Dólar Obs: $ 679,08 | 0,37% IPSA -0,05%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,76
IPC: 0,00%
Desde la elección de la fotografía hasta las interacciones en la red:

Consejos para construir una buena identidad digital al buscar trabajo

jueves, 14 de marzo de 2019

Alexis Ibarra O.
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

LinkedIn es esencial, pero los reclutadores también husmean por otras redes al momento de elegir.



Al buscar un nuevo trabajo ya no basta con tener un currículum original. La presencia en las redes sociales -en especial en LinkedIn- es esencial para ser tomado en cuenta para un determinado puesto.

"Si eres periodista es probable que los reclutadores vean tu Twitter, pero esta red es irrelevante si eres dentista. En cambio, a un desarrollador se le revisa su trabajo en GitHub y a un diseñador su portafolio en plataformas especializadas", dice Cristina Morales, académica del Diplomado de Recursos Humanos y Control de Gestión de la U. de Chile y directora ejecutiva de la consultora Next Challenge.

Según Morales, hay dos posturas: "Si estás presionado por encontrar un trabajo, lo más fácil es mostrarte como el 'mundo' quiere que te muestres y eso implica subir una foto más formal, sacarte los piercings , etc. o simplemente cerrar el acceso público a tus redes. Pero también puedes optar por mostrarte tal cual eres, ya que lo que te importa es trabajar en una empresa en que valoren tu trabajo y no por cómo eres en el ámbito personal".

Si bien hay puestos en los que se invita a los postulantes a mandar currículum, en aquellos más especializados son las empresas o consultoras las que van tras los candidatos. En ese caso, tener una buena presencia en redes laborales, como LinkedIn, es crucial.

"No estar activo en esta red supone perder varias oportunidades. Además, permite crear una 'marca personal' al interactuar con la comunidad. Con esto también se logra aparecer más veces en el buscador, ya que la plataforma nos rankea por el uso que le damos", dice Ariel Jeria, gerente de la agencia Rompecabeza Digital.

Lo esencial es completar el currículum, lo que se conoce como tener un perfil estelar. Luego, hay que crear una red y, para ello, la recomendación no es solo invitar a personas con las que se ha trabajado, "sino también a aquellas que nos gustaría conocer o que podrían ser útiles en nuestro desarrollo personal", dice Jeria.

Un tema importante es la fotografía. "Las estadísticas indican que un perfil con fotografía es siete veces más visto que uno que no la tiene. Además, en un entorno digital, ver la foto genera confianza de que se trata de un perfil real", dice Morales.

Una adecuada es de medio cuerpo o solo del rostro, con un fondo neutro. Por nada del mundo usar fotografías de las vacaciones.

"En LinkedIn es muy importante el resumen, lo que va debajo del nombre, ya que es esencial para ser encontrado por los reclutadores", dice Hugo Álvarez, director del programa de reubicación ejecutiva "PRE" de Potencia Laboral.

Este debe incluir palabras clave que reflejen la experiencia y el área de especialización, y deben ser elegidas pensando en lo que buscará una empresa.

"Uno de los errores frecuentes es que las personas no especifican el rol o las funciones del trabajo anterior. Se debe explicar la contribución exacta en cada proyecto y desarrollar una hoja de ruta que sea relevante para el empleo al que se está postulando", dice Tomás Hermosilla, gerente de Marketing y Comunicaciones de PageGroup.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia