Dólar Obs: $ 724,26 | 1,22% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 29.098,42
IPC: 0,30%
Es un hito discográfico para nuestro país, y fue financiado por la Fundación Siemens:

Uno de los mejores ensambles del mundo publica un disco de música chilena

jueves, 21 de febrero de 2019

Romina de la Sotta Donoso
Cultura
El Mercurio

Se llama "Finis Terrae" y lo grabó el Ensemble Musikfabrik. Es una panorámica de lenguajes y lo distribuye Naxos en todo el mundo. Incluye obras de compositores como Alejandro Guarello, Aliocha Solovera y Ramón Gorigoitía.



El Ensemble Musikfabrik nació en 1990, y rápidamente se ubicó en la primera línea mundial de la música contemporánea, al lado de conjuntos tan célebres como la London Sinfonietta o el Ensemble InterContemporain.

Un sitial que conquistaron fomentando deliberadamente la innovación artística; sus 16 miembros no solo son virtuosos instrumentistas, sino también especialistas en música de cámara y aleatoria, y en improvisación. Asimismo, no descansan en los laureles; ya han grabado 75 discos y siguen ofreciendo entre 80 y 100 conciertos al año.

Su sede está en Colonia, y gracias al financiamiento permanente de la Kunststiftung NRW, del gobierno de Renania del Norte-Westfalia, su excelencia artística está asegurada.

Y ahora, en una iniciativa que será un hito para nuestra música, el Ensemble Musikfabrik acaba de publicar un CD con cinco obras chilenas. "Finis Terrae. Sounds from the End of the World. Contemporary Music From Chile" fue editado por Da Vinci Classics, y tiene distribución mundial por Naxos. Se puede encargar por 13,9 euros en Davinci-edition.com y también está en Spotify.com.

"Esta producción discográfica es sobresaliente por la excelencia y el renombre internacional del Ensemble Musik Fabrik", asegura el chileno Ramón Gorigoitía, quien reside en Colonia desde 1983. Tras colaborar con varios solistas del conjunto, este compositor porteño le propuso este proyecto al ensamble, con una recepción muy positiva. "Cuando Musikfabrik fue a Chile en 2006, se llevó una impresión muy buena de la escena chilena de música contemporánea", cuenta. Y revela que los miembros de ese ensamble han asistido en Colonia, como público, a conciertos donde se han interpretado obras chilenas. "Acá en Europa hay mucho interés por la música chilena actual", agrega.

El apoyo financiero fundamental fue de la Fundación Siemens, que comisionó las obras a Alejandro Guarello, Pablo Aranda, Aliocha Solovera y Boris Alvarado, además del propio Gorigoitía. Las cinco piezas se estrenaron hace tres años, en el auditorio de la Deutschlandfunk. Uno de los que asistió fue Alejandro Guarello. "Fue muy bueno; la sala de conciertos y su acústica son espectaculares, y había mucha gente", recuerda.

"Musikfabrik es uno de los grupos más importantes en su género, y son una verdadera manufactura de música; hacen investigación y poseen una colección enorme de instrumentos. Es fantástico; es la primera vez que un grupo de esa categoría edita un disco solo de música chilena, y el título del disco hace evidente la paradoja de que en el fin del mundo se hace música de arte de gran calidad", comenta Guarello. Y destaca también que esta producción discográfica "es una especie de arcoíris, muy variado en cuanto a lenguajes, con propuestas muy distintas entre sí".

"MUFA", su obra, no se refiere a la mala suerte, sino al nombre del ensamble alemán. Y se organiza partir de las combinaciones rítmicas y métricas de las cifras 3, 7 y 11. "Esta pieza es bien típica de mí, porque son momentos que permanecen en un carácter y después van cambiando a otro, con bastantes contrastes. La obra termina con una dilución muy serena", detalla Guarello.

Ramón Gorigoitía también entrega luces respecto de "Transgresiones", su composición. "Es una trasgresión intertextual, puesto que la fuente literaria es fundamental para el desarrollo del material. Las alturas, la frecuencia y las complejidades rítmicas se deducen de tres obras básicas, los Cantos 1 y 2 del 'Canto General' de Pablo Neruda, 'La Araucana' de Alonso de Ercilla y Zúñiga, y la poesía anárquica de Eric Frith, textos que reflejan sucesos violentos trascendentes que han generado cultura e identidad", explica.

Las otras composiciones incluidas son "Fuegos de artificio", de Aliocha Solovera; "Alma", de Pablo Aranda, y "Allá", de Boris Alvarado.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia