Dólar Obs: $ 699,52 | 0,11% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 27.831,06
IPC: 0,60%
2018: El año en que despertaron las empresas tradicionales chilenas?

sábado, 29 de diciembre de 2018

Economía y Negocios Online


Nathan Lustig Emprendedor y Socio de Magma Partners



Habrán más adquisiciones de startups este año? Esa fue mi pregunta en mi primera columna en El Mercurio en Enero 2016. Pensé que si habrían, pero la respuesta definitivamente fue no. Tuve razón eso, pero me adelanté dos años.


Aunque las inversiones en startups se han duplicado cada año desde 2014, no hubo muchas adquisiciones de startups en la región.



En mi columna de 2016 escribí, “en Estados Unidos las compañías grandes tienen mucho miedo de que una startup nueva comience a “quitarles” el mercado, reemplazando la compañía antigua. Ha pasado muchas veces en Estados Unidos con Amazon, Uber, Netflix y mucho otros”.



“Pero en Chile, ninguna startup ha realmente dañado, aún, a una compañía grande y éstas, aún, no tienen miedo de las startups. ¿Puede ser que el 2016 sea el año en que un emprendimiento empiece a tener suficiente éxito para “asustar” a una de las grandes compañías chilenas y esto motive una adquisición”?



Después de mi columna un amigo gerente de una empresa grande se rió de mí, diciendo que que las cosas no iban a cambiar rápido. Pensaba que nadie iba a venir a competir en Chile o iban a poder pelearles mano a mano cuando llegasen a Chile.



Fast forward a diciembre 2018. Hubo un punto de inflección: Falabella compró el ecommerce Linio en US$135M. Walmart compró Cornershop en $225M y vimos las primeras aquihires de empresas grandes comprando startups para su talento.



Las condiciones del mercado también han cambiado. Amazon ya despacha 50M de productos a Chile. AliExpress está mandando 30 mil paquetes diarios a Chile. Los grandes retails están asustados, y finalmente reaccionando.



Pero la mayoría de empresas grandes chilenas todavía creen que pueden hacer talleres de transformación digital, auspiciar eventos de emprendimiento y seguir con el mismo camino que todos sus pares también realizan, sin miedo de competir con startups nacionales o internacionales. Siguen con el producto o servicio de siempre, con el servicio al cliente que todos estamos acostumbrados.



Piensen en las grandes empresas chilenas. Cuáles realmente tienen una política de trabajar O adquirir startups? Falabella ha tomado los primeros pasos con Linio y BCI lanzó Mach. Pero la gran mayoría no hace nada más que pagar para tener la publicidad de aparecer en eventos de emprendimiento. Un buen ejemplo es en nuestro proveedor de internet en las oficinas de Magma Partners. Hemos tenido 3 periodos de más de una semana sin internet. Este empresa tiene un gran discurso de startups y hasta invierten para ayudar startups. Su programa es muy bueno, pero ni siquiera pueden tener internet funcionando todo el año, y tienen servicio al cliente horrible.



Puedo a la vez, pensar en casi todos los bancos que ni siquiera abren cuentas corrientes para la mayoría de chilenos, o darles un crédito justo, sin miles de papeles y burocracia.



Entonces repito mi pregunta: habrán más adquisiciones de startups en 2019? Será el año cuando empresas chilenas realmente sienten el dolor de competir contra startups nacionales e internacionales, y que se den finalmente cuenta que no pueden solo hacer discursos de emprendimiento, sino que realmente tienen que hacer mejoras exponenciales o van a morir, tal como las grandes en Estados Unidos.



 Imprimir Noticia  Enviar Noticia