Dólar Obs: $ 676,60 | 1,73% IPSA -0,98%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,76
IPC: 0,00%
Abogados de Carlos Ghosn piden su libertad bajo fianza tras nueva acusación formal

viernes, 11 de enero de 2019

Economía y Negocios Online
EFE


La fiscalía japonesa presentó hoy nuevas acusaciones formales contra el expresidente de Nissan Carlos Ghosn, el mismo día en que vence el plazo de detención provisional del ejecutivo y en que sus abogados solicitaron su libertad bajo fianza.

Se trata de un paso más en el proceso previo al juicio contra Ghosn, quien lleva cerca de dos meses detenido en un centro penitenciario de Tokio debido a las sospechas de que cometió irregularidades relacionadas con la declaración de su salario y con la gestión de sus bienes mientras estaba al frente de Nissan.

La fiscalía acusó hoy formalmente al ejecutivo de violar la confianza de Nissan y de no declarar parte de sus ingresos pactados con la compañía entre 2015 y 2018, lo que se suma a otra acusación formal por el mismo delito supuestamente cometido entre 2011 y 2015, según informó el tribunal de Tokio en un comunicado.

Esto tiene lugar el mismo día en que expira el período de detención provisional del empresario francobrasileño, quien permanece bajo arresto desde el pasado 19 de noviembre después de que el tribunal decidiera extender este plazo en varias ocasiones a petición de la fiscalía.

La defensa de Ghosn, por su parte, solicitó hoy la libertad bajo fianza del acusado al finalizar el citado plazo fijado por el tribunal, según confirmó esta institución.

Sin embargo, es poco probable que el ejecutivo de 64 años pueda salir de prisión antes de que comience el juicio contra él, según reconocieron sus abogados en una rueda de prensa celebrada esta semana en Tokio.

La complejidad del caso podría hacer que el proceso de investigación previo a la apertura del juicio se extienda durante "seis meses o incluso un año", dijo hoy en una comparecencia ante los medios el vicefiscal del distrito de Tokio, Shin Kukimoto.

La primera de las nuevas acusaciones formales presentada hoy sostiene que Ghosn violó la normativa empresarial nipona al utilizar a Nissan Motor para cubrir una serie de pérdidas financieras personales durante la crisis de 2008 y por los pagos realizados a un empresario saudí.

La fiscalía también acusa a Ghosn, a Nissan y a Greg Kelly, otro alto ejecutivo de la firma, de no haber declarado parte de las compensaciones recibidas por el máximo responsable de la empresa entre marzo de 2015 y de 2018, período que abarca los últimos tres ejercicios fiscales japoneses.

Esto se suma a la acusación formal por este mismo delito en el período comprendido entre marzo de 2011 y de 2015, que ya fue tramitada por el tribunal de Tokio el pasado diciembre.

Las cantidades presuntamente no declaradas por el empresario a las autoridades niponas ascendieron a unos 9.000 millones de yenes (US$ 83 millones) en un plazo de ocho años, según la documentación presentada por la fiscalía.

El ejecutivo negó haber cometido irregularidades durante su esperada primera comparecencia ante un juez el pasado martes, mientras que su defensa afirmó que Nissan había dado el visto bueno a todas las compensaciones recibidas por Ghosn y que por tanto el delito de violar la confianza de la empresa no procedía.

Por este motivo, sus abogados presentaron el pasado miércoles una solicitud ante el tribunal para obtener la liberación del acusado, petición que fue rechazada por el juez.

Ghosn, quien llegó a ser uno de los empresarios más admirados de Japón y una de las figuras más prominentes del sector del motor a nivel mundial, se vio afectado por una alta fiebre este jueves que obligó a la fiscalía a cancelar el interrogatorio previsto para ese día.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia