Dólar Obs: $ 697,23 | 0,09% IPSA -0,23%
Fondos Mutuos
UF: 27.738,41
IPC: 0,50%
Centro de Estudios Públicos y UC detectaron contrastes en el comportamiento de los padres según su nivel socioeconómico:

Familias más pobres postulan a menos colegios y con menor rendimiento

jueves, 14 de marzo de 2019

Valentina González
Nacional
El Mercurio




Dentro de las opciones que tienen, los padres de estudiantes más pobres están eligiendo colegios con menor rendimiento y mayor vulnerabilidad. Esa es la conducta que detectaron investigadores del Centro de Estudios Públicos (CEP) y la UC -que los propios expertos califican como llamativa- en un estudio sobre cómo las familias postulan a establecimientos a través del Sistema de Admisión Escolar (SAE), mecanismo que comenzó a funcionar en 2017 y que el Gobierno intenta modificar.

Según el análisis, hecho con datos del SAE en 2017, los padres de estudiantes más vulnerables tienden a postular a menos colegios, y en su mayoría a los municipales -y no con copago, alternativa que podría ser gratuita para ellos-, con menor puntaje Simce y mayor vulnerabilidad. Los apoderados de alumnos no prioritarios, en tanto, postulan a más colegios, prefieren los subvencionados y con mejor desempeño.

Sylvia Eyzaguirre, investigadora del CEP, señala que el contraste es aún más fuerte al mirar las primeras preferencias: "En las familias vulnerables esta opción tiene, en promedio, un puntaje Simce más bajo que las otras (...) Es algo muy curioso, contra intuitivo".

Lo explorarán en profundidad para una segunda parte del estudio, pero desde ya los expertos anticipan que uno de los factores podría ser la falta de información en las familias más pobres, sobre los colegios o el funcionamiento del SAE.

"Uno se pregunta: ¿Ellos sabrán cuál es la calidad de estos establecimientos? O, tal vez la calidad no es un tema tan relevante o valoran otros aspectos", dice Eyzaguirre. "Otra opción, es si saben cuál es la oferta de colegios (...) Tampoco sabemos si reciben suficiente información sobre, por ejemplo, cómo los clasificó la Agencia para la Calidad", complementa Andrés Hernando, del CEP.

Aunque ambos investigadores enfatizan que los niños vulnerables quedan en mayor proporción en sus preferencias y que el sistema refleja las decisiones de sus familias, Eyzaguirre advierte que "elegir a ciegas, con los ojos vendados, no es elegir (...) Uno quisiera que los papás elijan sus colegios favoritos pero que, ojalá, esas preferencias estén correlacionadas con la calidad".

Nicolás Blanco, coautor del documento, plantea que esto podría cambiar con el tiempo. Menciona que en un estudio previo, vieron que en Magallanes -la única región donde el sistema se había implementado dos veces, en ese entonces- el segundo año usando el sistema las familias postularon a más colegios. "Demuestra la existencia de problemas de información asociados al sistema (...) Es una de las aristas que se puede trabajar", afirma.

Valor de los municipales

El análisis detectó que si bien se postula más a los privados, cuando los municipales son preferidos tienden a aparecer en primer lugar. "No hay sesgo contra la educación municipal", dice Hernando. El problema estaría, según Eyzaguirre, en la escasa oferta de buenas opciones.

Los autores también destacan que los resultados de 2017 ya muestran una mayor dispersión de los niños vulnerables en los colegios. "Eso te dice que esto está funcionando", plantea Hernando.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia