Dólar Obs: $ 983,76 | 1,13% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 36.829,92
IPC: 0,70%
Aseguran que el Estado debe tomar un rol más fuerte en materia de política de suelos:

Expertos valoran estrategias para enfrentar campamentos, pero piden mayores cambios

lunes, 31 de diciembre de 2018

Valentina González
Nacional
El Mercurio

Ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg, planteó crear barrios transitorios y promover la política de arriendo con subsidio estatal como líneas de trabajo para paliar el alza explosiva de estos asentamientos.



A octubre de este año, existían 822 campamentos en Chile. Es la cifra que arrojó el nuevo catastro realizado por el Gobierno -el último se había hecho en 2011- y un recordatorio de que este tipo de asentamientos va en alza, al igual que la urgencia por resolver este problema.

En entrevista con "El Mercurio", el ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg, anticipó ayer algunas líneas en que trabajará la cartera para combatir esta realidad. "Hay que avanzar en temas que hoy no son utilizados, por ejemplo barrios transitorios", señaló la autoridad, añadiendo que otro camino para frenar el aumento de los campamentos sería el arriendo protegido.

Frente a estos lineamientos, expertos coinciden en que serían adecuados. "Estamos completamente de acuerdo con que esa es una de las estrategias, sobre todo para los campamentos que hoy están en zonas de riesgo", afirma Felipe Arteaga, director ejecutivo de la Fundación Vivienda, sobre la alternativa de impulsar barrios transitorios.

"Permiten organizar la demanda e identificar a las familias que de verdad están viviendo en condiciones precarias y buscan una vivienda definitiva", profundiza Arteaga.

"Lo que más se agradece es el ánimo y la voluntad de innovar en la materia. Hoy no tenemos ese tipo de instancia intermedia", señala, en tanto, el director ejecutivo de TECHO-Chile, Sebastián Bowen.

Sobre los arriendos protegidos, en tanto, añade que "esperamos que esta política busque, a través de un mercado justo, enfrentar el mercado negro que se está generando con los arriendos abusivos".

Para Luis Eduardo Bresciani, director de la Escuela de Arquitectura UC y expresidente del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano, son respuestas que pueden ser útiles, pero no serían las soluciones definitivas, al menos por sí solas: "En el corto plazo y mientras no existan reformas más profundas en materia de políticas de suelo, poder entregarle más recursos al Estado para que cree barrios que permitan viviendas en arriendo (protegido) o transitorias parece una solución acertada".

El mercado

Según Bresciani, el diagnóstico es correcto, pero faltan acciones más potentes. "El ministro tiene razón al decir que el aumento de los campamentos y los allegados se debe fundamentalmente al mercado del suelo. Es una afirmación muy importante, porque a partir de eso uno esperaría que el Gobierno tuviera más convicción en formular políticas más efectivas de suelo, que son las que finalmente van a resolver a largo plazo este problema", explica.

"Se requiere amplificar los instrumentos públicos que le permitan al Estado realmente intervenir dentro de la provisión de suelo bien localizado para la producción de viviendas. Es ahí donde está la clave, y eso requiere mucho más que incentivos, que es lo que hoy día se está proponiendo", profundiza.

Sí coincidió con Monckeberg en que los esfuerzos que se deben aunar provienen de múltiples sectores. "Concuerdo con el ministro, la única solución a largo plazo requiere la convergencia de la sociedad civil, los privados y mayores niveles de participación ciudadana, para darles legitimidad a las decisiones", plantea Bresciani.

Los años pasan, el problema continúa

Eduardo Frei Ruiz-Tagle y Ricardo Lagos intentaron hacerlo en sus gobiernos, pero no lograron acabar con los campamentos. La expresidenta Michelle Bachelet también asumió el desafío, pero sin éxito. El Presidente Sebastián Piñera, en su primera administración, dijo que quien lo sucediera en el cargo podría hacerlo; tampoco fue el caso.

¿Cuál ha sido el error? "En la medida en que no entendamos cuáles son las causas por las cuales una familia se va a un campamento, nunca se van a terminar (...) La clave está en abordar bien el problema de la mayoría de los sin vivienda hoy, que son los allegados", analiza Arteaga.

En la misma línea, Bowen asegura que "si nos pidieran un consejo, sería que también tratemos de poner fichas en atacar las causas de los campamentos. El arriendo protegido podría atacar parte de ellas".

Otro punto débil en la política habitacional, añade el director de TECHO-Chile, ha sido el acompañamiento a las familias, en el proceso de convertirse en un barrio o comunidad. "No debemos escatimar recursos, preocupación o prioridad en lo que es la habilitación social o la convivencia de las familias", enfatiza respecto a la posibilidad de impulsar barrios transitorios.

822
campamentos a nivel nacional reveló el catastro realizado este año por el Gobierno.

46.423
hogares hay en ellos, según el conteo que reflejó la situación hasta el mes de octubre.

165
asentamientos más surgieron desde 2011, año en que se hizo el registro anterior.

50
de los nuevos campamentos están en Antofagasta, región que tuvo el mayor aumento.



 Imprimir Noticia  Enviar Noticia