Dólar Obs: $ 678,77 | -0,17% IPSA 1,06%
Fondos Mutuos
UF: 27.565,79
IPC: 0,00%
"La oposición quería una cabeza porque hoy no tiene relato, para qué andamos con cosas"

domingo, 25 de noviembre de 2018

Andrés López, desde La Araucanía.
El_Mercurio

Luis Mayol, exintendente de La Araucanía. El abogado señala que jamás habló de antecedentes "penales" respecto de Camilo Catrillanca; revela que le gustaría competir por una gobernación, y relata su conversación privada con Piñera en la que dimitió: "Si esto le sirve Presidente, por favor con la mayor libertad, aquí está mi cargo".

Luis Mayol, intendente de La Araucanía desde el 11 de marzo hasta el martes 20 de noviembre, se enteró de la muerte de Camilo Catrillanca por el aviso que le dio Carabineros, que le debía informar de cualquier hecho delictual o que causara conmoción o desorden público.

-Se me informó que se había dado aviso de un asalto con robo de automóviles a cuatro docentes de una escuela ubicada en Quechereguas, Escuela Santa Rosa, y que Carabineros había iniciado de inmediato la búsqueda y persecución de los delincuentes, que había un helicóptero estacionado en Ercilla -en el Grupo de Orden y Seguridad que tiene Carabineros que queda muy cerca, en Pailahueque- y que este helicóptero había empezado a seguir a estos autos, que habían llegado hasta el sector de Temucuicui, donde habían ingresado.

Luis Mayol, 65 años, abogado de profesión, relata los hechos que cambiarían el curso de la semana y de su vida política sentado en un café a dos cuadras de la intendencia ubicada en Temuco. Se toma un capuchino, se ve tranquilo, pero dolido.

-¿Es este su momento más complejo en política?

-A ver, como me decía un viejo político ayer -he recibido 1.500 WhatsApp de apoyo-, "estas son las reglas no escritas y ocultas de la política", y lo tengo claro, si no estoy metido hace dos días en esto, fui dirigente gremial, ministro, fundador y vicepresidente del partido más grande que hay en Chile durante 3 años, conozco a todos los parlamentarios, sé que es así, y como decía un muy buen amigo mío, senador, socio muchos años, "la política es sin llorar". Yo, que fui rugbista toda la vida, lo tengo súper claro.

Mayol fue ministro de Agricultura de Piñera en su primer gobierno y ahora estaba absolutamente a sus anchas en la intendencia.

-Muy poco después -sigue su relato- llegaron los vehículos, que eran estas camionetas de Carabineros, RAM que se llaman. El helicóptero siguió a los vehículos, seguramente las personas que los conducían se dieron cuenta de que los venían siguiendo y los abandonaron a un costado del camino, según la información que tengo. Se bajaron y arrancaron. Las camionetas se encontraron con que el camino estaba bloqueado por árboles. Recibieron fuego cruzado, está la fotografía de cómo quedaron esas camionetas, y procedieron a tratar de despejar el camino y cuatro personas de este grupo especializado, cuatro carabineros, iniciaron un ingreso por el camino a pie. Ahí tengo entendido que se produjo el desenlace posterior donde lamentablemente... Digo lamentablemente, porque todos sentimos la muerte de esta persona, también tengo hijos y es muy doloroso para cualquier familia que fallezca un hijo... Pero usted me está preguntando por hechos concretos, y la información que se me dio fue esa. Y en virtud de esa información que recibí, y que da cuenta en detalle de un hecho de delincuencia común, como es el robo de vehículos, informé como representante del Gobierno a las tres horas de ocurrido el hecho, ya que había mucha conmoción. Estaban los periodistas preguntando, la gente nerviosa y, consultado con Santiago, me dijeron que obviamente diera una información.

-¿Y usted le dijo a La Moneda lo que iba a decir?

-Dije que iba a dar cuenta del parte de Carabineros, que fue lo que me dijeron que tenía que hacer. Transcribí casi mentalmente el parte. Y si ve todas las declaraciones y las transcripciones de la televisión, porque se vio en directo por un canal de televisión, va a ver que es lo que le acabo de decir.

-Lo que aparece es que usted dijo que Camilo Catrillanca tenía antecedentes penales, siendo que no los tenía, porque eran policiales.

-Sí, pero si usted ve las transcripciones -yo lo he hecho 20 veces, pero estas son las cosas de posverdad que instalan algunas personas después-, dije, textualmente, a una pregunta que se me hizo: "Tenía antecedentes por receptación de vehículo y había sido detenido", punto, no dije nada más. Ahora, una palabra más, una palabra menos... pero eso fue lo que más menos señalé.

-Y ahora, mirando ex post lo que ocurrió, ¿asume algún error al haber dado esa información?

-No, es que yo no dije nada. Dicen que yo dije que estaba vinculado con el asalto, ¡jamás! Si usted lee, no dije eso. Dije: "El sujeto que resultó fallecido tenía antecedentes por receptación de vehículos", punto. Hay antecedentes penales y policiales, este es un antecedente policial, y que además es efectivo: esto ocurrió el 20 de octubre, en que fue detenido, conjuntamente con el otro joven de 15 años que también estaba en el tractor, más cuatro personas, fueron detenidos por Carabineros y el parte dice que era un vehículo robado y que estaban alteradas las placas. Yo no dije nada más.

-Pero usted dijo antecedentes penales...

-No. Jamás dije antecedentes penales. Por favor, vean la declaración, y dije: "Antecedentes por receptación de vehículos", punto.

-Y ahora, viendo todo lo que se generó, ¿no debería haber esperado un poco más antes de salir a hablar?

-No, porque en ese momento había una situación de conmoción, de inseguridad, había muchas especulaciones respecto a lo que había ocurrido. Hay que estar en la zona. Cuando esto uno lo mira desde afuera, desde Santiago, sentado en una oficina con un café, desde el Parlamento, es bastante distinto de cuando está aquí en la zona. Y cuando ve a la gente preocupada, los periodistas preguntando, se empieza a especular respecto de lo que ocurrió, lo mejor es aclararlo. ¿Y cómo lo puede aclarar la autoridad? Transcribiendo la información que tiene Carabineros. Si es la autoridad que a uno lo informa de los hechos de esta naturaleza. Uno no tiene otra información. Eso es lo que corresponde además desde el punto de vista legal-normativo.

-Pero finalmente fue esa vocería la que ocuparon para postular una destitución. ¿Hace algún tipo de autocrítica respecto a cómo se manejó el tema?

-Respecto a esa situación puntual de las declaraciones que hice inmediatamente después de lo ocurrido, no sé qué autocrítica puedo hacer, porque yo transcribí casi literalmente el parte que yo tenía de Carabineros. Y lo que tergiversaron muchos medios y muchos políticos en forma mañosa e interesada está en las transcripciones. No dije ni penales, ni ninguna cosa, y no hablé de nada más. Y eso es, a una pregunta en una conferencia, una información real. Ahora, todo lo que ocurrió después es condenable absolutamente. Si hay carabineros que mintieron, adulteraron pruebas, es absolutamente condenable. Y es por ello que el Gobierno no lo dudó, y dentro de las 24 horas siguientes aplicó las sanciones que correspondían.

-Pero acá no estamos hablando solo de destrucción de pruebas, estamos hablando de un homicidio...

-Bueno, es que si es así, yo lo condeno. Pero soy abogado, no voy a prejuzgar antes de que tengamos la información y esté en los tribunales. No voy a adjudicar en este momento comisiones de delito, ni imputaciones, ni aseveraciones si no tengo la información completa.

-Ayer en una querella que ingresó el INDH se solicitaba su declaración en las tres causas que se están llevando a cabo. ¿Está dispuesto a ir?

-Creo en el Estado de Derecho más que nadie. Si me solicitan declarar... ahora, no sé por qué podría declarar, pero bueno... tengo que hacerlo nomás, no voy a evadir una cosa de esa naturaleza, sobre todo si tengo la conciencia tranquila... no sé qué pueda tener que ver yo en eso.

"Presidente, aquí está mi cargo"

-¿A usted le pidieron la renuncia o la presentó?

-Uno tiene cierta experiencia, y cuando ve las intenciones políticas, en este caso de la oposición... La oposición quería una cabeza porque hoy no tiene relato, para qué andamos con cosas. Está dividida, la misma Democracia Cristiana tiene los problemas que tiene. Era la oportunidad de tener alguna figuración política a nivel nacional, tener minutos de figuración también, y la DC se dio este gustito. Hay muchas personas de la DC que conozco, que supuestamente son amigos míos, que dijeron "bueno, sorry , así es la política".

-¿Quién?

-No voy a decir nombres, así es la política y ellos tuvieron la oportunidad de unir a la oposición en contra del Gobierno, en torno a un tema que era nacional. Y querían una cabeza, y se dieron cuenta de que una forma rápida era la del intendente. Y como alguna experiencia tengo en esto, me di cuenta también de que era una forma de descomprimir la situación que había y poder generar una en que la región pueda retomar la senda por la cual estábamos transitando, de crecimiento, tranquilidad. A lo mejor era darle el gusto a la oposición, dar un paso al lado... Yo lo pensé en un momento, dije: "Oiga, pero si yo no he hecho nada, no soy culpable de nada, doy la pelea, voy al Parlamento", pero eso, ¿qué iba a significar? Iba a tener expuesto a mi gobierno durante un mes, mes y medio, a una discusión pública que iba a ser la única noticia nacional y a la región, a lo mejor, estancada. Entonces dije: "Tal como dos veces he asumido puestos de gobierno para hacerle un servicio a la patria, lo vuelvo a hacer. Si esto le sirve Presidente, le dije, por favor con la mayor libertad, aquí está mi cargo".

-¿Qué le dijo el Presidente?

-El Presidente fue bastante honesto. Me dijo: "Mire, obviamente el análisis que usted hace es correcto, pero tiene mi respaldo. Si usted quiere dar la pelea, dela y tiene mi apoyo". Entonces, le dije: "Presidente, esta gente está pidiendo la cabeza del ministro del Interior, mi cabeza y no sé qué otras más, y esto a usted le va a causar mucho problema y a mí lo que me interesa es que siga fluyendo lo que estaba pasando aquí en La Araucanía. Que este gobierno no tenga un entorpecimiento mayor a nivel nacional, dado que está con proyectos de ley, con planes súper contundentes para que este país siga creciendo. No quiero ser un factor, así que agradezco mucho, aquí está mi cargo, no tengo ambiciones, tengo hartas otras cosas que hacer. Si yo para venirme acá tuve que dejar mil cosas, así que no me voy a quedar ahora en la casa fumándome un cigarro, tomándome un café aburrido, pierda cuidado, que tengo harto que hacer".

-¿Esperaba más apoyo del Gobierno respecto a este tema? Porque algunos ministros...

-No. Todos los ministros, subsecretarios de ahora, del gobierno anterior, gobernadores, parlamentarios, todos me han mandado su apoyo y agradecimiento por escrito y por llamadas por teléfono.

-¿Y cómo tomó las palabras del ministro de Justicia, Hernán Larraín, porque él fue bien crítico en esta situación en los días de la crisis?

-Un tremendo error. No solamente respecto de mi participación, sino del Gobierno en general. Porque puso en duda un proyecto que es el Plan Impulso. Reconozco hidalgamente que me llamó por teléfono para pedirme disculpas, (decirme) que en realidad él no había querido decir eso.

-¿Cree que eso generó un daño?

-Creo que es muy potente lo que se está haciendo, y la gente hoy día es lo que valora más. De repente los políticos se desvinculan de lo que es el sentido común, por eso pido a los políticos que estén más en terreno, se vinculen con la gente. Hay una diputada de esta zona, que es la que más me ha criticado, que es del otro lado, que no la he visto nunca, ¡nunca!, en una entrega de viviendas, en una firma de mensajes, ¡jamás! Pero quiero decir que incluso algunos políticos de oposición me han mandado su apoyo, y aquí quiero resaltar a los miembros del Partido Radical, que no se sumaron al proyecto de acusación constitucional, y dentro de ellos, a la nobleza del diputado de la zona, que la conoce, que es Fernando Meza.

-¿Esperaba que fuera la DC la que hiciera esta acusación constitucional y no un partido de izquierda?

-No, porque hay muchos parlamentarios DC que me conocen de hace mucho tiempo y saben que lo que se estaba haciendo acá era un beneficio muy grande para la región. Pero también entiendo que cuando la política mete la cola, hay otra serie de valores y relaciones que quedan en segundo plano de inmediato.

-O sea, ¿usted pretende decir que la DC ocupó su figura como trampolín político?

-No. Pero para obtener un beneficio político circunstancial. Y yo no les quise dar el gusto nomás.

-¿Cómo evalúa el apoyo que le dio Chile Vamos?

-Absoluto, desde la directiva del partido al que pertenezco, la UDI, desde su presidenta que me llamó inmediatamente, a sus parlamentarios, me han llamado todos. De Evópoli, quiero reconocer también, el senador Kast me llamó de inmediato también dando su apoyo, y quiero señalar -porque no tengo pelos en la lengua- que me hubiera gustado de los diputados de Evópoli, hay una persona que fue intendente, que no solamente no me dio el apoyo, sino que me puso siempre problemas.

-Habla de Andrés Molina...

-Efectivamente, y lo digo porque las cosas hay que decirlas. Nunca cuando fui intendente, porque ya no soy desde anoche, le hice ninguna crítica pública a ningún parlamentario. En política y en la vida, mi la lealtad es algo que no tranzo.

Los loncos de Temucuicui

-¿Qué le parece haberse convertido en el fusible para enfrentar la crisis?

-En el niño símbolo... (sonríe). Uno cuando entra a estos cargos sabe que estas cosas pueden ocurrir. Lo que yo siento es no haber podido ejecutar este tremendo plan que estamos haciendo.

-¿Y lo llamaron loncos?

-Muchos, muchísimos. Me dijeron que lamentaban tanto esto, porque estábamos trabajando tan bien. Estoy trabajando con muchos grupos mapuches, pero con un compromiso con ellos, no con la prensa, en privado. Visitaba todos los días comunidades. Y eso es el agradecimiento que recibí hoy, porque el pueblo mapuche quiere tranquilidad, quiere que se le solucionen sus problemas más urgentes: caminos, agua potable, oportunidades para hacer cosas. Hicimos este Plan Araucanía que tenía 3 ejes: agrícola, turismo y energías renovables. Por ejemplo, acabamos de aprobar en Collipulli un proyecto de una empresa alemana de 500 millones de dólares, en que el que negoció por las comunidades aledañas para tener una vinculación con ellos, recibir una ayuda social todos los años, fue don Víctor Ancalaf, pero esto nadie lo sabe, porque para lograr los objetivos que nos propusimos yo mismo exigí que fuera en privado, no por los diarios.

-¿Y qué quedó pendiente ahora con su salida?

-Yo creo que el intendente que me va a reemplazar, Jorge Atton, a quien conozco mucho, es una persona muy ejecutiva y conocedora también de la región. Y va a poder seguir un proyecto que ya está funcionando. Tenemos un equipo de seremis, de Gobierno, que está apoyando este Plan Araucanía, que es transversal, no es político, y le va a ser de gran ayuda. El tema delincuencia común y violencia rural, estoy convencido de que se va a decantar, porque esto está focalizado en un lugar nomás de La Araucanía, La Araucanía es muy grande, tiene 950 mil habitantes, y esto está focalizado en un lugar de Ercilla y Collipulli. A eso hay que darle un tratamiento, hay que tener mucho diálogo, mucha conversación. Porque también esa gente... yo he recibido el mensaje de todos lados, de los loncos de Temucuicui, que quieren integrarse también al desarrollo, manteniendo su cultura, su costumbre.

-Es una comunidad, pero el tema ha despertado molestia nacional y se ha generado una crítica, y también una seguidilla de atentados en la zona en varios lugares.

-Hay una molestia nacional porque la gente no vive acá en La Araucanía... La visión desde afuera con la que hay de adentro es totalmente distinta.

-Los atentados aumentaron.

-Por eso le digo, hay un hecho en este momento que fue grave, pero es un grupo súper minoritario. Le puedo decir que los mensajes de las organizaciones mapuches, de los loncos, que me han llegado... es que por favor continuemos en esta senda de tener paz y poder salir del estado de rezago en el que nos encontramos.

-¿Usted aceptaría un nuevo cargo en el Gobierno, más adelante?

-A mí siempre que el Presidente de la República de mi sector me pide que haga un servicio a la patria, me cuesta mucho decirle que no. Lo digo derechamente. Hay que ver de qué se trata, pero tengo una formación republicana, y la antepongo a cualquier interés personal para poder servir al país, y he demostrado que siempre lo he hecho así.

-¿Qué opinión le merece la declaración que hizo el padre de Camilo Catrillanca al señalar que usted se arrancó casi como una rata?

-Lo tomo como de una persona que está muy dolida porque le ocurrió eso a su hijo. El mensaje que le doy es de apoyo, de dolor. La muerte es lo más doloroso que puede tener un padre, por eso que lo entiendo, y públicamente le doy mi pésame. No me pierdo ni un minuto en eso, no me puedo perder.

-Héctor Llaitul en el funeral fue bien crítico con lo que ocurrió. ¿Usted cree que esto va a generar un endurecimiento en la posición de la CAM?

-Creo que no. Pienso que lo que va a primar es el sentimiento mayoritario del pueblo mapuche de incorporarse al desarrollo; que se solucionen sus problemas más inmediatos: agua potable, caminos, poder tener emprendimientos, una mejor educación, una mejor salud. Eso es lo que incluye el Plan Impulso. El resto es un grupo que hace mucho tiempo está desvinculado de lo que podemos llamar el Estado de Derecho.

-Pero son esos grupos los que generan la sensación de inseguridad.

-Es que generan la violencia, pero en la medida que generemos un desarrollo productivo, y la gente vea que esa actitud de ellos perjudica la solución a sus problemas reales, solo se van a ir desvinculando. Yo creo en la democracia.

"No sé qué autocrítica puedo hacer, porque yo transcribí casi literalmente el parte que tenía de Carabineros".

"Le dije, "Presidente, esta gente está pidiendo la cabeza del ministro del Interior, mi cabeza y no sé qué otras más, y esto a usted le va a causar mucho problema"".

"Muchas personas de la DC que yo conozco, que supuestamente son amigos míos, que dijeron "bueno, sorry, así es la política"".

 Imprimir Noticia  Enviar Noticia