Dólar Obs: $ 766,76 | -0,25% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.293,52
IPC: 0,10%
IPEC, de GfK Adimark, llega a los 44,6 puntos en diciembre, completando caída de 8,5 puntos en 2018. Peores expectativas de largo plazo y en el empleo determinaron el retroceso de 2018. Aunque la tendencia es transversal en el país, los sectores ABC1 se mantienen en área optimista, mientras que en los grupos D y E dominan ampliamente las visiones negativas.

Confianza de los consumidores vuelve a caer y completa cinco meses en zona pesimista, igualando niveles previos a la elección de Piñera

lunes, 07 de enero de 2019

Felipe Aldunate M.
Economía y Negocios
El Mercurio




Terminó el año y la confianza de los consumidores no logró repuntar. Así lo muestra el índice de Percepción de la Economía (IPEC) que elabora mensualmente la firma de estudios GfK Adimark, y que en el mes de diciembre llegó a 44,6 puntos. El valor refleja una leve disminución frente a los 46,9 puntos del mes de noviembre, pero consolida la tendencia a la baja que se dio en 2018, luego de que el índice alcanzara en diciembre de 2017 su valor máximo en cuatro años de 53,1. De esta manera, el índice perdió 8,5 puntos en el año, su mayor caída anual desde 2014.

"El indicador muestra que se perdió todo el stock de confianza que este gobierno le generó a la población de Chile", dice Max Purcell, gerente general de GfK Adimark. "No obstante, los subindicadores muestran que la gente está más pesimista sobre los temas generales del país, pero no con aquellos que le afectan de manera directa a su persona o familia".

El índice se realiza a partir de una encuesta telefónica a 1.100 residentes de las principales ciudades de Chile, en la que se les pregunta sobre su percepción de la situación económica personal y del país, y si cree que estas van a mejorar. El índice, que se publica mensualmente desde 2002 -aunque su registro anual se inició en 1981-, se configura en torno a una línea neutral de 50 puntos. Este representa el nivel de equilibrio en el que el número de visiones positivas entre los encuestados es equivalente al de las percepciones negativas. Cuando el valor del índice está por sobre los 50, se señala que está en zona optimista. Cuando está por debajo, está en zona pesimista, pues predominan las percepciones y expectativas negativas.

Con el valor obtenido en diciembre, el índice completó cinco meses en zona pesimista, luego de haber entrado en esa área tras el importante retroceso de tres puntos de agosto pasado, el mayor declive en el año. El de diciembre se trata del valor más bajo en 16 meses, desde septiembre de 2017.

GfK Adimark señala que estos descensos son usuales en el primer año de asumido un gobierno, en el que las expectativas de un cambio de gestión se confrontan con la realidad. Así ocurrió, por ejemplo, en 2006 y 2014, los primeros años de los dos gobiernos de Michelle Bachelet. "Paso algo parecido en el primer gobierno de Piñera", dice Purcell. En este caso, la tendencia descendente en las expectativas ocurrió a partir de octubre de 2010, luego de la importante recuperación posterremoto y el rescate de los mineros.

Contrastes de expectativas

Pese a que el descenso en la confianza ha sido general, la percepción negativa no es transversal a todo el país. Los sectores socioeconómicos más altos, agrupados en el ABC1, se mantienen en zona optimista, con un índice de 51,3 puntos, mientras que los estratos D y E son los más pesimistas, con un índice que se mantiene por segundo mes en los 40,6 puntos. Por su parte, el sector C2 mostró el descenso más fuerte al retroceder desde 50,5 puntos hasta los 49,4 puntos. El C3, en cambio, fue el único que tuvo una mejora en el último mes de 2018, al pasar de 43,2 puntos a 44,2.

En el mes, el componente del IPEC que cayó más fuertemente fue "Percepción país", el cual sintetiza las respuestas sobre cómo evalúan el estado actual de la economía, con las alternativas de "buena", "regular" o "mala". En esta, el índice cayó en 3,1 puntos frente al mes anterior, con lo que llega a un valor de 44,5. Esta variación contrasta con la pregunta sobre "Situación personal actual", en la que se les pide a los encuestados señalar si la situación económica personal y familiar "es mejor, peor o igual a la de un año atrás". En este caso hubo una mejora de 3,3 puntos, con lo que el subindicador llegó a 44,5 puntos. "Las personas evalúan de manera diferente su estado personal, determinado por las cosas que perciben directamente, de la situación general del país, de las que se enteran de modo indirecto a través de los medios o las opiniones de sus referentes", dice Purcell. De hecho, el índice de "Situación personal actual" mejoró un punto en el año, mientras que el índice de "Situación país" cayó en 5,1 puntos.

No obstante, en el año, el componente que más cayó es la expectativa económica a cinco años: disminuyó en 25,9 puntos en 2018, llegando a 25,5 puntos. Es el más pesimista de los ámbitos medidos en el estudio.

Otro factor que retrocedió con fuerza en 2018 fue la expectativa del nivel del empleo ("¿Cree que en un año habrá más, igual o menos cesantía?"): cayó en 18,9 puntos. "Esto ha sido determinante para la evolución negativa del índice en 2018", dice Purcell. "No obstante, no debiera seguir cayendo: si las inversiones anunciadas se concretan y la gente empieza a percibirlas directamente, debiéramos ver al IPEC resurgiendo en 2019".

Los componentes que se mantuvieron en zona optimista en diciembre, son "Expectativa económica a 12 meses", que está en 52,6 puntos, pese a caer 13,6 puntos en el año, y "Situación de compra de artículos para el hogar", que está en 55,9 puntos, un aumento de 0,8 puntos frente al cierre del año anterior.

OTRAS BAJAS
En 2010 y 2011, los dos años iniciales de la primera administración de Sebastián Piñera, el IPEC cayó en 1,8 puntos y en 7,8 puntos, respectivamente.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia