Dólar Obs: $ 886,79 | -1,15% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 37.378,73
IPC: 0,50%
EXPOSICIÓN Expresiones visuales contemporáneas

Lights of Chile: la inédita exhibición de arte nacional en París

domingo, 10 de marzo de 2019

María Piedad Jiménez Larraín
Arte
El Mercurio

En el corazón del barrio francés Le Marais se realizará, a partir del próximo jueves, una muestra exclusivamente chilena que convocará tanto a exponentes reconocidos en el extranjero como a artistas emergentes.



Luces de neón, leds e impresiones lenticulares protagonizarán el homenaje al arte contemporáneo chileno que se realizará en París durante dos meses a partir del jueves. Es la primera muestra americana en el espacio de arte francés 193 Gallery, que fue inaugurado en octubre del año pasado. El nombre de la galería hace alusión a los 193 países del mundo y, por lo mismo, según su director, César Levy (1982), tiene como objetivo realizar exposiciones dedicadas a cada uno de los países y sus artistas. Sin embargo, asegura que lo primero "es mostrar el arte contemporáneo de países que no sean Europa y Estados Unidos: viajar, descubrir nuevas culturas y luchar contra la creencia común es nuestra obsesión. Por eso nos enfocamos primero en Sudamérica, Asia, África y Oceanía".

A la hora de pensar cuál iba a ser el eje central de la exposición, Cesar Levy junto a la chilena residente en Francia y curadora de la exposición, Paloma Földi (1986), decidieron mostrar un trabajo relacionado con el new media art y la luz, de ahí el nombre "Lights of Chile". "En general, la gente no sabe mucho sobre Chile. Piensan que es un país tercermundista, un poco retrógrado y tradicionalista. Para desmitificar la escena chilena, me parece muy importante que se haga una exposición colectiva que esté conectada con la vanguardia", menciona Földi.

El new media art se refiere a los trabajos creados con nuevas tecnologías. Es un tipo de arte digital, gráfico, virtual e interactivo que se relaciona con la animación computacional, los videojuegos, la robótica informática, la impresión 3D, entre otros. "Estamos viviendo la revolución industrial de la robótica y de la inteligencia artificial y en el arte se están utilizando nuevas materialidades; por eso es importante conectarse con esta nueva escena", comenta Földi. "Y --añade-- la luz habla de modernidad, de electricidad, de tecnología, por lo que nos pareció interesante relacionar ambos conceptos en 'Lights of Chile'".

La primera exposición americana

El director de 193 Gallery señala que eligió a Chile como primer representante del arte contemporáneo latinoamericano porque "es uno de los países, junto a Argentina y Brasil, con una fuerte escena artística e interés real en Europa". Levy reconoce que dedicar exposiciones exclusivas a países, en este caso latinoamericanos, es un modelo de negocio arriesgado. "Pero --agrega-- creemos que las personas que coleccionan arte desean descubrir cosas nuevas. Además, Chile es un país grande y creemos en sus artistas, así que no tenemos miedo".

Para la selección de los artistas y las piezas, Levy y Földi viajaron a Chile a comienzos de este año. De 30 artistas, finalmente eligieron a 14: Iván Navarro, Javier Toro Blum, Demian Schopf, Constanza Ragal, Gonzalo Sánchez, Félix Lazo, Sergio Recabarren, Valentina Ratto, Felipe Santander, Anton Álvarez, Fabiola Morcillo, Arturo Fermandois, Alexander Azukar y Caiozzama. Según Levy, "todos aportan una reflexión contemporánea sobre Chile desde diferentes medios como la pintura, la fotografía, el arte digital, el neón, cajas de led, etc.".

Tres obras del artista Javier Toro Blum (1983) formarán parte de la exposición "Lights of Chile". Él trabaja la técnica de la luz y el espacio desde 2015, por lo que cuando lo invitaron a participar, aceptó sin rodeos. "La principal propiedad que me interesa de la luz es que es un fenómeno muy llamativo. Por un lado, podemos ver la realidad a partir de ella, pero al mismo tiempo es material súper efímero", menciona Toro Blum. El chileno reconoce que la instancia generada por 193 Gallery es digna de destacar, ya que "genera diálogos interesantes entre artistas con diferentes backgrounds y carreras; entonces el hecho de que tengamos que exponer bajo un tema común crea una mezcla bien atractiva".

Luego de que Levy y Földi vieron el sitio web del artista y doctor en Filosofía de la Universidad de Chile Demian Schopf (1975), decidieron invitarlo a formar parte de la exposición parisiense. "Expondré algunos ejemplares de la serie 'Los Coros Menores' (2011), consistente en retratos de personajes de las fiestas religiosas populares del norte de Chile y el altiplano boliviano. En mi caso, la relación con la luz está dada por la neblina costera de Iquique: la camanchaca, palabra que en aimara significa 'oscuridad' y que produce una luz muy particular. Cuando viajé a Bolivia lo hice en temporada de lluvias. Buscaba una luminiscencia parecida", cuenta Schopf. El artista chileno dice que está contento y que aprecia esta iniciativa porque siente "que el arte de Chile, descontando a artistas muy conocidos como Jaar o Dittborn, se conoce más en América que en Europa".

"Estar en el mundo" y "Conciencia dorada" son las obras de la artista Constanza Ragal (1982) que estarán en exhibición. Ya ha expuesto en Italia y Alemania, pero es primera vez que se presentará en Francia. Según Ragal, ambas piezas son parte de un proyecto que está desarrollando, el cual entrecruza filosofía, neurociencia y anatomía. A pesar de que son obras distintas, según la artista tienen la misma reflexión. "Nunca estamos en el presente, estamos o en el pasado o en lo que viene. Básicamente es una reflexión sobre la existencia. Es una llamada a estar en el mundo", menciona Ragal.

Como el artista Gonzalo Sánchez (1964) considera que está en una etapa de exploración del lenguaje lumínico, consideró la invitación de Levy y Földi como una "gran oportunidad". El año pasado, Sánchez hizo una exposición denominada "Geometría sagrada", en la que mezclaba la estética precolombina con los nuevos lenguajes de producción de arte tecnológico. Tres de las obras de esa muestra fueron seleccionadas para formar parte de "Lights of Chile". "Mi arte, en general, es muy espiritual y humanista. Creo que los trabajos que hago con la luz y el infinito son una metáfora bonita y eficiente para hablar de la parte más interior del ser humano", menciona Sánchez. El artista trabaja con luces led de última tecnología, material orgánico, algoritmos e inteligencia artificial, lo que hace que el público interactúe con las obras mediante el uso de sus celulares, lo cual, según él, "le da especial interés".

El shuriken es un tipo de arma blanca arrojadiza, similar a un proyectil, originaria del Japón medieval. También conocida como "estrella ninja", es el objeto principal de las obras de Valentina Ratto (1988). Sus trabajos son composiciones aleatorias e intuitivas, según la autora, en los que se va construyendo una textura que habla de lo digital. "En mis piezas, el tipo de lenguaje que se da en el new media art está traspasado a cosas materiales", dice la artista. Su obra "Ratla" (2019), por ejemplo, al estar confeccionada con adhesivos reflectantes, brilla cuando se le saca una foto con flash. "El entorno desaparece y se opaca y solo quedan destacados los shuriken ", menciona Ratto.

Según la artista, quien nunca había expuesto fuera de Chile, "el hecho de exhibir tu trabajo al lado de una persona que está validada nos ayuda a los artistas más emergentes porque te ponen al nivel de artistas de ese calibre". A pesar de eso, plantea una advertencia y concluye que "se da mucho en Chile que cuando te validan afuera, te validan acá. Sería bueno que la gente empezara a abrir los ojos y ver lo que tienen en el país sin la necesidad de tener que ser validada en el extranjero primero".

El fenómeno del street art chileno

Claudio Caiozzi (1980) --más conocido como Caiozzama-- y Alexander Azukar (1986) son los dos exponentes del arte callejero en Chile. Si bien Caiozzama ha dedicado gran parte de su carrera a la fotografía, el año pasado comenzó a trabajar la técnica del collage . Siete de esas piezas de 80x50 centímetros serán presentadas en la galería y en la feria. "Cada una de mis obras tiene un mensaje particular", dice Caiozzama. Da el ejemplo de "McMao" y cuenta que "antes de hacer ese collage , me comí una hamburguesa del McDonald's sobre la obra, con ketchup y todo. Después de que estaba todo asqueroso, empecé a trabajar encima de eso. Ahí está la crítica", cuenta el artista.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia