Dólar Obs: $ 678,77 | -0,17% IPSA 1,06%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
Solidaridad navideña en tiempos de crisis:

Cómo la Iglesia Católica busca recaudar fondos, en medio de su complejo momento institucional

jueves, 06 de diciembre de 2018

Valentina González
Nacional
El Mercurio

Los montos reunidos por el 1% que donan los fieles han caído, al igual que la confianza en la jerarquía eclesiástica. Sin embargo, el respaldo a obras solidarias continúa firme.



La Iglesia Católica de Chile vive una compleja realidad como institución. Así lo advierten estudios de opinión como la reciente Encuesta Bicentenario, que mostró una caída en la confianza por parte de la ciudadanía e incluso, los fieles.

Y aunque las cifras económicas de este año se conocerán en 2019, el balance más reciente del Arzobispado de Santiago -no existe un consolidado de todas las diócesis a nivel nacional- muestra que en paralelo al remezón institucional, ya se han observado cambios en el financiamiento eclesiástico.

El deber del 1%

Entre 2016 y 2017, los ingresos totales del Arzobispado de Santiago subieron de $10.337 a $11.074 millones, pero las donaciones provenientes del 1% mensual de cada fiel cayeron levemente, de $3.411 a $3.322 millones. Las donaciones privadas, en tanto, pasaron de representar el 41% del dinero recibido a solo un 11%.

Otras vías de ingresos cobraron un rol más relevante. Durante el mismo período, los fondos reunidos mediante el arriendo de propiedades pasaron de ser un 26% del total, a un 30%.

La página web dedicada a la donación del 1% en Santiago señala que, para los fieles, entregar mensualmente ese porcentaje de sus ingresos es un "deber de todos los católicos". La plataforma, además, precisa que esto no es reemplazable por donaciones a otras instituciones de beneficencia, "por muy meritorios y católicos que sean sus fines".

"Quien no contribuye con el 1%, de manera consciente, por descuido o por olvido, no está exento de falta moral o pecado, pues está dejando de cumplir un mandamiento expreso de la Iglesia", se enfatiza en una sección de "preguntas frecuentes".

Lo recaudado permite contribuir con la mantención de parroquias y capillas de la arquidiócesis y la realización de actividades pastorales. Una fracción (1%) va directamente a Roma, una vez al año y en forma de un "Aporte Papal", y un 2% se aporta a las causas -108, según consignaba el portal hasta ayer- del Tribunal Eclesiástico.

"Por los suelos"

Hace 25 años, en la Parroquia Nuestra Señora del Rosario, en Vitacura, nació la tradición de apoyar a otra comunidad eclesiástica más vulnerable, financiando cenas navideñas de familias con menos recursos.

La iniciativa escaló y se transformó en la hoy emblemática campaña "Navidad con el hermano", que coordina la Vicaría de la Pastoral Social Caritas del arzobispado. En 2016, 10.670 familias fueron beneficiadas y el año pasado, la cifra ascendió a 11.208.

"En estos años se ha mantenido el número de parroquias y personas donantes, las que aumentan son las que necesitan", plantea Jorge Muñoz SJ, vicario de la Pastoral Social Caritas. Por esto, explica, la recaudación que hasta ahora solo se hacía en el ámbito parroquial, se complementará por primera vez con lo reunido a través de un sitio web para que empresas (acogiéndose a la ley de donaciones) y personas naturales (creyentes o no), puedan hacer sus aportes monetarios.

"Hay datos objetivos: la credibilidad y la confiabilidad en la iglesia jerárquica están por los suelos. Pero, por otro lado, si vas a las parroquias más pobres y sencillas, no ha disminuido la gente que va los domingos", asegura Muñoz. Respecto de lo que pueda pasar en la Navidad de este año, dice que "juega al optimista".

"No se ha percibido una baja en la generosidad... Ahí ocurre un milagro. Creo que si bien sabemos que el Domingo de Ramos es el día en que más gente va a misa, la otra fecha que produce algo en el corazón de creyentes y no creyentes, es la Navidad", afirma.

Muñoz asegura que internet jugará un rol crucial en la difusión de la campaña: "Las redes sociales son una clave. Basta que yo reciba un WhatsApp y lo replique a todos mis contactos".

A Roma
Anualmente, las diócesis envían el 1% de lo recaudado cada mes al Vaticano como "Aporte Papal".

$11.074
millones recaudó el Arzobispado de Santiago en 2017.

44.393
personas contribuyeron con el 1% de sus ingresos en la arquidiócesis.

$3.322
millones se reunieron por esta vía de colaboración de los fieles.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia