Dólar Obs: $ 761,34 | 0,57% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.664,66
IPC: -0,10%
IA para todos

lunes, 11 de febrero de 2019

Economía y Negocios Online


Daniel Fernández K. Profesor Facultad de Ingeniería UDD

Si en las últimas décadas los dispositivos de comunicación ubicua (smartphones con GPS) y sus múltiples aplicaciones han cambiado el mundo, la posta para la siguiente década la tomará la Inteligencia Artificial (IA). Suele pensarse que la IA se basa en sistemas ultrasofisticados que requieren de un gran conocimiento técnico y plataformas de soporte complejas, y que por lo tanto es aplicable sólo para grandes empresas y corporaciones, pero ello no es necesariamente así. Usamos la IA todos los días sin verla, en las múltiples aplicaciones que nos proveen las plataformas de comunicación y servicios. Lo que sí es cierto es que el uso de la IA en organizaciones requiere de un conocimiento básico sobre sus capacidades, dominios de aplicación y potencialidades que no está naturalmente al alcance de todos. Pensemos en las PYMEs. Por definición éstas cuentan con recursos humanos escasos, lo que limita sus capacidades de expansión basados en las capacidades de las personas. La IA puede apoyar la contabilidad, el pago a los proveedores y la gestión de stock, así como mejorar la selección de proveedores, cotizando en línea automáticamente insumos, seguros, créditos, etc.. También puede mejorar la eficiencia de las operaciones y la logística: casi cualquier empleado posee un smartphone, y la empresa puede contratar planes colectivos para apoyarse en los aparatos que ellos poseen. Plataformas de búsqueda inteligente como LinkedIn pueden apoyarlas en el reclutamiento de talento especializado digital. También la IA será útil para enviar automáticamente encuestas de satisfacción y procesar sus resultados inteligentemente, orientándolos a mejorar la calidad del servicio y el alcance de sus clientes. También puede ser útil incoporar chatbots de asistenca en línea. Todo ello permite, además, recolectar datos y usar programas simples de análisis de data, y con ello posibilitar el desarrollo de estrategias digitales de marketing y ventas. Así, varios de sus procesos repetitivos y monótonos pueden ser automatizados, liberando a los empleados, los cuales pueden orientarse a actividades de mayor valor para la PYME y para ellos mismos.

Si las PYMEs tienen dificultades para acceder a IA básica, como seguramente ocurre, entonces hay allí un espacio fundamental de ayuda desde los organismos de fomento productivo y apoyo técnico estatal. Sin acceso a la IA, las PYMEs no sólo pueden perder posibilidades, sino comenzar a ser poco competitivas ante nuevas plataformas, sistemas logísticos y servicios on line basadas en startups y empresas de mayor tamaño que capturan sinergias y mejoran la calidad de servicio sobre la base de tecnologías y aplicaciones digitales.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia