Dólar Obs: $ 790,82 | 1,16% IPSA -0,25%
Fondos Mutuos
UF: 28.684,10
IPC: -0,10%
Programa nacional del Inach alcanza récord de 105 estudios esta temporada:

Ciencia antártica gana más atención por mayor sensibilidad pública al cambio climático

miércoles, 05 de diciembre de 2018

Richard García
Vida Ciencia Tecnología
El Mercurio

Más de un 50% del trabajo está relacionado con biología molecular y biotecnología, como también la respuesta de especies terrestres y marinas frente a los cambios previstos en la temperatura.



En pleno despliegue está la campaña antártica 2018-2019 del Instituto Antártico Chileno (Inach). Desde noviembre, cuando comenzó el desplazamiento de científicos al continente helado, su número alcanzará su mayor magnitud este mes. La cantidad que viajará en total (250) es levemente superior a la del año pasado, pero cuenta con alrededor de un 15% más de presupuesto para sus investigaciones, según detalla su director el paleontólogo Marcelo Leppe.

¿Qué ha cambiado en favor de la ciencia antártica en estos años respecto de otras áreas? Para Angélica Casanova, bióloga de la Universidad Católica de Temuco lo clave es el cambio climático. "La gente está más perceptiva a lo que ocurre con la Antártica", dice. Por ejemplo, ella trabajará en la isla Decepción estudiando la relación de las pingüineras con la vegetación antártica (microalgas, musgos y líquenes) y el impacto que el cambio de temperatura podría tener en ese ecosistema.

Más de un 50% de los estudios programados son investigaciones relacionadas con biología molecular y biotecnología, destacando también la biología de ambientes terrestres y marinos en respuesta al cambio climático. Además habrá investigaciones sobre glaciología y seguirán sumando antecedentes para la creación de un área marina protegida compartida con Argentina.

Este año el número de investigaciones, tanto en laboratorio como en terreno, alcanza un número inédito: 105. "Esto nos pone a la vanguardia en el número de proyectos por país a nivel internacional", destaca Leppe. El año también ha sido mejor desde el punto de vista logístico. En 2017 el Ministerio de Defensa decidió suspender las operaciones a Glaciar Unión por no disponer de los $1.400 millones necesarios para los vuelos. Inmediatamente las quejas se hicieron sentir por la comunidad científica, que dependía de ese transporte para llegar a hacer sus investigaciones allá. Defensa escuchó los reclamos y este año restituyó los fondos para esta misión estratégica, lo que permitió que viajaran 16 científicos, ocho de los cuales retornan esta semana.

"El presupuesto subió un poco, pero no es un incremento sustancial", opina Humberto González, director del Centro IDEAL, liderado por la U. Austral. "En general ha habido buena gestión del Inach, que mueve toda la logística, pero estamos concentrados en áreas puntuales, mientras los países más grandes llegan con enormes embarcaciones y cubren áreas gigantescas".

''Queremos no solo incrementar el número de publicaciones científicas sobre la Antártica, sino también el índice de impacto de las mismas".

MARCELO LEPPE Director Inach 

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia