Dólar Obs: $ 698,72 | 0,35% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.814,42
IPC: 0,60%
Tras la juramentación no reconocida de Nicolás Maduro:

Jefe del Congreso sostiene que asumirá las "competencias" de la Presidencia de Venezuela

sábado, 12 de enero de 2019

Jean Palou Egoaguirre
Internacional
El Mercurio

Juan Guaidó dijo que lo ampara la Constitución y que impulsará la "conformación efectiva de un gobierno de transición".



Colocando un rostro visible a la resistencia al régimen chavista, el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, el opositor Juan Guaidó, afirmó que asumirá las "competencias" del Presidente de la República, tras acusar a Nicolás Maduro de "usurpar" el poder luego de su juramentación este jueves para un segundo mandato hasta 2025.

Entre gritos de cientos de ciudadanos que exclamaron "Maduro dictador, Guaidó Presidente", el líder del Congreso encabezó ayer un "cabildo abierto" de la Asamblea Nacional en las afueras de las oficinas del PNUD, en el este de Caracas, para analizar los próximos pasos para "retomar el hilo constitucional en el país".

En ese contexto, Guaidó confirmó que él está disponible para asumir las "competencias de la encargaduría de una Presidencia de la República, porque lo dice nuestra Constitución". Sin embargo, destacó que para ello necesita respaldo: "Deben ser el pueblo de Venezuela, las FF.AA. y la comunidad internacional los que nos lleven a asumir claramente el mandato que no vamos a escurrir, que vamos a ejercer", dijo el diputado de Voluntad Popular.

Posteriormente, en una serie de mensajes en Twitter, Guaidó evitó afimar de forma explícita que buscará jurar oficialmente como Presidente interino de la República, pero sostuvo que, bajo "la legitimidad" que le otorgan los artículos 233, 333 y 350 de la Constitución, trabajará para "lograr la conformación efectiva de un gobierno de transición y elecciones libres" en Venezuela.

La información fue ratificada poco después por la Asamblea Nacional, que en un comunicado dio por hecho que Guaidó "asumió las competencias de la Presidencia". Aunque no aclaró si había jurado como Presidente interino o si hubo algún procedimiento especial, reiteró que su propósito será "convocar un proceso de elecciones libres y transparentes que faciliten una transición pacífica y democrática" en el país.

Durante su discurso en el cabildo abierto, Guaidó insistió en que Maduro está "usurpando" la Presidencia y calificó el suyo como un "gobierno de facto" que "no fue electo por el voto". La Asamblea Nacional que preside se declaró el jueves como el "único poder legítimo del pueblo venezolano" frente al "desmontaje total del Estado de Derecho", tras la juramentación de Maduro ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y no ante el Congreso, como correspondía.

En esa línea, Guaidó hizo ayer reiterados llamados a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) para que respalde las acciones del Congreso, un órgano declarado en "desacato" por los jueces chavistas del TSJ en 2016, poco después de que la oposición ganara la mayoría de los escaños. "A esa familia militar que quiere cambio, que quiere lo mismo que nosotros, le hacemos un nuevo llamado: aquí está la legítima Asamblea Nacional que claro que asume su responsabilidad y la va a asumir", dijo Guaidó, apelando directamente a los militares: "Hay alguien que rompió la cadena de mando y ustedes lo saben".

Guaidó, además, convocó "a todo el pueblo a la calle" para participar el 23 de enero -fecha en la que se conmemora la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez en 1958- en una movilización para presionar por un gobierno de transición.

Maduro respondió al desafío: "Allá ellos con su show, su juego y su burla, porque se burlan de su propia gente. Acá nosotros con nuestro trabajo, tenemos mucho trabajo y yo seguiré cumpliendo mis funciones para las que ustedes me eligieron, con firmeza, con valentía", dijo el mandatario. "Esto es un show para tratar de jugar a la desestabilización, pareciera un grupo de muchachitos que ha tomado el control de la oposición y ahora quiere jugar a la desestabilización", añadió.

La ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela, fue más allá. "Guaidó, ya te acomodé la celda, con tu respectivo uniforme, espero que nombres rápidamente a tu gabinete para saber quiénes te van a acompañar, muchacho pajúo (hablador)", amenazó.

Desde el exterior, sin embargo, comenzaron a llegar señales de apoyo. El Tribunal Supremo de Justicia en el exilio le envió ayer una carta a Guaidó en la que lo exhortó a "cumplir su deber" y "asumir la jefatura del Estado venezolano y por consiguiente las atribuciones propias como comandante en jefe de la FAN". Y el secretario general de la OEA, Luis Almagro, lo felicitó directamente, dando por hecho que fue investido como Presidente interino: "Saludamos la asunción de Juan Guaidó como Presidente interino de Venezuela conforme al artículo 233 de la Constitución. Tiene nuestro apoyo, el de la comunidad internacional y del pueblo de Venezuela".

Guaidó, de apenas 35 años, fue dirigente del movimiento estudiantil que encabezó las protestas de 2007 en contra de la no renovación de la concesión a la televisora RCTV. Dos años más tarde fue uno de los fundadores de Voluntad Popular, junto al hoy preso político Leopoldo López, en 2010 fue elegido congresista suplente y en 2015 ganó un escaño como diputado por el estado Vargas. El pasado 5 de enero fue elegido presidente de la Asamblea Nacional por un año.

El constitucionalista José Vicente Hairo avala la legitimidad del nombramiento de Guaidó como Presidente interino, ante la "falta absoluta o vacío de poder" declarada por dos acuerdos parlamentarios y tres resoluciones judiciales del TSJ en el exilio, que confirmarían que Maduro "ejerce ilegítimamente la presidencia" desde el 10 de enero. "El artículo 233 de la Constitución, que habla de las formas en las que puede producirse la vacancia en el cargo, establece varias reglas. Y en el caso del inicio de un periodo presidencial, dice que si por una causa sobrevenida no existe para al momento de la juramentación quien ejerza la primera magistratura para el nuevo periodo constitucional, le corresponde asumir al presidente de la Asamblea Nacional de manera interina, quien debe convocar a elecciones dentro del mes siguiente al que asume el cargo", explica el presidente de la Asociación Venezolana de Derecho Constitucional.

Hairo reconoce que, aunque este mecanismo "jurídicamente se explica muy fácil", otra cosa es su aplicación práctica en un "régimen dictatorial" que no respeta garantías. "Desde el punto de vista político ninguna opción es fácil. Pero esta es la decisión que quizás más se acercaría a ponerle una contracara o una presión política a Nicolás Maduro. Sin duda que tiene anclaje en la Constitución y nunca podría calificarse como un golpe de Estado. No queremos repetir situaciones como las de 2002 y el golpe a Hugo Chávez (...) La juramentación de Guaidó tendría legitimidad y tendría absoluto reconocimiento internacional, porque tiene fundamento constitucional", remarca.

Empresarios

La principal patronal de Venezuela, Fedecámaras, dijo ayer que el nuevo mandato de Maduro "compromete severamente la viabilidad del país" y reiteró su "respaldo y reconocimiento" al Parlamento.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia