Dólar Obs: $ 804,79 | 2,02% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 35.311,37
IPC: 0,30%
Andrea Repetto y debate por recursos para cambios al sistema de pensiones:

"La reforma previsional quizás tenga que financiarse con los recursos que disponen los mismos trabajadores"

domingo, 23 de diciembre de 2018

C. Agurto
Economía y Negocios Domingo
El Mercurio

La expresidenta del Consejo Fiscal Asesor critica otra de las reformas clave de la actual administración. "Las rebajas tributarias no se pagan solas", afirma. Además, cuenta detalles de su actual relación con la expresidenta Michelle Bachelet.



Andrea Repetto es una activa participante en el debate de políticas públicas, siempre desde la vereda de la centroizquierda. Sin embargo, es crítica de los conglomerados políticos que representan dicha sensibilidad. "La Concertación tuvo su ciclo, estuvo bien para sus tiempos, logró muchas cosas. Pero los tiempos de hoy requieren otra cosa, que no sé si lo representó la Nueva Mayoría. De hecho, ahora no existe".

La economista reconoce que las demandas de la ciudadanía han cambiado, al igual que el interés por la política. "Hoy me siento del mundo de la socialdemocracia, no sé quién representa eso en Chile", lanza.

Su interés por las políticas públicas la llevó a formar parte del equipo económico durante la segunda campaña presidencial de Michelle Bachelet. "Estaba colaborando porque creía que podría ser un buen gobierno", señala. Pero, plantea, fue un gobierno de luces y sombras. "Hubo demasiado voluntarismo, partieron con muchas cosas que no se conversaron antes (...) Tampoco se recogió la propuesta de reforma tributaria que nosotros hicimos, finalmente no es la que llevó el gobierno al Congreso", rememora. Respecto de su relación actual con la exmandataria, es tajante: "No tengo ni el teléfono, el e-mail , ni ninguna cosa".

Durante dicho gobierno formó parte del Consejo Fiscal Asesor (CFA), instancia técnica que presidió y que dejó en junio de este año, luego de concluir su período. Tras su salida se enfrascó en discrepancias con las actuales autoridades económicas por las cifras de gasto comprometido que había dejado el anterior gobierno. "Hoy tenemos un Consejo Fiscal cuyos integrantes son proporcionalmente más favorables al Gobierno y uno quisiera un CFA que mantuviera cierta distancia con el Gobierno", dice. Por esta razón, cree que el proyecto de ley que crea un consejo fiscal con mayor autonomía "va a reparar los entuertos que ha habido".

Repetto tampoco se ha mantenido al margen de la discusión de los proyectos más importantes de la actual administración: la reforma tributaria y de pensiones.

-Respecto del proyecto tributario, ¿qué temas surgen como intransables en la negociación entre la oposición y el Gobierno?

"Para la derecha es intransable la integración y para la izquierda, la norma antielusión. Habrá que crear un diálogo en torno de esas dos cosas. ¿Qué significa integrar? ¿A quién vas a integrar? ¿A todos? ¿A qué tasa? Hay espacio para conversar. Lo mismo con la norma antielusión, que tampoco se ha utilizado mucho hoy. Pero el hecho de que exista puede ser suficiente para prevenir conductas".

-¿A raíz de qué surgen las dudas por la eventual mayor recaudación de US$ 1.000 millones por vía de la boleta electrónica?

"Es necesario que el Senado o el Congreso tenga una capacidad de contrapeso de la Dipres. ¿Cómo hacen estas estimaciones? Si uno mira cuánto recaudó el voucher de las tarjetas de crédito y débito, entiendo que los cálculos del SII son de US$ 100 millones adicionales. ¿Cuánto más falta por recaudar, dado que ya eso existe? Las rebajas tributarias no se pagan solas. Está la idea de que se pueda generar nuevo crecimiento y con eso reducir los déficits fiscales y aumentar la recaudación, pero la experiencia reciente de Estados Unidos dice que no es así. Algunas de las preocupaciones más importantes, sobre todo por la situación fiscal estrecha en la que estamos hoy, es que no es evidente de dónde puedan venir holguras".

-La reforma de pensiones se pretende financiar con holguras futuras...

"No se entiende muy bien cuál es la situación fiscal desde el punto de vista del Gobierno. Un día hablan de que están en una situación restrictiva y otro día dicen que vamos a hacer otros gastos con holguras futuras. Además, sus cálculos son de muy corto plazo. El Observatorio del Gasto Fiscal ha hecho estimaciones más allá y muestran que eso no es tan evidente. La reforma de pensiones es importante, se requiere hacerla luego, y hay cosas que son súper razonables. Es necesario elevar la cotización previsional cuatro o cinco puntos, y quizás habrá que pensar que hay que seguir reajustando en el futuro, pero también existen dudas. Uno es el financiamiento, porque una vez que empiezas a gastar, es difícil parar. Esa es la experiencia de Chile desde el 2009. El gasto fiscal, con algunas excepciones, ha crecido de manera sistemática más arriba del PIB".

-En los últimos años había una especie de acuerdo en que, a gasto permanente, habría ingresos permanentes. Esto viene a romper esa tendencia de los últimos gobiernos. ¿Qué habrá que hacer para financiar el proyecto de pensiones?

"Primero, no hay que rebajar los impuestos. Hoy no tenemos una situación fiscal que permita hacer estas rebajas. Hay otros gastos que también hay que contener. Viene salud, eso es algo que deberíamos poner arriba de la mesa. La reforma previsional quizás tenga que financiarse con los recursos que disponen los mismos trabajadores. No es gratis para el Estado, porque el Estado también tiene trabajadores, y tiene que pagar esto".

-¿Aunque eso implica en la práctica generar un minisistema de reparto?

"Es un minirreparto, que el proyecto del gobierno anterior decía que se acababa en 2060, pero sabemos que en ese minuto también habrá una presión constante por mayores recursos. Eso es algo que tenemos que entender del sistema previsional. Vamos a tener que estar constantemente poniendo recursos, ya sea individuales o comunes, y que estas presiones no se van a acabar con este proyecto".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia