Dólar Obs: $ 692,79 | 0,02% IPSA -1,05%
Fondos Mutuos
UF: 27.725,01
IPC: 0,50%
Presidente dijo que esta medida se ejecutará desde los 14 años, aspecto que había causado un debate oficialista:

Gobierno anuncia cambios a ley de control preventivo de identidad pese a reparos RN

jueves, 14 de marzo de 2019

J. Martínez, E. Monrroy y A. Hamilton
Política
El Mercurio

Senador Allamand insistió en que es un error incluir a adolescentes y dijo que idea no prosperará en el Congreso, mientras la oposición volvió a rechazar el proyecto.



"Enviaremos al Congreso un proyecto de Control Preventivo de Identidad para fortalecer Calle Segura y que Carabineros pueda pedir cédula de identificación escolar, de transporte o huellas dactilares a mayores de 14 años y también registrar contenidos de mochilas o autos cuando corresponda". Así anunció ayer el Presidente Sebastián Piñera, en Twitter, la decisión de cambiar dicha ley.

La medida -que implica mayores atribuciones a la policía- había sido informada el fin de semana en el primer aniversario de gobierno junto a Chile Vamos, generando rechazo en la oposición y un debate en el oficialismo en el comité político ampliado respecto a aplicar este control en menores de edad.

El sábado pasado, incluso, los partidos oficialistas se mostraron sorprendidos por el anuncio, pues el Gobierno no había socializado con los dirigentes la apuesta legislativa.

De hecho, ayer volvió a generar sorpresa la confirmación del envío del proyecto de ley, dado que parlamentarios apostaban a que esta se estableciera desde los 16 años, de manera que el debate con la oposición fuera menos complejo de lo que se prevé.

En RN, el presidente Mario Desbordes señaló estar "100% de acuerdo en que hay que ampliar el control de identidad", pero aseguró que "se pueden analizar las distintas aristas de hacer este control a partir de los 16 o 14 años".

El lunes, el diputado había dicho que era poco "eficiente" legislar en menores de edad, puesto que estos por ley no están obligados a portar su cédula de identidad.

Por su parte, el jefe de senadores de RN, Andrés Allamand, dijo que "fortalecer el control preventivo es muy necesario, pensando en la seguridad pública", sin embargo, mantuvo sus reparos. "Es un error perseverar en la idea del control de adolescentes, además de que no tiene ninguna posibilidad de prosperar en el trámite legislativo", expresó.

En Evópoli, al igual que en la UDI, dieron su apoyo al Gobierno. "Vamos a ver el proyecto en particular, pero nos parece razonable", señaló el jefe de diputados, Luciano Cruz-Coke.

En la oposición, en tanto, volvieron a rechazar la idea. Ya el lunes los senadores Felipe Harboe (PPD) y Francisco Huenchumilla (DC), de la comisión de Seguridad, criticaron la posibilidad de reducir la edad del control, aduciendo la importancia de previamente garantizar un efectivo control a las fuerzas de seguridad.

La jefa de bancada PPD, Andrea Parra, calificó el proyecto de "populista". En días anteriores habían señalado que el Gobierno solo busca subir en encuestas.

En el Congreso, así, se prevé una compleja tramitación, pues menores entre 14 y 16 años no son susceptibles de ser sancionados al no identificarse ante un control de identidad. Así, no solo se tendrá que modificar la actual ley de Control de Identidad -que incluye a mayores de 18 años en espacios públicos-, sino el Código Penal.

En el Gobierno, no obstante, recalcaban que esta medida contaría con una buena aprobación de la ciudadanía y recordaban la estrategia en Aula Segura, donde la oposición rechazó la iniciativa, pero el Gobierno apostó a mostrar "una mayoría social" a favor.

En esa línea, en La Moneda se evaluaba enviar un mensaje comunicacional. "¿Están con los delincuentes o la protección?", podría ser una de las frases de ese discurso. En paralelo, refuerzan cifras como que, en 2018, la participación de menores de edad en delitos violentos y de connotación supera el 20% del total de los detenidos.

"Los únicos que podrían oponerse son aquellos que buscan que no tengamos mayor eficiencia en nuestras acciones policiales", dijo ayer el ministro Andrés Chadwick (Interior).

Llamado político en Cerro Castillo

Ante ese escenario, anoche Piñera llegó al Palacio presidencial de Cerro Castillo, en Valparaíso, para reunirse con el oficialismo.

La cita, a la que asistieron 72 parlamentarios, comenzó con unas palabras de los jefes de bancada de la Cámara y del Senado y luego del Presidente Piñera. Más tarde, compartieron una cena de camaradería donde comieron pescado.

Según asistentes, el Presidente se refirió a las modificaciones de la ley de Control Preventivo, pero evitó ahondar en las diferencias por los menores de edad.

En cuanto a la estrategia legislativa, el jefe de Estado habría insistido en la importancia de la agenda de seguridad con iniciativas como el control de identidad y la ley antiportonazos, así como también en las reformas tributaria y previsional.

Los parlamentarios, previo a la cita, planeaban pedir al Gobierno mayor coordinación legislativa, justamente dado el episodio de la semana con el proyecto de control preventivo de identidad. El jefe de bancada de la UDI, Javier Macaya, dijo que en la cita buscaban conversar con el Presidente "acerca de cuál va a ser la complicidad que vamos a tener en este año legislativo".

"Sobre la ley de control preventivo, el Presidente dijo que es un proyecto muy bien evaluado por la ciudadanía y necesario para avanzar en seguridad que hoy se ve cada vez más complejo y que se requiere de esta herramienta para que Carabineros pueda actuar", explicó el diputado UDI Patricio Melero tras la cita.

En cuanto a las medidas administrativas -plan ideado ante su minoría en el Congreso-, Piñera habría enfatizado en la modernización de Carabineros.

"Hablamos de que este año va a ser complejo, que tenemos una oposición que tiene la intención de no dar tregua en reformas muy importantes para el país", dijo la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe.

En tanto, el mandatario -de acuerdo a presentes- pidió trabajar desde ya en las elecciones municipales y de gobernadores de 2020, al tiempo que recalcó en la unidad de la coalición. Esos comicios, habría agregado, sería el primer paso para cumplir el objetivo político de esta administración: proyectar el Gobierno de Chile Vamos en 2022.

"El Presidente dio un impulso a lo que serán las municipales y elecciones de gobernadores", dijo la senadora Evópoli Carmen Gloria Aravena.

Año complejo

Así calificaron este 2019 en la cena en Cerro Castillo por los "constantes" rechazos de la oposición.

"El Presidente nos conminó a trabajar con fuerza para ganar la mayoría social necesaria para ser exitosos en las elecciones de 2020".
Luciano Cruz-Coke Jefe de bancada de Evópoli

"Sobre la ley de control preventivo, el Presidente dijo (anoche) que es un proyecto muy bien evaluado por la ciudadanía".
Patricio Melero Diputado de la UDI

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia