Dólar Obs: $ 697,23 | 0,09% IPSA -0,23%
Fondos Mutuos
UF: 27.738,41
IPC: 0,50%
Pese a su mayor presencia en altos cargos:

Baja cantidad de mujeres percibidas como líderes abre debate sobre visibilidad del rol femenino en empresas

lunes, 26 de noviembre de 2018

Constanza Garín y Rocío Vargas
Economía y Negocios
El Mercurio

Empresarias y ejecutivas que integraron el listado Merco de reputación piden reforzar, aún más, la diversidad de género en las corporaciones.



Solo seis mujeres fueron destacadas dentro del ranking de los 100 líderes con mejor reputación, realizado por la firma española Monitor Empresarial de Reputación (Merco) y dado a conocer el martes pasado. El bajo reconocimiento que mostró este estudio, el cual se realiza a partir de la recopilación de la opinión de ejecutivos y líderes sindicales, generó un debate sobre la cantidad y visibilidad de las mujeres que asumen altos cargos empresariales.

"No es que no haya mujeres en el mundo empresarial", dice Alejandra Mustakis, presidenta de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), quien agrega: "Hay muchas increíbles, pero hemos tenido poca visibilidad".

En esta misma línea, la gerenta general de Acción Empresas, Marcela Bravo, quien también consiguió una posición entre los 100 líderes reconocidos, postula que si las mujeres no son presentadas para esos cargos, es muy difícil que se les pueda reconocer. "Eso habla de la necesidad de seguir creciendo en el número de mujeres", comenta.

De hecho, surgen críticas hacia las empresas que, pese a haber incorporado mujeres en áreas de liderazgo, lo hayan hecho en pocas dosis. "Aquellas empresas que han incorporado mujeres no estarían consiguiendo los beneficios necesarios al hacerlo a tan baja escala", dice Janet Awad, country manager de Sodexo, vicepresidenta de la Sofofa, y también reconocida en el estudio de Merco.

La ausencia de mujeres ha sido una característica en la percepción reflejada en este reporte. En los informes de 2010 y 2011, ninguna mujer estuvo dentro de las personalidades reconocidas, y no fue sino hasta 2012 que nombraron a cuatro. A pesar de que el reporte más reciente mostró un avance, a algunos conocedores del tema les llama la atención que siga siendo tan poco, pese a que el problema lleva varios años en discusión.

Es lo que cree Eric Parrado, extitular de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF), y quien ha sido un activo impulsor de la agenda de paridad de género en el mundo empresarial. El economista dice que la ausencia de mujeres en medios de comunicación y seminarios es una de las causas de la poca visibilidad de ellas ante la opinión pública.

"Hoy existen muchas mujeres que son líderes en su área de expertise que no aparecen destacadas, porque no están presentes en las actividades empresariales, y el conocimiento se da a través de los eventos masivos", dice el exsuperintendente. "Obviamente, al hacer consultas, la reacción inmediata es a lo que tenemos más cerca de nuestra memoria", sostiene Parrado.

A nivel internacional -según los resultados de este año-, la situación mejora, pero la incidencia de la mujer sigue siendo baja.

España tiene la mayor cifra, con 21 mujeres en el Top 100. Le sigue Perú, con 14, y luego México, con 11. Argentina es el único país encuestado con menos representantes que Chile, con cuatro.

"Tenemos un rezago de muchos años y es hora de ponerse al día. No puede ser que hoy los cargos más importantes sigan llenándose solo con el círculo de confianza y que la meritocracia no esté siendo pareja entre hombres y mujeres", explica la secretaria ejecutiva de Iniciativa Paridad de Género (IPG), Alejandra Sepúlveda.

Una ley de cuotas suena como posible vía para mejorar la poca equidad que existe en cargos de alto rango en las organizaciones. La titular de Acción Empresas, Marcela Bravo, advierte que es necesario avanzar en este tipo de leyes porque, de esta forma, se plantea una meta al respecto.

"Si no presionamos, nos vamos a demorar demasiados años en acortar esta brecha", dice, haciendo alusión a que las organizaciones deberían ser capaces de darse cuenta de que la presencia femenina genera valor, tanto en competitividad como en innovación y flexibilidad.

Parrado, quien abogó por estos temas durante su gestión en la SBIF, cree que para que estos cambios efectivamente ocurran, las empresas "deben estar convencidas de los beneficios de la diversidad" y confiar plenamente en la idea. "Es necesario cambiar los sesgos inconscientes en contra de la mujer a sesgos conscientes a favor de ella. Todos somos responsables de alguna manera", concluye el economista.

APARICIÓN DE MUJERES_ Por primera vez en 2012 fueron nombradas mujeres en el ranking Merco. En esa oportunidad, hubo cuatro destacadas.

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia