Dólar Obs: $ 784,07 | -0,33% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.788,59
IPC: 0,60%
Estudio del Ejecutivo consideró autopercepción y si tenían enfermedades o incapacidades crónicas:

A igual nivel socioeconómico, las mujeres tienen peor estado de salud que los hombres

domingo, 13 de enero de 2019

Max Chávez
Nacional
El Mercurio

Este año, la autoridad sanitaria implementará dos programas con intervenciones específicamente pensadas para ellas: uno para combatir la depresión y otro contra la obesidad.



En Chile, aunque un hombre y una mujer vivieran en la misma comuna, tuvieran las misma edad y recibieran todos los meses el mismo sueldo (aunque las mujeres, en promedio, ganan 15% menos que los hombres), sus situaciones no alcanzarían a ser completamente iguales.

Según un estudio realizado por la Subsecretaría de Salud Pública, incluso a igual nivel socioeconómico, las mujeres tienen un estado de salud más deteriorado que el de los hombres.

Una brecha que, según expertas consultadas por "El Mercurio", es el reflejo de las desigualdades de género en el país.

El estudio, que midió las condiciones sociales en que las personas viven y trabajan, y que impactan sobre la salud, consideró la autopercepción de la persona, si tenían enfermedades o incapacidades crónicas y si habían estado en tratamiento médico u hospitalizados.

La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, asegura que "las mujeres consultan más al médico, lo que podría explicar que haya una mayor percepción de enfermedad".

Pero análisis como las encuestas nacionales de salud han demostrado que las mujeres sufren más enfermedades mentales y tabaquismo, entre otros males, que los hombres.

En ese sentido, Daza cuenta que este año se implementarán dos programas que estarán enfocados en la salud femenina: el plan de salud de la mujer que buscará combatir la depresión y un plan contra la obesidad que incluirá a niños, mujeres y embarazadas.

Mayor carga laboral

Según Jeanette Vega, exsubsecretaria de Salud Pública y exdirectora de Fonasa, "la inequidad social, es decir, estar en una parte más baja de la escala social, genera cambios biológicos que hace que aumente la vulnerabilidad a enfermarse. Esos cambios tienen que ver, principalmente, con un desbalance del sistema simpático y parasimpático, que equivale a que uno esté crónicamente estresada".

Cecilia Sepúlveda, especialista en medicina interna e inmunología y exdecana de Medicina de la U. de Chile, dice que existen importantes diferencias en la prevalencia de enfermedades entre hombres y mujeres. "Las diferencias más notables se observan en cuanto a sedentarismo, obesidad, diabetes, aumento de los lípidos en la sangre y depresión", asegura.

Es una tendencia a nivel mundial que la esperanza de vida de las mujeres sea más alta que la de los hombres, y eso también ocurre en Chile. A pesar de eso, según distintas investigaciones, ellas suelen tener una peor percepción de su estado de salud.

Para Ximena Aguilera, experta en Salud Pública de la Universidad del Desarrollo, esto puede relacionarse con la doble labor que muchas veces deben hacer las mujeres al asumir las tareas del hogar.

"Hay una peor percepción de calidad de vida, del trabajo y de la sobrecarga, menos tiempo para sus propias prioridades y menor satisfacción con la imagen corporal", afirma Aguilera.

Agrega que es necesario que cada uno de los sexos se evalúe y se mida de manera distinta, porque tienen distintas necesidades. "No es que no se atienda a las mujeres, porque de hecho se las atiende y prioriza mucho, pero el sistema machista las ha priorizado en su rol maternal", señala.

Para Sepúlveda, en tanto, "mientras persistan las desigualdades e inequidades que afectan a las mujeres será difícil que estos resultados en salud se reviertan".

Factores

Otro de los principales determinantes del estado de salud es el nivel socioeconómico del paciente.

''Si se pudiera medir estas mismas cifras en una sociedad que no fuera machista, no se daría este fenómeno de desigualdad".

JEANETTE VEGA Exsubsecretaria de Salud Pública 

''Mientras persistan las desigualdades e inequidades que afectan a las mujeres, será difícil que estos resultados en salud se reviertan".

CECILIA SEPÚLVEDA Especialista en Medicina Interna e Inmunología 

''La mayoría de las mujeres siente que tiene una doble jornada de trabajo, porque asumen las tareas domésticas".

PAULA DAZA Subsecretaria de Salud Pública 

''Hay una peor percepción de calidad de vida, del trabajo y de la sobrecarga, menos tiempo para sus propias prioridades y menor satisfacción con la imagen corporal".

XIMENA AGUILERA Experta en Salud Pública de la UDD.


 Imprimir Noticia  Enviar Noticia