y en 2017 extendió la edad de su transporte en sistemas de retención infantil hasta los 9 años (o estatura de 135 centímetros y 33 kg de peso), según su edad, talla y peso.

Conforme a una encuesta realizada a 528 conductores se determinó que solo el 49% de la muestra utilizaba este elemento de protección y por eso que las autoridades hicieron un llamado a los padres a informarse más.

Como explican en www.fiscalizacion.cl (del Ministerio de Transportes), llevar a un menor de 12 años en el asiento delantero o uno de menos de 9 años sin su sistema de retención infantil, es considerado una falta gravísima, lo que significa una multa de 1,5 hasta 3 UTM y la suspensión de licencia por entre 5 y 45 días.

Los consejos son

Jamás viajar con niños en brazos. No importa lo fuerte que se le sujete, nada lo mantiene seguro en caso de accidente.

Nunca adquirir una silla de seguridad que haya estado en un vehículo accidentado, ya que podría encontrarse dañada estructuralmente. Los sistemas de retención infantil tienen una fecha de vencimiento.

Evitar que las correas del arnés queden torcidas cuando el niño se siente. No colocarlas por detrás de su espalda ni debajo del brazo, ya que pueden causar daño en caso de accidente.

 Seguir atentamente las instrucciones del manual del fabricante y del auto antes de instalar el sistema de sujeción. Luego, y antes de cualquier viaje, tomar la base de la silla con las dos manos y moverla de un lado para otro. Esto no se puede realizar por más de dos centímetros y medio para cada lado.

Asegurarse de que el niño esté bien amarrado. Para comprobarlo, hacer la "prueba del pellizco" tomando el arnés entre índice y pulgar. Si no se logra tomar la cinta, entonces el arnés está bien ajustado.

La posición más segura para instalar la silla es en el asiento central trasero, porque es la ubicación más alejada de posibles impactos laterales. En segunda posición, está el asiento detrás del copiloto.

En los primeros años de vida, los niños deben ir en una silla mirando hacia atrás. Extender esta medida hasta los 4 años o lo máximo que lo permita la silla.

No compartir el cinturón de seguridad con el niño, pues es la posición más peligrosa de este dispositivo y provoca severos daños. El adulto aplasta al menor contra el cinturón realizando un efecto cuchillo.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia