Dólar Obs: $ 784,07 | -0,33% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.788,59
IPC: 0,60%


La primera directora del Hospital Clínico de la Universidad de Chile Graciela Rojas

martes, 19 de marzo de 2019

Por Sergio Caro
Las primeras mujeres que abrieron camino en Chile
El Mercurio

Una psiquiatra, de larga trayectoria en salud mental, está a cargo del hospital de la primera facultad de medicina del país. Antes dirigió la clínica psiquiátrica del mismo centro asistencial.



N o fue la medicina, sino la astronomía, su primera vocación. Visitaba los observatorios de su región (Coquimbo), pero descartó dedicarse a eso al ver cómo era la vida de los astrónomos extranjeros que llegaban. "Yo quería tener una profesión y una familia", dice Graciela Rojas. Tampoco se imaginaba trabajando aislada de la gente. Aunque cuando entró a Medicina le interesaba la obstetricia y la salud pública, eligió especializarse en psiquiatría porque le permitía compatibilizar lo científico con lo humano; "era una especialidad más cercana a la gente", comenta.

Durante su trayectoria, la doctora Rojas se ha dedicado a la investigación en salud mental, un área que no estaba considerada en las políticas públicas de hace tres décadas. "Demostramos que uno de cada cuatro chilenos tenía problemas de salud mental, y los equipos no estaban preparados para enfrentar esa situación", señala, junto con destacar la brecha de género: en las mujeres, la prevalencia era de tres veces más que los hombres. Y ella lo explica en parte en las dificultades para compatibilizar maternidad y trabajo, así como en la mayor responsabilidad que se le asigna en la familia.

En la actualidad, si bien las carreras del área de salud son mayoritariamente femeninas, el acceso a puestos de poder es muy escaso, lo que ella explica no solo por discriminación, sino porque "también las mujeres nos hemos autoexcluido, porque creemos que los cargos no son compatibles con la vida familiar. Ahí mi familia hizo una contribución al no ponerme límites a mí misma". Así, la doctora Rojas fue durante una década la primera directora de la Clínica Siquiátrica del Hospital Clínico de la Universidad de Chile. También participó en el senado universitario y fue jefa de gabinete del rector Ennio Vivaldi, cargo en el que logró conseguir recursos para mejorar el equipamiento del hospital. Que la nombraran directora del establecimiento (la primera mujer en sus 67 años de existencia) era un paso lógico. Ella no descarta que las movilizaciones feministas hayan contribuido a que las autoridades universitarias tomaran conciencia del rol de la mujer.

Graciela Rojas aspira a que, durante su gestión, todas las facultades e institutos de la Universidad de Chile participen en el hospital, desde hacer tesis y prácticas hasta investigaciones multidisciplinarias. También a que el centro asistencial apoye la red de salud pública, para contribuir a reducir los déficits de atención que afectan a la población.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia