Dólar Obs: $ 658,75 | -0,31% IPSA 0,30%
Fondos Mutuos
UF: 27.548,06
IPC: 0,10%
"El regulador intentó poner multas altas, no logró imponerlas, pero sí hubo el intento"

domingo, 20 de enero de 2019

Nicolás Durante y Azucena González
El_Mercurio

Joaquín Cortez, presidente de la Comisión para el Mercado Financiero. Justo en la semana en que se cumple un año de funcionamiento de la CMF, fue promulgada la nueva Ley General de Bancos que hará que la banca quede también regulada por la Comisión. Asimismo, avanzó el proyecto de ley para interconectar las bolsas y que regula a los asesores de inversión. Joaquín Cortez tendrá un movido 2019.

Joaquín Cortez Huerta no le gusta el nombre de supersheriff del mercado financiero. A sus propios amigos que lo han llamado, les pide que por favor no usen ese apelativo. "Eso hace pensar que tenemos solamente una responsabilidad de sancionar, y tenemos más responsabilidades que eso. Si bien somos fiscalizadores, también desarrollamos el mercado", aclara de entrada el presidente de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF).

Esta semana, y luego de promulgarse la modificación a la Ley General de Bancos, el Gobierno dio a conocer que el próximo 1 de junio la regulación, fiscalización y monitoreo del sector bancario nacional pasará a manos del Consejo de la CMF, sumando así la entidad un nuevo sector a su perímetro regulatorio, que hoy se enfoca en valores y seguros.

Pero no fue el único hito de estos últimos días. El miércoles 16 de enero la CMF cumplió un año exacto desde que comenzó sus funciones como sucesora de la Superintendencia de Valores y Seguros. Y además, el domingo la Fiscalía Centro Norte logró una condena de cuatro años de libertad vigilada contra Aldo Motta, como consecuencia del caso Cascadas, por el que había sido multado por la ex SVS. También la comisión de Hacienda del Senado aprobó indicaciones a un proyecto de ley de agentes de mercado que, de prosperar como ley, obligará a la CMF a llevar adelante la interconexión de las bolsas de valores chilenas, hoy solo reducida a dos: la de Santiago y la Electrónica; además de tener que regular a los asesores financieros. Aquí, Cortez adelanta qué hará la CMF con esta recargada agenda.

- Se cumplió un año de la CMF el 16 de enero, ¿cuál es el balance?

"El desafío más grande era pasar de una cultura de una autoridad unipersonal, a un consejo. Eso era lo más importante, tanto internamente como hacia fuera. Esto tiene grandes ventajas, como que no está el mercado al arbitrio de una sola persona, sino que de un gobierno colegiado que permite ponderar mejor los temas. Hay diversidad de opiniones, hay que irlo implementando y dando rodaje. Ha habido ocasiones en que no todos han votado lo mismo, y no ha habido unanimidad. Más que en la votación, se refleja en el debate. Ahí se nota que hay discusión y personalidades fuertes".

- Otro de los temas nuevos es que ahora hay una Unidad de Investigación. ¿Cómo es la relación entre el consejo y el fiscal Andrés Montes?

"Ese era uno de los temas importantes de la puesta en marcha de la Comisión. Definir cómo iba a ser la relación con el fiscal, de forma que fuese autónomo, independiente; y mantener la información y la coordinación de algunos temas".

"Hay dos tipos de investigaciones que pueden surgir. Temas que él decida desarrollar, o denuncias que lleguen a la Comisión a través de otros canales y tenemos que decidir si merece la pena traspasársela o son temas que pueden ser analizados por otras unidades. Montes puede decidir cuándo inicia o no una investigación y nosotros conocemos solamente el momento en que la inicia y sabemos cuándo decide formular cargos, o cuándo decide no formularlos. Entremedio es autónomo y así ha sido".

- ¿Con qué nivel de detalle se enteran de la investigación?

"Solamente si ha decidido formular cargos contra alguien. Y cuando decide formularlo, los informa y ahí el Consejo pasa a conocer y resolver. Hay una audiencia donde se escucha a los imputados y luego de eso el Consejo tiene que tomar su decisión. En esa instancia no participa el fiscal Montes. Y nosotros tenemos que ser independientes, por lo tanto no debemos tener conflictos, ni estar influenciados por nada".

- ¿En qué caso usted se ha inhabilitado?

"Dos veces. En el caso Aurus, porque yo participé en un comité asesor de las inversiones. Y me inhabilité en todos los casos de asesores previsionales, porque fui director de una compañía de seguros".

- ¿Qué destaca de este primer año en normativas, sanciones, cuáles son los hitos principales?

"Primero, la instalación del Consejo, porque era importante cambiar la cultura. También había que hacerse cargo de aquellos encargos que la Ley dejó pendientes, como sacar una norma acerca de la colaboración del presunto infractor, más conocido como delación compensada, y un proceso simplificado para infracciones de menor cuantía. Después quisiera destacar iniciativas de desarrollo de mercado. Por ejemplo se dio más flexibilidad a los intermediarios y a las AGF para competir en APV individual y colectivo; se les permitió a estos agentes el mismo tratamiento en materia de derivados que a las AFP. También se flexibilizaron márgenes de inversión para las compañías de seguros".

"Una de las enseñanzas de la crisis financiera de 2008 fue la necesidad de un buen funcionamiento de las entidades de infraestructura de mercado (Depósito Central de Valores, cámaras de compensación, etc.). Lo que hicimos fue hacer que estas entidades adhirieran a los principios que desarrolló IOSCO (Organización Internacional de Comisiones de Valores) para el funcionamiento de las entidades de infraestructura. Esto, junto con otras medidas adoptadas por el Ministerio de Hacienda y Banco Central, cooperó para que BID y IOSCO nos dieran la nota máxima en esta materia. Por último, quisiera señalar que la CMF tiene la facultad de proponer al Ejecutivo cambios legales. En ese sentido, propusimos al Ministerio de Hacienda un proyecto de Supervisión Basado en Riesgos para el sector asegurador".

-¿Ustedes no son parte de IOSCO aún?

"Siempre fuimos parte de IOSCO, pero no éramos signatarios del memorándum de entendimiento, porque no cumplíamos algunos de los requisitos, que tenían que ver con el intercambio de información entre reguladores, como una petición que significara tener acceso a información bancaria. Con las nuevas facultades que tiene la Comisión (con la Ley 21.000, que creó la CMF) pudimos demostrar que sí podemos acceder a esa información e intercambiar información entre reguladores, y eso nos valió ser signatarios del memorándum. Esto lo recibimos en noviembre, viajo en abril a Australia a firmar. Ser signatario de IOSCO se ha vuelto un requisito indispensable para cumplir los estándares internacionales que se aplican a reguladores. Es considerado en diversas evaluaciones del sector financiero".

"Sobre el uso de información privilegiada estamos haciendo un estudio"

- ¿Hoy es menos común el uso de información privilegiada?

"Sobre el uso de información privilegiada estamos haciendo un estudio. Cuando he viajado, inversionistas me hablan de que en Chile hay algunos indicios de que antes de algunos eventos aparecen movimientos raros en los precios. Quiero señalar que esto no solo sucede en Chile, sino también se observa en mercados desarrollados. Nosotros investigamos todo eso. Hay casos en que se investiga y no puedes probar las cosas, estamos trabajando en ese tema, probablemente vamos a mejorar nuestros métodos. La CMF es capaz de captar estos movimientos raros de precios, descubrir quién los hizo, pero probar que hubo información privilegiada es difícil".

- ¿De qué versa ese estudio, cuándo van a estar esas conclusiones?

"Son básicamente análisis estadísticos del mercado de acciones antes de algún evento especial. Estamos considerando desde 2001".

- ¿Hoy es más difícil investigar y pillar a los infractores?

"Ya no quedan tontos, ahora sobran inteligentes. Nadie se deja pillar porque sí. Pero ahora tenemos facultades intrusivas que antes no había, como interceptar teléfonos".

- ¿Han ocupado medidas intrusivas?

"No puedo revelar eso, porque es parte de procesos".

- ¿Pero siente que con esto los empresarios y ejecutivos se portan mejor o no?

"Yo creo que sí. Yo soy viejo en el mercado de capitales. Hay cosas que antes eran normales, que hoy el mercado tiene la conciencia de que no es correcto, hay un cambio en la mentalidad. Ahora, siempre va a haber bandidos".

- ¿Ha funcionado la delación compensada?

"Hay un caso cerrado donde ya se aplicó. Probablemente tenemos que dar a conocer mejor esta norma, es fundamental para nosotros, para acceder a información sobre conductas irregulares. Tengo la impresión de que esto lo conocen bien los abogados, pero los que tienen que denunciar son la gente que está en el mercado. Tenemos que darle mayor difusión, porque tiene ventajas tanto para nosotros como para los que a futuro pueden estar en algún lío".

- Cuando dice que los agentes del mercado han cambiado su mentalidad hacia cometer infracciones, ¿cree que se debe a estas medidas disuasivas? Porque sigue habiendo la sensación que las multas son bajas, que después puedo apelar y reducirlas.

"Llevamos un año en esto. Creo que hay un cambio de mentalidad, conciencia de que hay cosas que ya no se pueden hacer. Y además, hoy día hay medidas disuasivas como la Unidad de Investigación, las facultades intrusivas que tiene la CMF, la delación compensada, sanciones".

- ¿Tiene la sensación de que las multas en el mercado de capitales son bajas?

"Yo siento que en los últimos años ha habido multas altas. El regulador intentó poner multas altas, no logró imponerlas, pero sí hubo el intento".

- Pero la sensación ambiente es que en los casos bullados las multas son bajas, y que incluso cuando llegan a la arista penal no hay resultados, no hay cárcel...

"Tenemos una ventaja con respecto a los anteriores superintendentes, que es que no tenemos que hacer la investigación, sino que lo hace una unidad independiente. Las multas tienen que ser lo suficientemente altas para que sean disuasivas".

- ¿Pero lo son?

"Yo creo que en algunos casos no, pero no ha sido porque el regulador no ha querido poner una multa suficientemente alta. Ha sido por el proceso..."

- ¿Por el Tribunal Constitucional?

"Al final no se ha logrado llegar. Ha habido quizás errores en el proceso, pero se intentaron poner multas que eran realmente disuasivas".

- Quedó la sensación de que se le puede torcer la mano...

"Siempre hay derecho a que la justicia revise los casos. La labor nuestra es que cuando hay un caso grave, debemos imponer una sanción importante para lograr el objetivo disuasivo. Hasta ahí llegamos nosotros. Después hay todo un proceso, un derecho a defensa, pero nuestro rol es sancionar".

- ¿Qué certeza da la ley actual de que las multas que se impongan van a ser objetivas, que fue una de las críticas que hizo el Tribunal Constitucional en el caso Cascadas?

"El Tribunal Constitucional revisó las sanciones, más que por la objetividad, porque el artículo de la ley no tenía parámetros, por lo que no es una crítica de objetividad a la Superintendencia, sino que a la Ley".

- Pero con la nueva ley y los parámetros que ahora sí indica, ¿hay certeza?

"El Consejo está haciendo un esfuerzo por justificar bien la multa, para que sea consistente con otras anteriores. Tenemos que ir generando una especie de tarificación de infracciones de acuerdo a los parámetros que establece la Ley".

- ¿O sea, saber cuánto vale cometer un delito?

"Así es. Que resulte caro cometer una infracción".

- ¿Creen que se subsana lo que ocurrió con algunos de los multados del caso Cascadas que fueron al TC?

"Tenemos que mejorar nuestros procesos. Pero está fuera de nuestro control. Tenemos que hacer todas las correcciones, aprender de los temas del pasado, y tratar de corregirlos, pero no puedo asegurar que un tribunal no va a fallar algo distinto".

"Mario Farren tiene un rol muy importante hasta el día 1 de junio"

- Un hito de esta semana es que se promulgó la ley de Bancos. El plazo para integrarse era de 12 meses, ¿por qué será el 1 de junio?

"El plazo era de hasta un año. Había que estudiar bien el plazo en que era posible lograr una integración. Lo que hicimos fue juntarnos con la SBIF y estudiar cuándo podemos hacer esto. Los equipos técnicos dijeron que eso se podía lograr bien el 1 de junio".

- ¿Qué va a ocurrir el 1 de junio?

"El 1 de junio esto tiene que funcionar. Esto significa que si la Superintendencia de Bancos antes reportaba a un superintendente, ahora queda bajo el Consejo de la CMF. Hoy, en valores tenemos una intendencia de supervisión, y una de regulación. No existe solo un intendente de valores. Queremos ser lo menos disruptivos posible, queremos básicamente no hacer cambios inicialmente. Hoy en Bancos existe una intendencia de regulación y una de supervisión, y eso se mantiene. Esos dos intendentes pasan a reportar al Consejo".

- ¿Quiénes van a ocupar esos cargos, y cuál va a ser el rol de Mario Farren?

"Los dos intendentes que hoy están bajo Mario Farren, son los mismos intendentes que quedarán reportando al Consejo de la CMF. Mario Farren tiene un rol muy importante hasta el día 1 de junio. Después, la verdad es que él es un profesional de mucho prestigio, de mucha experiencia, no soy yo el que diga qué va a hacer".

- ¿Pero él desde el 1 de junio ya no será una autoridad regulatoria?

"No. Ahora, fue algo que él siempre supo desde que lo nombraron, y tuvo la generosidad de asumirlo".

- Desde el 1 de junio, ¿qué pasa en los próximos 18 meses?

"Hay 18 meses para aprobar las normas de Basilea. Eso es uno de los temas importantes, porque básicamente tiene que ver con la solvencia y los requisitos de capital de la banca. La ley le da la facultad a la Comisión de organizarse como estime conveniente. Si bien es cierto que en el primer tiempo no hay cambios, podríamos definir un modelo distinto más adelante. No tenemos apuro para hacerlo, porque debe ser de manera prudente".

- ¿Cómo conversarán estos intendentes, o habrá murallas chinas?

"Pertenecen a la misma institución. Van a poder compartir información entre ellos, es una ventaja de la integración, es un regulador que tiene mayor acceso a la información".

- ¿Cuándo esperaría tener definidos los ponderadores de Basilea III?

"A contar del 1 de junio, tenemos dieciocho meses. La SBIF ya tiene avanzado este tema. También hay normas internacionales y experiencia que analizar".

- ¿La integración implicará despidos?

"Todo el personal de la SBIF pasa a la CMF. No pueden ser despedidos con motivo de la integración, mantienen sus remuneraciones, su escala de remuneraciones, y sus beneficios. Son 290 personas aproximadamente".

- Los bancos aportaban al financiamiento de la SBIF, ¿eso se mantiene?

"Yo entiendo que se mantiene, pero la verdad es que la relación nuestra es directamente con Dipres. Nosotros presentamos un presupuesto, y la Dipres aprueba. Ahora, sí, efectivamente los bancos van a seguir aportando".

- ¿Le gusta ese modelo donde fiscalizados pagan a su fiscalizador?

"No voy a opinar por ahora. Me niego".

- Pero va a quedar distinto que las otras áreas, de valores y seguros. ¿No es una anomalía?

"Nosotros nos entendemos con la Dipres en materia de presupuesto".

- Aunque la SBIF ya ha avanzado, ¿cuál es su visión técnica de los requerimientos de capital de la banca?

"Me puse como objetivo no hablar de bancos. Eso le corresponde al superintendente Farren hasta el 1 de junio".

- En materia de ciberseguridad, usted por ley de lobby ha sido visitado por empresas extranjeras ofreciendo soluciones tecnológicas, ¿qué convicción tiene de lo que falta en Chile? ¿Impulsará algo en particular en la materia?

"Este es un tema que a nivel del mercado financiero ha estado muy dinámico. Lo está viendo el Ministerio de Hacienda, a través del CEF (Comité de Estabilidad Financiera), se ha pedido asesoría y entiendo que se va redactar un proyecto de ley. Estamos esperando eso. Por otra parte, en nuestros planes de regulación y supervisión estamos abordando los temas de gestión de riesgo, que incluyen ciberseguridad, en nuestros fiscalizados".

- ¿Su visión es que el mercado financiero era vulnerable?

"Obviamente que el mercado financiero es uno de los más vulnerable, pero si hasta a mí me han hackeado".

- ¿Sus actuales regulados han reportado problemas de ciberataques?

"No puedo responder por reserva".

Interconexión de Bolsas: "Si el reglamento de la BCS es lo que lo impide, vamos a tener que entrar a ese tema"

- En la interconexión de las bolsas de valores, la comisión de Hacienda del Senado dio un espaldarazo al proyecto del gobierno, ¿qué viene por parte de la CMF para implementarlo? La BCS salió a decir que con la desmutualización ya se ha producido una integración.

"Primero, hay que esperar que el proyecto salga del Congreso. Después nos están encargando que esta sea una interconexión efectiva y lo vamos a incorporar dentro de nuestro plan para en 2019, si es aprobado. La verdad es que con la desmutualización no se logró que las bolsas se integraran, no fue suficiente, por lo que hay que ir un poco más allá. Hay que estudiar los costos de la integración, cuáles son los estándares que van a tener que tener ambas bolsas".

- ¿El reglamento de la Bolsa de Santiago atenta contra la competencia? ¿Lo modificarían?

"El encargo nuestro va a ser lograr la interconexión. Si el reglamento de la Bolsa de Santiago es lo que lo impide, vamos a tener que entrar a ese tema".

- En el mundo hay una especialización de bolsas, ¿por qué no le dieron la oportunidad a la Bolsa de Valparaíso y su proyecto de ser la bolsa de las pymes?

"Nada impide que vengan el día de mañana a plantear su proyecto, aquí hay libre entrada".

"Yo soy viejo en el mercado de capitales. Hay cosas que antes eran normales, que hoy el mercado tiene la conciencia de que no es correcto, hay un cambio en la mentalidad. Ahora, siempre va a haber bandidos".

"La CMF es capaz de captar estos movimientos raros de precios, descubrir quién los hizo, pero probar que hubo información privilegiada es difícil".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia