Dólar Obs: $ 681,69 | 0,33% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.953,42
IPC: 0,00%
Proyectos Integrales eficientes e innovadores:

Abastible instala sistemas que garantizan continuidad energética

lunes, 28 de enero de 2019


Ediciones Especiales
El Mercurio

Para la compañía, el gas licuado (GLP) presenta ventajas considerables ante otros tipos de energías. Hoy, sus sistemas de generación de agua caliente sanitaria y calefacción son los más demandados por los hospitales y clínicas.



Minimizar el uso de vapor reemplazándolo por la utilización eficiente de agua caliente con centrales térmicas, es hoy el foco principal del trabajo que Abastible realiza en el segmento de Hospitales.

"Contamos con productos destinados a la climatización de forma independiente a los sistemas eléctricos, para frío y calor, como lo son las bombas de calor y chillers a GLP, sumado a proyectos de cogeneración para la entrega de energía eléctrica y agua caliente", explica Cristián Neira, subgerente de Soluciones Energéticas de Abastible.

La firma desarrolla proyectos integrales de soluciones energéticas para que los clientes obtengan beneficios económicos, con sistemas de última tecnología que tengan los más altos estándares de confiabilidad, calidad y siempre bajo el concepto de eficiencia energética. 

Destaca que, como proveedor, la compañía ha modificado su oferta comercial, pensando en la necesidad del cliente y en un desarrollo conjunto con ellos. "Sacamos de la discusión el precio del energético y nos focalizamos en la prestación de un servicio integral, cuyo objetivo es considerar un beneficio económico y la entrega de condiciones óptimas de funcionamiento".

Ventajas del GLP

Actualmente, los sistemas de generación de agua caliente sanitaria y calefacción de Abastible son los más demandados por los segmentos Hospitales y Hoteleros, donde la continuidad energética y estándares de confort son críticos. 

"La alta demanda de nuestros sistemas no es solo debido a la eficiencia de nuestros equipos, se debe también a la generación instantánea de agua caliente, donde se han logrado ahorros energéticos del 17% y, al integrarlos a nuestros desarrollos de ingeniería, hemos logrado ahorros medidos del 54%".

Por otro lado, agrega, la baja tasa de mantenimiento de los equipos es un beneficio considerable en costos. "Ello porque nuestros sistemas están fabricados con partes de acero quirúrgico y titanio, los cuales no son afectados por la dureza del agua de nuestro país".

Y agrega: "El GLP es un energético de múltiples ventajas porque es un producto con elevado poder calorífico, de calidad constante y uniforme, lo que se traduce en menor consumo de energía. Además, su combustión es baja en emisiones de material particulado y no tiene restricciones medioambientales en comparación a otros energéticos. Es un combustible limpio y seguro, sin mermas ni derrames". 

Todo lo anterior, asegura, deriva en una baja frecuencia, menor duración y reducción en los costos de mantenciones, alargando la vida útil de los equipos. "Como compañía nos hemos preocupado de tener tecnologías de vanguardia y hemos primado contar con equipamiento de alta eficiencia y robustez en su fabricación".

Un aspecto relevante en los sistemas de Abastible es el poco espacio que requieren para su instalación, ya que cuentan con una tecnología compacta de altas prestaciones, pudiendo incluso dejar de respaldo las instalaciones existentes para proyectos ya funcionando o reducir los espacios de construcción para los nuevos proyectos.

"Es importante mencionar que nuestra solución, al ser compatible con tanques de acumulación, es de alta confiabilidad para eventuales periodos de catástrofes, ya que el dimensionamiento de autonomía es primordial para nuestros proyectos y poder así contar con los servicios necesarios para los hospitales, sumado a nuestra red de distribución a lo largo de todo el país y nuestros sistemas de emergencia".

Desarrollo de proyectos

Abastible desarrolló, en conjunto con la Agencia de Sostenibilidad Energética, un proyecto en el Hospital de Los Ángeles, el que contempló una intervención mayor a la central de vapor, aislando la necesidad de agua caliente e instalando equipamiento dedicado a esta finalidad. "Proyectamos ahorros de más de $100 millones al año, pero logramos nuestro objetivo en nueve meses", comenta Cristián Neira.

También la compañía ha reemplazado combustibles contaminantes por GLP, sin aumentar los costos operacionales e incluso obteniendo ahorros, en clínicas y hospitales a lo largo del país. "En otros casos hemos realizado proyectos de más largo aliento en que prima la actualización tecnológica en busca de estándares de confort para estos recintos y, en una segunda derivada, hemos hecho proyectos de eficiencia energética".

Entre otros proyectos en que ha participado Abastible figuran, por ejemplo, los de reemplazo de leña de la VIII Región, la actualización de tecnología de los hospitales de baja complejidad de la V Región y el del hospital de Copiapó, en conjunto con la Agencia de Sostenibilidad Energética. "Tenemos en carpeta muchos proyectos con hospitales públicos y clínicas privadas que, una vez adjudicados, los podremos nombrar". 

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia