Dólar Obs: $ 978,07 | 1,29% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 37.197,58
IPC: 0,40%
Colbún asocia inédito plan turístico a central San Pedro en Panguipulli

martes, 04 de noviembre de 2008

Danilo Bustamante Rocha
Economía y Negocios, El Mercurio

Caminos, balneario lacustre y terminal de buses figuran en la iniciativa vinculada a la construcción del primer embalse de tercera generación del país.

No fue fácil el camino que recorrió la eléctrica Colbún, controlada por el grupo Matte, para llegar a obtener el permiso ambiental para su proyecto San Pedro.

La iniciativa busca levantar una central hidroeléctrica embalse -que opera como si fuera de paso- de 155 MW y una inversión de US$ 202 millones en la comuna de Panguipulli, una de las zonas más complejas para estos emprendimientos. Aparte de Colbún, Endesa y la noruega SN Power mantienen proyectos en la zona. Todas ellos han hecho frente a cuestionamientos de sectores comunales.

Colbún es la primera en recibir el visto bueno de las autoridades. Para el nuevo gerente de asuntos corporativos, Carlos Abogabir, la aprobación "termina un trabajo importante en cuanto a absorber las inquietudes y poder dar respuestas de manera satisfactoria".

Entre las mitigaciones propuestas, figura un inédito emprendimiento turístico. Balnearios lacustres, terminal de buses, muelles y caminos junto a la creación de una organización sin fines de lucro que elabore un plan maestro de turismo en Panguipulli figuran en las medidas. Algunas de éstas ya están aprobadas en la aledaña comuna de Los Lagos y otras están por definirse en la principal zona a intervenir. Para el ejecutivo, esto profesionalizaría el sector turismo de la zona.

Precisamente, una de las preocupaciones del electo alcalde de Panguipulli, René Aravena, es el turismo y se espera que en los próximos días haya acercamientos entre la empresa y el nuevo líder comunal.

Para Colbún, este proyecto se trata del primer embalse de tercera generación aprobado en el país, que consiste en que si bien éste contiene el agua, no regula su flujo, sirviendo sólo para elevar la altitud de la caída del agua, por lo que opera como una central de pasada. Ahora, pretenden replicar este modelo en la central Angostura, ubicada en Santa Bárbara, Región del Biobío.

Pero pese a los cambios descritos, el rechazo de algunas personas se manifestó hasta el mismo día en que la Corema debía votar el proyecto. La sesión del pasado 22 de octubre finalizó con 21 detenidos, entre ellos el actual alcalde, Alejandro Kohler (PS).

"Creo que no fue el mejor timing para la evaluación del proyecto. Había un alcalde saliente y un ambiente bastante dividido", detalla Abogabir. Sin embargo, la iniciativa se aprobó por 16 votos, uno en contra y una abstención. ¿Por qué las manifestaciones? "Hubo un problema de información, la gente que apoyaba estaba moción contraria a este tipo de inversiones tenía una postura bastante menos informada y más de sensaciones", afirma el ejecutivo.




 Imprimir Noticia  Enviar Noticia