Dólar Obs: $ 777,72 | -0,47% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.810,82
IPC: 0,60%
Iniciativa fue presentada ayer por el Presidente Sebastián Piñera y el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg. Plan contempla un ajuste legal y 13 cambios administrativos. Una de las principales medidas apunta a perfeccionar la franquicia tributaria, estableciendo la obligación a las empresas de copago mínimo en las capacitaciones.

Gobierno da primer paso en la reforma laboral con proyecto de modernización del Sence

martes, 12 de marzo de 2019

Juan Pablo Palacios
Economía y Negocios
El Mercurio




Como "una de las reformas más importantes de nuestro Gobierno" y uno de los mayores cambios desde su creación en 1976 calificó ayer el Presidente Sebastián Piñera la firma del proyecto de ley que moderniza el sistema nacional de capacitación y empleo.

En una actividad en Recoleta, el mandatario junto al ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, anunció el primer paso de su agenda de modernización laboral, la cual contempla el envío de otros dos proyectos de ley: uno que incluye las adecuaciones y perfeccionamientos a la reforma de 2016 y otro de adaptabilidad.

"Nuestro sistema de capacitación está funcionando muy mal. Lo han dicho así muchos informes, han dicho que a pesar de que gastamos cerca de US$ 300 millones en capacitar a nuestros trabajadores, el impacto sobre la empleabilidad, la capacidad de encontrar empleo y de aumentar los salarios, es prácticamente nulo", dijo Piñera al anunciar el proyecto que viene acompañado de una hoja de ruta para el Sence, con otros 13 cambios administrativos.

En la misma línea, el ministro Monckeberg resaltó los beneficios de la iniciativa. "Los trabajos están cambiando en todo Chile y queremos cambiar el Sence, para que sea una herramienta eficaz para acompañar a los trabajadores en todos los procesos de capacitación y de reconversión en los nuevos empleos. Lo que estamos haciendo hoy con el proyecto es que los recursos que se gastan en capacitación se gasten bien, en los empleos que se requieran y que no solo lleguen a las grandes empresas, sino que también a las pequeñas y medianas", dijo.

Mal diagnóstico

El principal cambio que contempla la reforma legal es una modificación a la franquicia tributaria. Este es un beneficio que permite financiar la capacitación de los trabajadores de las empresas, facultando a las compañías para descontar del pago de sus impuestos (crédito tributario) los costos asociados a las acciones de capacitación, hasta por un monto equivalente al 1% de la planilla anual de remuneraciones imponibles pagadas al personal.

La regulación actual de la franquicia permite que las empresas tengan derecho al crédito tributario incluso si no se han realizados las capacitaciones. Ello, porque el beneficio se genera por el solo hecho de efectuar un aporte al respectivo organismo técnico intermedio para la capacitación (OTIC), lo que trae una serie de consecuencias que afectan la calidad y pertinencia.

A mediados de 2018 el Sence, que es el ente que supervisa el sistema, detectó fallas en el uso de la franquicia para financiar cursos de formación, descubriendo que algunas empresas estaban accediendo al beneficio impositivo sin cumplir con los requisitos.

Desde el Gobierno advierten además que un gran número de capacitaciones no requiere cofinanciamiento por parte de las empresas, situación que incide directamente en su contenido y calidad.

Cambio a la franquicia

El proyecto de ley busca generar incentivos para el correcto uso de la franquicia tributaria, estableciendo obligación de un copago mínimo en todas las acciones de capacitación y franquiciando solo los gastos y desembolsos que efectivamente se hayan utilizado en capacitación.

Juan Manuel Santa Cruz, director del Sence, ejemplificó el objetivo del ajuste: "A la empresa, hoy, de un curso que le cuesta $10, el Estado le pone esos $10 cuando esos trabajadores están bajo el primer tramo de 25 UTM (de renta bruta). Lo que va a ocurrir si es que se aprueba la ley es que el Estado va a poner $8 y las empresas van a tener que pagar $2". Santa Cruz añade que "hoy la empresa no paga nada y parte del diagnóstico del problema es que si bien hay algunas compañías que lo usan bien (el beneficio), hay muchas otras que no le ponen mucha atención a cómo usan la plata".

En la iniciativa legal también se propone el fortalecimiento de la fiscalización y las sanciones del Sence, aumentando la responsabilidad de las empresas y organismos técnicos; la creación de un registro de infractores, y un procedimiento sancionatorio específico para el correcto uso de los beneficios de la ley.

El ministro Monckeberg precisó que el proyecto de ley "ingresará probablemente en los próximos días, no más allá de una semana". También anticipó que en los próximos días se anunciará el resto de la modernización laboral.

"Hoy queremos anunciar un primer paso en la modernización laboral, que es un nuevo sistema de capacitación para nuestro país".
Sebastián Piñera Presidente de la República

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia