Dólar Obs: $ 651,36 | -0,45% IPSA 0,82%
Fondos Mutuos
UF: 27.551,01
IPC: 0,10%
Originalmente el programa de la nueva administración consideraba 450 desvinculaciones

Enap y sindicatos avanzan en plan de egreso: salidas se estimarían entre 360 y 400 personas

miércoles, 16 de enero de 2019

Tomás Vergara y César Sottovia
Economía y Negocios
El Mercurio

Las conversaciones entre los sindicatos y ejecutivos de la empresa apuntan a eficientar procesos y generar ahorros tendientes a disminuir el número de despidos. Sin embargo, la dirigencia sindical amenazó ayer con paralizaciones, de no haber mejoras sustanciales en los planes de retiro.



Una serie de reuniones han sostenido los sindicatos de la Empresa Nacional del Petróleo (Enap) y la administración de la compañía estatal, buscando acotar el fuerte plan de egreso no voluntario que llevaría adelante la empresa durante este mismo mes. Esto, a cambio de la implementación de una fórmula que permita generar eficiencias y ahorros que posibilite evitar una parte de las desvinculaciones.

En el marco de estas conversaciones ya se habría avanzado hacia una cifra que fluctuaría entre los 360 y 400 despidos, número inferior a los 450 del plan original de la firma. Sin embargo, la medida anunciada por la administración de la estatal provocó una serie de manifestaciones, que se desarrollaron ayer a lo largo del país, tanto en la casa matriz en Santiago, como en unidades productivas de Linares, Concón, Talcahuano y Magallanes.

Según los sindicatos, la firma no ha expuesto los motivos de estas desvinculaciones. Afirman que pese a las tres reuniones que han sostenido, no han sido escuchados por la empresa, solicitando ser partícipes del plan estratégico de la firma. Pero fuentes conocedoras del proceso manifestaron que este plan es inevitable a la vista de los números de la empresa: una elevada deuda por sobre los US$ 4.800 millones y pérdidas por US$ 152 millones a septiembre de 2018.

"Queremos tener las razones y argumentos en que se basa la administración para despedir a la gente y recibimos las mismas respuestas que en 2010 respecto al endeudamiento de la empresa, las pérdidas, el costo laboral, la estructura, la duplicidad de funciones y que las jefaturas tengan una amplitud mayor de gente a cargo", comentó William Montes, presidente del sindicato de trabajadores Enap Santiago.

Sin embargo, el proceso de egreso de 2010, a diferencia de éste, fue voluntario. Si bien ese año salieron 484 personas, muchas de ellas eran profesionales con alta calificación que podían reubicarse fácilmente.

El dirigente agregó que este jueves se realizará una reunión crucial para el futuro de la empresa, donde buscarán mejorar las condiciones de egreso de las personas que serán desvinculadas. "La empresa ha planteado que puede ser menor la cifra, pero ninguna cifra nos deja conforme, nosotros nos quedaríamos tranquilos con un plan de egreso voluntario. Estamos conscientes de que hay un diseño organizacional pesado y que hay que agilizar algunos proceso, pero eso debe ser conversado con los trabajadores", agregó Montes, tras liderar la manifestación en el frontis del edificio de la petrolera en Santiago. Pero, conocedores de las conversaciones manifestaron que el encuentro del jueves sólo será una reunión más de trabajo para la búsqueda de soluciones eficientes para acotar el plan de salida.

Agregaron que los cambios o flexibilizaciones a las indemnizaciones o extensión de beneficios como seguros o pago de educación por un lapso posterior a los despidos, son materias que están en proceso de revisión y autorización por parte del Ministerio de Hacienda.

A través de una declaración pública, ayer la empresa comentó: "Para ninguna Administración es grato llevar a cabo un plan de desvinculaciones, pero tenemos la convicción de que las medidas adoptadas son imperiosas y urgentes de realizar. Como equipo ejecutivo, nos corresponde poner la viabilidad de la empresa y el bien de nuestro país por sobre cualquier consideración o legítimo interés".

Paralización

La dirigencia sindical tiene pactada una serie de asambleas en las que no descartan que se decida optar por una paralización de la operación de la petrolera a nivel nacional. Esto es visto en la industria como una manera de mejorar la posición negociadora frente a la plana ejecutiva de Enap.

"Lo más probable, y cosa que no queremos, pero que nos están obligando, es que esto termine en una movilización que signifique el paro total de las operaciones en todas las instalaciones y unidades de negocio de Enap. No es deseable esto, sabemos que pierden los trabajadores, la administración, el Gobierno, el país, y sabemos que pierde la población, porque se va a quedar sin abastecimiento de combustible", dijo Montes, quien apuntó que una medida como esta podría ser la próxima semana.

En tanto, se espera que hoy los dirigentes expongan su situación ante la comisión de Minería y Energía del Senado.

Pérdidas
El presupuesto de Enap para 2019 considera mermas por US$ 87 millones antes de impuestos.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia