Dólar Obs: $ 829,61 | -0,70% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 32.620,97
IPC: 1,40%
Iniciativa que busca legalizar servicios de transporte vía plataforma avanza en el Congreso

Cabify y proyecto que busca limitar ingreso de nuevos conductores: "Esto frena que cualquier persona que pase los filtros pueda generar ingresos adicionales"

domingo, 27 de enero de 2019

Carlos Agurto
Economía y Negocios Domingo
El Mercurio

En los planes de la compañía está lanzar nuevos servicios: scooters eléctricos, arriendo de vehículos por minuto, y vincular la aplicación "última milla" Glovo, que es parte del mismo holding .



El proyecto que busca regular a las aplicaciones de transporte, denominada "Ley Uber", dio su primer paso en el Congreso, pero aún le resta un largo camino por recorrer. El 11 de enero fue aprobada en la Comisión de Transportes de la Cámara de Diputados y probablemente en marzo -dependiendo de las urgencias que el Gobierno le asigne a la iniciativa- deberá ser analizada por la Comisión de Hacienda, como parte de su primer trámite constitucional.

¿Qué plantea el proyecto? Entre otras medidas, la iniciativa busca que estas aplicaciones se constituyan legalmente en Chile como empresas de transporte remunerado de pasajeros y paguen impuestos como cualquier otra compañía en el país. Otra de las medidas es la creación de un registro a cargo del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT), con el detalle actualizado de conductores y vehículos adscritos a estas empresas de transporte. Sin embargo, se propone que tras la inscripción inicial, se congele el ingreso de nuevos conductores por un año. Además, el articulado plantea que los conductores deben contar con licencia de conducir profesional A1, al igual que la exigida para los taxistas, para ofrecer este servicio.

En este escenario, uno de los principales actores del mercado local, la empresa de origen español con operaciones en Chile desde 2012, Cabify saca la voz y da a conocer su posición respecto de algunos de los aspectos más controversiales del proyecto. "Creemos que está bien hecho, pero tenemos inquietudes en ciertos puntos y se lo hemos manifestado al ente regulador", señala Ignacio Gutiérrez, country manager de la compañía en Chile.

Una de las principales críticas radica en la exigencia de obtención de una licencia profesional para los conductores de estos servicios. "Es un curso que dura mucho tiempo y es caro (tiene un costo en torno a los $250 mil). ¿Qué genera esto? Que solamente puedan trabajar con este tipo de plataformas conductores que se dedican 100% a esto. Esta es una fuente de ingresos para aquellos socios que están sin trabajo y necesitan empezar a generar ingresos nuevos. O gente que quiere pagar sus estudios. O gente que no le alcanza con el ingreso que recibe y necesita complementar ingresos, y sacar esta licencia profesional para ellos será muy complicado", explica.

Según Gutiérrez, en la actualidad solo el 30% de los conductores de Cabify tienen licencia profesional para manejar. Por eso han empujado la idea de generar una licencia de conducir especial, "pero que sea de una obtención mucho más fácil, es decir con un curso de e-learning ", lo que reduciría los costos para obtenerla.

Congelamiento de la inscripción de conductores: "En estas plataformas trabajan muchas personas que se dedican esporádicamente"

Otro de los temas que cuestionan del proyecto es el congelamiento por doce meses del registro de conductores, plazo tras el cual el MTT definirá fundadamente la apertura de nuevas inscripciones o la mantención de la suspensión.

"No estamos de acuerdo porque en estas plataformas trabajan muchas personas que se dedican esporádicamente. Es una rotación constante de conductores que va dependiendo de cómo esté el empleo en el país o cómo va subiendo el costo de la vida. Esto frena hacia dónde apuntan estas plataformas, que es que cualquier persona que pase los filtros pueda generar ingresos adicionales. Si se inscriben y la mitad luego se va porque cambiaron sus condiciones, termina disminuyendo la cantidad de socios conductores y eso impide que se pueda entregar este servicio a más gente", dice el representante de Cabify.

Respecto de la tributación de estas compañías tecnológicas, el proyecto considera que deban constituirse en Chile como empresas de transporte remunerado de pasajeros y deberán iniciar actividades ante el SII, por lo que deberán tributar. Gutiérrez reconoce que en un principio "nos metían en el mismo saco" con otras empresas del sector que no tributan en el país, pero que ahora son vistos como una empresa que se ajusta a la normativa vigente. "Pagamos nuestros impuestos desde el primer día que llegamos a Chile y, a su vez, los socios conductores que trabajan tienen que emitir una boleta de honorarios o una factura por los servicios prestados. Ellos también están pagando sus impuestos. La manera de trabajar nuestra está apegada hacia donde va el proyecto", asegura.

La incorporación de Easy Taxi al pool de servicios que ofrece Cabify va en la misma línea del proyecto. "Cuando lo lanzamos, la cantidad de taxistas que se inscribieron fue histórica para un solo día. Pese a que unos pocos critican, creo que la gran mayoría entiende hacia dónde va esto y que con tecnología se pueden lograr mejores cosas".

"Queremos integrar a la ciudad. Hacia allá apunta nuestra visión"

Transformarse en la primera plataforma MaaS (Mobility as a Service, Movilidad como Servicio) de Latinoamérica es el objetivo de Cabify en Chile. Pese a que la meta es ambiciosa, Ignacio Gutiérrez asegura que es factible de alcanzar.

Para el próximo mes anuncia el lanzamiento de un nuevo servicio de scooter eléctricos llamado Movo en algunas comunas de la zona oriente de la capital, y en el mediano plazo pretende incorporar a la oferta bicicletas y motos eléctricas, e incluso el arriendo de vehículos por minutos. "Queremos que el día de mañana nuestros usuarios pongan en la aplicación su punto de inicio y su punto final, y la aplicación le diga -dependiendo de las condiciones climáticas, del tráfico y de cuánto esté dispuesto a pagar- cuál es la mejor alternativa de transporte, no necesariamente con nuestros servicios, sino que integrando al transporte público. Queremos integrar a la ciudad. Hacia allá apunta nuestra visión".

La conquista del negocio de la "última milla", donde compiten otros players como Uber Eats o Rappi, es un objetivo que tampoco resulta ajeno a la empresa, aunque indirectamente. Actualmente la aplicación Glovo es parte del holding español Maxi Mobility -matriz de Cabify- y la idea es vincular ambas aplicaciones. "A través de la aplicación de Cabify puedes pedir un Glovo, pero te deriva a su aplicación. Apuntamos a que en el futuro podamos pedir un Glovo a través de nuestra aplicación", explica.

Hasta ahora los números acompañan a la compañía que en Chile levantaron el propio Gutiérrez con Agustín Guilisasti, ejecutivo que actualmente se encuentra estudiando en Londres. En 2018, dicen haber aumentado sus ingresos en 65% comparado con el año anterior, y la meta es duplicar esos ingresos en 2019 con la incorporación de los nuevos servicios. El explosivo crecimiento de la empresa, además, los ha obligado a concretar un cambio de su casa matriz en los próximos meses, dice Gutiérrez, para mejorar las condiciones de trabajo de los más de 110 colaboradores que tienen en la actualidad y que prometen seguir en aumento. ¿Las opciones? Seguir en Vitacura o moverse a Ciudad Empresarial.

"La mayoría de la gente que trabaja acá está muy orgullosa, queremos segur empujando eso con mucha fuerza para que sea un centro de atracción de talentos. Somos muy distintos a las empresas tradicionales, y para no perder nuestra cultura de startup , es que estamos haciendo este cambio de oficinas que tendrán un concepto nunca antes visto en Chile", dice entusiasmado.

En la actualidad el 30% de los conductores de Cabify tienen licencia profesional para manejar.

LICENCIA PROFESIONAL PARA CONDUCTORES
Es un curso que dura mucho tiempo y es caro. ¿Qué genera esto? Que solamente puedan trabajar con este tipo de plataformas conductores que se dedican 100% a esto".

CONGELAMIENTO DEL REGISTRO POR UN AÑO
"No estamos de acuerdo porque en estas plataformas trabajan muchas personas que se dedican esporádicamente. Es una rotación constante de conductores que va dependiendo de cómo esté el empleo en el país"

TRIBUTACIÓN
"Pagamos nuestros impuestos desde el primer día que llegamos a Chile y, a su vez, los socios conductores tienen que emitir una boleta de honorarios o una factura por los servicios prestados. (...) La manera de trabajar nuestra está apegada hacia donde va el proyecto".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia