Dólar Obs: $ 784,07 | -0,33% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.788,59
IPC: 0,60%
Los preferidos de la llamada Generación Z:

Estas son las redes y aplicaciones que usan los adolescentes y que los adultos ni saben que existen

domingo, 03 de febrero de 2019

Alexis Ibarra O.
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

TikTok, Kik, Buddy Meter o Discord son algunas herramientas que los jóvenes usan para entretenerse o comunicarse entre ellos. Sus padres, en cambio, siguen en la comodidad de Facebook.



"Para el boom de Facebook yo era muy chica y mis papás no me dejaron tener una cuenta. Cuando ya tuve la edad para estar en redes sociales, Facebook ya había pasado de moda y para mí era más atractivo tener Instagram o Musical.ly. Así que nunca usé Facebook", dice Ignacia Antonia (17), la estrella chilena de TikTok, la red social que es furor entre los jóvenes.

Ignacia, que tiene 3.300.000 seguidores en TikTok, cree que la frescura y agilidad de esta herramienta son la clave de su popularidad entre sus coetáneos. "Debe ser por su inmediatez, porque te permite realizar videos cortos y entretenidos en los que puedes hacer lip sync y aplicar filtros. Lo pasas bien haciéndolos y también viendo uno tras otro", dice Ignacia Antonia. Hasta cuatro videos diarios dice que intenta subir al día a esta aplicación, conocida antes como Musical.ly.

TikTok es el mejor ejemplo de cómo las nuevas generaciones buscan herramientas digitales distintas a las que usan sus padres para compartir vivencias, entretenerse y comunicarse.

"La Generación Z -nacidos entre 1995 y 2005- tienden a usar plataformas o aplicaciones con contenido en vivo, ya que no requieren horas o días para obtener interacciones. Estas son en tiempo real", dice Constanza Ballesteros, gerente de márketing digital de Samsung, quien agrega que las "Stories" de Instagram, TikTok o Snapchat cumplen con ese objetivo.

Ariel Jeria, gerente general de la agencia Rompecabeza Digital y académico de márketing digital en la U. Finis Terrae, cree que los adolescentes buscan espontaneidad en sus relaciones digitales, pero también quieren ser los primeros en adoptar nuevas tecnologías. "Son más arriesgados, no le temen a lo nuevo y siempre andan en busca de las nuevas tendencias", dice.

Aunque el especialista aporta un punto adicional al por qué padres e hijos usan herramientas distintas: "Los adolescentes sienten que una red social en la que están sus papás deja de ser cool y no tienen la misma libertad para expresarse, por eso escapan de las que usan sus padres, como pasó con Facebook".

Martina Perines (13), por ejemplo, ya casi no usa Facebook: "No hay nadie con quien conversar", es su argumento.

Sí usa TikTok, Instagram y el juego online de moda Free Fire, en la que se reúne con sus pares. "Es muy entretenido, se parece un poco a Fortnite (el juego más popular en 2018). Se juega entre 50 personas; te tiran en una isla, vas recogiendo armaduras y tienes que ir eliminando a los otros jugadores. Es muy dinámico y lo juego con amigas y amigos", cuenta Martina.

Tomás Hevia (18) usa Discord para comunicarse. "Funciona en la web, en el celular y en consolas. Puedes crear servidores de distintas temáticas en las que se juntan personas a conversar. Puede ser por chat de voz, texto o videoconferencia. Es como una mezcla entre Skype y WhatsApp, donde también puedes compartir imágenes", dice.

Discord lo usan preferentemente los gamers (videojugadores), que lo emplean para conversar mientras juegan, aunque Tomás dice que también hay quienes se reúnen en torno a otras temáticas.

El mismo Hevia sugiere Kik, aplicación para chatear donde abundan los emojis , los stickers o los gifs con memes. Su mayor innovación es el uso de códigos (como los QR), que al escanearlos permiten abrir un chat. Los usan, por ejemplo, para ponerlos en lugares públicos, en tiendas o en las universidades y así comunicarse fácilmente. También tienen bots (chat automatizados) que responden preguntas, sirven para jugar, dan consejos o entregan contenido noticioso.

Los jóvenes disfrutan con nuevas formas de interacción, como son los cuestionarios o encuestas en línea. Buddy Meter, por ejemplo, permite medir cuánto saben de uno los amigos, con preguntas como: "¿Qué animal prefiero como mascota?".

"La idea es compartir un enlace en tus redes sociales o mandarlo por WhatsApp, para que tus amigos contesten la encuesta. Luego se hace un ranking con las respuestas correctas, ya que se supone que el que más acierta es el que más te conoce", explica Alexander Sotomayor (19), usuario de Buddy Meter.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia