Dólar Obs: $ 697,23 | 0,09% IPSA 0,15%
Fondos Mutuos
UF: 27.738,41
IPC: 0,50%
Anteriormente, el Presidente aseguró que los costos debían ser de cargo del cliente. La ministra Susana Jiménez señaló que explorarán opciones junto con las firmas eléctricas. Una de ellas podría ser el pago de un monto a los clientes por sus aparatos antiguos.

Gobierno da giro y sorprende con propuesta para que firmas costeen cambio de medidores

jueves, 14 de marzo de 2019

Tomás Vergara P.
Economía y Negocios
El Mercurio




Dos semanas después de confirmar que el costo del cambio de medidores de electricidad sería con cargo al cliente, el Gobierno presentó una serie de medidas para revertir dicho polémico escenario.

Ayer, la ministra de Energía, Susana Jiménez, llegó al Parlamento para participar de una comisión especial, junto a autoridades del sector eléctrico, además de la ministra secretaria general de Gobierno, Cecilia Pérez, y del secretario general de la Presidencia, Gonzalo Blumel.

El cambio de postura busca modificar la normativa impulsada durante el gobierno anterior y ratificada por el actual, que retiró el decreto de Contraloría para revisar su legalidad y luego reingresarlo, según reconoció y explicó la ministra. La idea es sentarse con las empresas distribuidoras de electricidad para que estas compensen económicamente a los propietarios por sus actuales medidores análogos (cuyo valor por una unidad nueva es cercano a los $20 mil, unos US$ 30) al momento de realizar el cambio por equipos inteligentes. Según cálculos del Ejecutivo, esto beneficiaría directamente a unos 4,8 millones de consumidores, mientras fuentes de la industria cifran en unos US$ 140 millones los costos de esta compensación a nivel país, situación que tendría preocupadas a las firmas eléctricas.

El cambio de postura es radical, versus las afirmaciones del propio Presidente Sebastián Piñera, quien aseguró hace unos días que los costos de los nuevos aparatos debían ser con cargo de cada cliente.

En su intervención en la Cámara de Diputados, la ministra Jiménez aseguró: "Como Gobierno, empatizamos con el malestar de la ciudadanía con las empresas eléctricas y por la forma en cómo esta medida fue implementada por la administración anterior. Es por ello que el Ministerio de Energía actualmente está dedicado a proponer soluciones que beneficien a los clientes".

Junto con esto, se dio a conocer que el proceso se realizará de manera voluntaria, estableciendo un protocolo a cargo de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), en el que tendrán la prioridad aquellos consumidores que se acojan a la Ley 20.571 de generación distribuida y quienes lo soliciten a través de un sitio web.

Según explicó la ministra, la instalación de estos equipos tendrá nulo impacto en los clientes, haya sido arrendatario o propietario. Asimismo, aseguró que con los nuevos equipos no habrá un registro mayor de consumo eléctrico, lo que ha sido probado por expertos, descartando también efectos dañinos a la salud.

Entre las obligaciones que anunció el Gobierno para las empresas, señaló que estas deberán informar las nuevas tarifas a las que podrán acceder los clientes gracias a la instalación de estos medidores. Según las estimaciones del Ejecutivo, se podría alcanzar, a lo menos, un 5% de ahorro en la cuenta de electricidad por las eficiencias que suponen estos equipos.

Lo anterior se sumará al proyecto de ley de reforma que busca modernizar el sector de distribución eléctrica, en donde se revisarán elementos claves del proceso tarifario, como la rentabilidad de las empresas distribuidoras. "El cliente paga por un servicio para tener energía eléctrica con buena calidad y los medidores serán parte de una red integrada que es entera responsabilidad de las distribuidoras", concluyó Jiménez.

Frente a estos cambios, el gremio que agrupa a las empresas de distribución, Empresas Eléctricas, señaló, a través de un escueto comunicado: "Reiteramos nuestra total disposición a explorar y discutir alternativas técnicas y regulatorias, manteniendo presente nuestro principal objetivo, cual es entregar el mejor servicio a nuestros clientes".

Avanzan iniciativas legales

En tanto, ayer ingresaron ocho proyectos de resolución a la Cámara de Diputados, de los cuales siete fueron aprobados, solicitando al Ejecutivo realizar modificaciones legales en el tema.

No obstante, el mayor avance lo presenta la propuesta del senador Carlos Bianchi, que fue aprobada por la comisión de Minería y Energía de la Cámara Alta. En esta se busca establecer que toda acción ejecutada en empalmes y medidores, sea con cargo exclusivo de la empresa concesionaria, salvo desperfectos o daños atribuibles a la acción del cliente, lo que, a juicio del propio senador Bianchi, "recoge el espíritu del proyecto original".

La presidenta de la comisión de Minería y Energía del Senado, Yasna Provoste, aseguró que la iniciativa senatorial "no deja espacio a la duda de que el recambio de los medidores es tarea de la distribuidora, que debe costear esto con sus recursos".

"El cliente paga por un servicio para tener energía eléctrica con buena calidad y los medidores serán parte de una red integrada que es entera responsabilidad de las distribuidoras".
Susana Jiménez Ministra de Energía

"La autocrítica (...) es haber creído en autoridades que uno suponía que debido a la desgracia (...) estábamos haciendo un proyecto de ley para aquellos que sufrieron el terremoto y aluviones".
Carlos Bianchi Senador independiente

"Este proyecto de ley aprobado por la comisión no deja espacio a la duda de que el recambio de los medidores es tarea de la distribuidora que debe costear esto".
Yasna Provoste Presidenta de la comisión de Minería y Energía del Senado

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia