Dólar Obs: $ 672,26 | -0,02% IPSA 0,02%
Fondos Mutuos
UF: 27.553,34
IPC: -0,10%
Aeronaves de la Fuerza Aérea operadas en forma remota:

Visión infrarroja de drones militares permite detectar origen de incendios a 100 km

viernes, 11 de enero de 2019

JOSÉ MANUEL MUGA
Nacional
El Mercurio

En tiempo real, los Hermes Q900 alimentan una plataforma, compartida con la Conaf, que describe la ubicación y avance del fuego, así como accesos y fuentes de agua.



Desde un lugar que se mantiene bajo reserva, pilotos de la Fuerza Aérea están volando los vehículos aéreos no tripulados Hermes Q900, un arma de vigilancia e inteligencia que ahora ayuda a combatir con más precisión y efectividad los incendios forestales, que esta temporada han destruido casi ocho mil hectáreas, 14% menos que en el mismo período del año anterior.

Capaces de volar más de 24 horas seguidas a seis mil metros de altura, los drones de origen israelí tienen cámaras infrarrojas de alta definición que pueden detectar focos de fuego -incluso subterráneos y de noche- en un radio de 100 kilómetros.

Cuando descubren un siniestro, las aeronaves no tripuladas envían una señal de video en tiempo real a una plataforma de información geográfica en línea compartida con Conaf, donde se van completando distintas capas de información (ubicación y perímetro del foco, frente de avance de las llamas, caminos de acceso y fuentes de agua) para que los encargados del combate de incendios puedan planificar de manera óptima el trabajo de las brigadas y los medios que enviarán al lugar.

El comandante Cristián Cea Millar, coordinador general del protocolo entre las dos instituciones, explica que lo más relevante de la información que aportan los Hermes 900 "es que se puede hacer una radiografía del incendio, cosa que no se puede hacer en espectro visual (visión normal), ya que generalmente los focos están cubiertos de humo".

El ministro de Defensa, Alberto Espina, agrega que el Hermes tiene otra virtud: "Cuando va volando en trayecto a donde Conaf lo requiere, dado que filma en un radio de 100 kilómetros, permite detectar a quienes provocan los incendios".

En paralelo, los seis helicópteros MH-60M Black Hawk recibidos por la FACh en 2018 están cumpliendo su primera misión de apoyo a la comunidad, trasladando a brigadistas a los principales siniestros. "Si Conaf no contara con nuestro apoyo, ellos deberían derivar sus propios helicópteros a las tareas de traslado, en vez de estar combatiendo los incendios", plantea el comandante del Grupo de Aviación N {+o} 9, comandante de grupo Rodrigo Ceballos.

RESULTADOS

Desde diciembre, los Hermes han realizado 12 misiones, en las cuales han detectado seis focos de incendio y monitoreado otros 38 siniestros.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia